EXTRAIDO DEL LIBRO TERROR NOCTURNO DE EDUARDO GROSSO Y LILIANA FLOTTA

La encuesta Roper, nuestra experiencia.

Hace algunos años, precisamente en 1992, el infatigable investigador y director del CEFAE, Alberto Tunich, organizo el Primer Congreso de Ovnilogia de El Palomar, en la Provincia de Buenos Aires.
Este congreso tuvo la singularidad de reunir a casi cincuenta investigadores de la tematica, lo que para nuestro pais es un hecho con pocos antecedentes.
En dicho congreso fue presentado por el investigador Juan Eduardo Failla, miembro del Comite de Direccion de la Comision de Investigaciones Ufologicas (CIU), y Director para la Republica Argentina de MUFON (Mutual Ufo Net Work) de EEUU; un trabajo titulado “Las abducciones y el Informe Roper”. Este trabajo, a nuestro juicio el mejor de los presentados en el congreso, nos trajo inquietantes noticias y nuevos interrogantes con respecto a esta realidad.
Con permiso del autor, hemos reproducido algunos parrafos de la brillante exposicion: “Durante los ultimos 30 años, la comunidad ufologica mundial se ha visto sacudida por un numero cada vez mas creciente de casos de abduccion. Con el correr del tiempo, se han hecho numerosos intentos por explicar el origen y algunas facetas de estas experiencias, a las que muchos investigadores denominan, no sin prejuicios, secuestro ufologico o secuestro a bordo de un ovni. Entre estos intentos cabe mencionar:
1) El estudio sobre nueve sujetos abducidos patrocinado por la FUFOR (Fondo para el Estudio de los Ovni, USA) y conducido por los investigadores ovni americanos Ted Bloecher, Budd Hopkins y la Dra. A. Clamar.
2) Los experimentos conducidos por el profesor de ingles A. Lawson, secundado en su tarea por J. De Herrera y el Dr. W. Mc.Call, que dieron por resultado la enunciacion de la hipotesis de imagineria perinatal a fin de dar con la clave del fenomeno abduccion.
3) El proyecto Visit, dirigido por el Ing. de la Nasa, John F. Schuessler, en donde se clasificaban los daños o efectos mas frecuentes sufridos por los abducidos y se confeccionaba un retrato robot de la entidad asociada con mas frecuencia de estos eventos.
Asi, y de la mayoria de los 130 casos sometidos a estudio por el grupo de investigacion Proyecto Visit, surgia la descripcion de seres de alrededor de 1,20 metros de estatura, calvos, macrocefalos, y provistos de piel de tonalidad gris-verdosa; que hoy por hoy parecieran que son compañeros casi inseparables de la mayoria de estas traumaticas experiencias, a menos en EEUU.
Recientemente ha sido publicada en los EEUU una nueva obra sobre la materia que, a no dudarlo, contribuira a aumentar aun mas el misterio en torno a los episodios de abduccion, y que podria pasar a la historia de los ovnis como uno de los documentos mas controvertidos que se hayan publicado alguna vez en torno a los pretendidos secuestros ufologicos.
Se trata esta vez de un pequeño opusculo o librito de solo 64 paginas, que lleva por titulo Experiencias Personales Inusuales, con un subtitulo que reza asi: Un analisis de los datos de tres encuestas nacionales llevadas a cabo por la Organizacion Roper. La Organizacion Roper es una de las mas respetadas instituciones independientes en lo que a realizacion de encuestas se refiere, y su cometido con respecto al fenomeno abduccion fue el de encuestar a casi 6.000 personas pertenecientes a la poblacion adulta norteamericana, sometiendolas a un cuestionario de 11 preguntas, cuyo cariