LOS IDENTIFICADOS (3 PARTE)

“Investigar es ver lo que todos han visto
y pensar lo que los demas no han pensado”.

A. Szent-Giorgyi
EDITORIAL
Congreso de Ufologia

Entre el 10 y el 13 de junio ultimo se llevo a cabo en Curitiba (PR), Brasil, la “II Conferencia Internacional de Ufologia” en coincidencia con el “XI Congresso Brasi­leiro de Ufologia Cientifica”, promovidos por el Nucleo de Pesquisa Ufologica, que dirige Rafael Cury, y la Associação Nacional dos Ufologos do Brasil (ANUB), entidad que congrega a la mayoria de los pesquisadores de ese pais. El encuentro, en su II y XI edicion, es el mas importante que se realiza en Brasil. Fue precedido por la I Confe­rencia celebrada en Brasilia (1983) y por el I Congresso inaugural en São Paulo, en 1979 (al que tambien asistimos), seguido de otros de caracter nacional en distintas ciudades de su extenso territorio.

El marco de tan singular evento, que conto con el apoyo de numerosos organismos oficiales (Prefeitura Municipal de Curitiba, Secretaria de Cultura, Secretaria de Ciência e Tecnologia, etc.), ha sido el magnifico Auditorio do Edificio Castelo Branco, reuniendo en cada agotadora jornada a mas de 400 personas.

Curitiba, una sorprendente ciudad del Estado de Parana, premiada por la cumbre ecologica, recibio a los ediles de la ufologia brasileña, y a algunos extranjeros que iriamos a aportar una vision avanzada sobre las nuevas tendencias en este campo.

Brasil, un pais donde conviven las mas distintas etnias, credos y costumbres, la “ufologia” -tal como alla se la conoce- se compone asi, respetuosa, de diferentes lineas de pensamiento que permiten escucharse entre si, teniendo en comun y genericamen­te la busqueda del conocimiento sobre el problema. Aun cuando la denominada corriente “mistica” (espiritualista) se fundamenta en la revelacion de sus contactados, y la llamada “cientifica” (a la que prefiero citar como racionalista) en los metodos inductivos y deductivos. Aun cuando sus puntos de partida (principios, axiomas) y objetivos con­cretos resulten diferentes.

Asi, pues, observe que el tema actual de la investigacion es -como ocurre en otras partes del mundo- la abduccion, o secuestro por parte de los supuestos alienigenas, y la hipotesis especulativa mas prolifera lo constituye la masificacion de tales secuestros, con el subsiguiente implante de micro-sistemas y la manipulacion genetica de los presuntos contactados, a traves de generaciones tendiente a una nueva raza. Esta nueva lucubracion (que sacudiria, quizas, a la tradicional ufologia brasileña), originaria de los Estados Unidos, viene de la mano de los actuales desarrollos en materia de computacion e ingenieria genetica, con una componente algo paranoica: el control y programacion de la especie humana. Ya no se trata, como en los años 50 o 60, de los ET que estaban alla, a la vista de los testigos; tampoco como en los 70, e incluso los 80, en que abundan los contactos extrasensoriales (telepaticos) junto a una nutri­da produccion de libros y filmes alegoricos. Caido el muro de Ber1in y alejado el pe­ligro rojo (sic), surgen los grises, el extraterrestre no esta ni remoto ni cercano, ¡ya esta dentro de la cabeza!, manipulando no solo a un puñado de individuos, sino a una parte sustancial de la sociedad que estaria siendo programada, como una moderna posesi6n demoniaca de alcance mundial. De ahi que si uno de estos tantos millones de ab­ducidos deseare rebelarse, comienzan para el las complicaciones.

Veamos algunos de los peligros que este disparate colectivo entraña: sentimientos persecutorios o de extrañeza, despersonalizacion, perdida del juicio de realidad, vi­vencia de influencia (corporal y psiquica), temor o expectacion ansiosa, y todo un conjunto de trastornos sensoriales, volitivos, afectivos y del curso del pensamiento.

A fin de cuentas, son intrusos habitando en el cerebro.

Queda la impresion de asistir a los prolegomenos de un extraordinario movimiento con un efecto de bola de nieve. Aun mas: si usted responde a un cuestionario-test (al mejor estilo de las revistas Para ti o Vosotras), puede convertirse en un “abducido potencial”; de ahi en mas ya podra pensar que usted ha si­do abducido por los alienigenas, un probable cobayo humano dispuesto a ingresar en un grupo configurado al modo de alcoholicos u obesos anonimos, donde hallara otros sujetos que le disiparan sus dudas, ratificandole su condicion de abducido.

Constituye tambien el potencial sequito de alguna nefasta secta platillista, capaz de cumplir obedientemente lo que los ET les “impartieron”, no siendo ya dueños de su voluntad. Aunque sin el cebo del platillo, recuerdese a J. Jones o a D. Koresh


Los ufologos R. Banchs, Budd Hopkins -el guru de las abducciones- y Rafael Cury, medido anfitrion del congreso de Curitiba, BR.

Budd Hopkins, director ejecutivo de la Intruders Foundation y figura estelar de esta creencia de moda, estuvo presente en el congreso celebrado en Brasil. Alli expuso en avant premier de un seguro libro, el polemico caso (al menos en los Estados Unidos) de abduccion de una mujer ocurrido en un alto edificio. Hablo de otros testigos (dos policias y un importante politico, diplomatico) y de un supuesto implante electronico que termino perdiendose en un bote de basura. Curiosa combinacion de testigos nos ofrece Hopkins: una mujer de una familia tipo, dos miembros de las fuerzas de seguridad y un representante del poder politico internacional. Todo ello en un pais hegemonico y de alta seguridad. Su conferencia hubiera estado a la altura de las circunstancias, te­niendo en cuenta la espectacular noticia, si su trabajo investigativo incluyera la identidad de todos los testigos y, por supuesto, su confirmacion.

Tampoco puede pasar desapercibido que su relato aparece junto a las altisonantes voces de Milton Cooper, con sus ideas conspiratorias de ET dominando la Tierra median­te un Nuevo Orden Mundial (tema del congreso de Arizona, en 1991), y de William Moore, con las acusaciones al gobierno norteamericano sobre la cooperacion secreta entre los ET y gobiernos del mundo.

Sin embargo, quiza lo mas importante hayan sido las charlas de trastienda mantenidas con Hopkins, fuera del programa oficial. En una de esas reuniones, le pregunte como veia el efecto que tiene sobre la poblacion norteamericana el hecho de que habria solo en esa nacion 3.700.000 personas que habria tenido una gama de experiencias que, segun el, sugieren una historia de abduccion tipica y que, encima, tendrian micro sistemas en la cabeza a traves de los cuales se los controla (!!). A tamaña cuestion respondio tibiamente: “Y…, no les gusta nada esa idea”.

Del cierre del segundo dia fui el responsable. La propuesta consistio en un llamado a la serenidad y a la reflexion, modificando el axioma cultural de ovni = extraterrestre, a favor del caracter empirico y racional de las hipotesis; dejando de convertir al fenomeno ovni en objeto de fe y aun menos de veneracion, puesto en manos de falsos profetas. Aun cuando los ovnis sugieren la necesidad de superar la simple experiencia cotidiana y lanzar al hombre a la vida del espiritu, esto debia ser tratado con extrema prudencia, entendiendo que el fenomeno de los extraterrestres debe retornar como un interrogante para el hombre y adoptar una actitud reflexiva en torno a su existencia.

Tratandose de un encuentro de “ufologia cientifica”, el contenido de la ponencia estuvo centrado en la ubicacion de la misma en el concierto de las ciencias; de los ovnis en la vision del testigo, y de las instancias temporales de la percepcion (facultades funcionales-estructura normativa-proyeccion valorativa). Como era de esperar, la exposicion no fue aclamada por los ufolatras, no del todo comprendida por los ufofilos, e -inmodestamente- bien recibida por los ufologos

El sabado 12 le correspondio el cierre al peruano -radicado en São Paulo- Carlos Paz Well, hermano de Sixto Paz Well, fundadores del Grupo Rama (de cuyos contactos el español J. J. Benitez dedico un recordado libro). Su charla fue seguida por una nutrida concurrencia. “Charly” -como prefiere que le llamen- narro con absoluta soltura y recurriendo incluso a sonidos onomatopeyicos su encuentro en las afueras de Lima, Peru, en 1974 con el tripulante de una nave, del que recibio mensajes para la humanidad y otras “revelaciones”. Sin dejar de despotricar contra su hermano Sixto -enredado en una lucha casi fraticida por el poder de la secta, que termino cesando en 1990-, describio el surgimiento del archi-conocido grupo y su relacion con el periodista J. J. Benitez, anunciando que se halla preparando un nuevo movimiento para contactos con los extraterrestres.

Luego de su exposicion, se acerco y pregunto que me habia parecido: “Fue interesante”, le respondi. No satisfecho por la respuesta, requirio mas precisiones. Y amplie: “Ha sido interesante porque escuche de su propia voz tan ex­traordinario encuentro, y la genesis hasta el apocalipsis del Grupo Rama, conocer su posicion filosofica y propuestas futuras. Sin embargo -añadi-, sobre el proceso del movimiento que esta gestando me mantengo en reserva, expectante, aunque me inquieta. Mi preocupacion va mas alla de si existen o no los ovnis, si es real o no la experiencia del contacto, al punto de tener en cuenta el daño que vienen haciendo algunas sectas platillistas, citando al Grupo Rama, y las que han turbado las mentes de los adeptos, alien-ando al sequito, con sus pies en la tierra y la cabeza en otros planetas, cerrandoles los ojos y abriendoles el bolsillo, desintegrando familias. Programandoles, en vez de hacerlos hombres libres. Por todo esto -continue diciendole-, no puedo mas que ser prudente en la opinion, y expectante en cuanto a lo que ha de suceder. Como profesional de la psicologia trabajando para la salud mental rechazaria de plano si algo de lo mencionado ocurriera, en cuyo caso no tendria dudas de obtener una mejor respuesta”.

De inmediato Charly Paz Well nego toda religiosidad a su proyecto, “soy un hom­bre comun, que ha tenido una experiencia ET, nada mas”, se ataja, reconociendo el destino poco claro del dinero llegado a las arcas de Rama. Y afirmo: “Jamas en mi grupo alguien ha estado psicotico; tu me puedes controlar si yo me pierdo o me voy de la realidad, que no te escuche… Yo tengo a mi mujer, al contrario de romper con la familia, pro­pongo la union entre todos los seres humanos”, sentencio. A pocos metros, un grupo de brasileños, uruguayos y chilenos le esperaban, seguramente para escuchar la palabra de su guia, Charly, transmitiendoles el conocimiento de los extraterrestres.

Esa misma tarde, Jorge Alfonso Ramirez, del Paraguay, tuvo ocasion de presentar su audiovisual sobre la “Dimension religiosa del fenomeno UFO: ET, dioses de la nueva e­ra”. Conocido en su pais a traves de documentales de ufologia y areas conexas para la television paraguaya, su exposicion resulto un baldazo de agua fria para una gran concurrencia, al desenmascarar variados prodigios, supercherias y falsas predicciones de ­supuestos contactados, como E. Siragusa, S. Paz Well y F. Checchi. Parte del publico no pudo reponerse de la cruel realidad que mostro Alfonso Ramirez, mientras se mantenia siempre respetuoso. O se retiraba, en silencio.

Solo escuche a la veterana pesquisadora Irene Granchi quejandose de la falta de etica (¿!) del paraguayo al denunciar de este modo a los supuestos contactee y de herir la susceptibilidad de la concurrencia enrolada en la corriente mistica. Precisamente ella fue la primera oradora del congreso -tras las palabras de rigor de su presidente, Rafael Cury-, ofreciendo una breve ponencia sobre los contactos ET, formulando la pregunta: “¿Manipulacion o educacion?”.

La respuesta vino de la opinion del Ing. Salvatore de Salvo, de São Paulo, para quien esa manipulacion cosmica busca un cambio genetico para el tercer milenio

De la partida fue otro investigador de muchos años en el tema, el Ing. Claudeir Covo, conocido por sus trabajos en el analisis fotografico de ovnis, quien trato de fundamentar lo expresado por sus colegas brasileños con las “Experiencias geneticas en la ufologia”.

Del mismo modo, la psicologa “trans-personal” Gilda Moura, carioca, ofrecio su conferencia apoyada en la observacion de pacientes y sujetos puestos en trance regresivo, y describio tres “procesos de transformacion interior” de los supuestos contactados y abducidos. Los estadios van desde la desorganizacion de la personalidad (I), la megalomania, o delirios de grandeza (a la que llama “expansion del ego y mesianismo”) (II); y entre otras, la depresion profunda, negatividad, muerte, e “integracion” (equivalente a la “indiferenciacion Yo-Mundo”). Lo curioso, aunque no haya sido mencionado duran­te su oratoria, es que estos procesos de los supuestos abducidos son extrañamente ca­racteristicos de la progresion a un acceso psicotico.

Mas tarde, en una larga charla pude hacer1e algunas preguntas y señalamientos al respecto, a lo que respondio que sabe diferenciar una neurosis de una psicosis, habiendo ciertos detalles que le permiten diferenciar que se trata de una experiencia real y no una fantasia o alucinacion. Lamente que no me revelara cuales eran esos detalles, quedandome con la pregunta si se trataban de los mismos signos apuntados por Hopkins.

Daniel Rebisso Giese, ufologo nordestino, mostro sus investigaciones en la Bacia Amazonica, sintesis de su libro “Vampirismo extraterrestre na Amazonia”, segun el cual las victimas son atacadas por una luz en busqueda de sangre humana.


Ing. Claudeir Covo, conocido ufologo brasileño por sus trabajos de analisis fotografico.


Encarnacion Zapata, pesquisidora de campo.

Un trabajo que guarda cierta relacion con el presentado por la paulista Encarnacion Zapata, abordando un tema polemico como el de mutilacion humana, un caso ocurrido en Guarapiranga (SP). Una ponencia sencilla, medida, teniendo en cuenta la singular faceta que interroga: ¿Sera esta la secuencia? Aun asi, los efectos fisicos fueron tema para otro respetado pesquisador nordestino, Reginaldo de Athayde, ilustrando pateticamente un supuesto caso de rejuvenecimiento hasta estadios tempranos, pero desatando la muerte por una aparente enfermedad intercurrente. Un trabajo serio, honesto, que mostro -sin embargo- la necesidad de una indagacion mas profunda sobre el historial clinico.

Hubo otras buenas ponencias, racionales, como la de los paulistas Marcos Silva y Edison Boaventura jr., activos investigadores, quienes abordaron las nuevas perspectivas ufologicas, ofreciendo la dimension espiritual del fenomeno.

El encuentro conto con otros pesquisadores nacionales, como Arismaris Baraldi Dias (SP), uno de los principales articuladores del movimiento “cientifico-espiritualista” del Brasil, Marco Antonio Petit (RJ), investigador y contactista en la Region de la Serra da Beleza, Ademar Eugênio de Mello (SP); y al sensitivo Luiz Gonzaga Scortecci de Paula, gran divulgador de la ufologia esoterica en el Brasil.

Un balance positivo cerro la celebracion en este evento ufologico, con todos los matices que presenta el quehacer investigativo. Una estupenda organizacion que dio el marco adecuado para mostrar las distintas lineas de pensamiento y desenvolvimiento de la singularisima ufologia brasileña. Tambien, la sensacion de haber asistido a un congreso muy poco frecuente, sino excepcional, asistir en otras latitudes.

Comentarios
Ir a la barra de herramientas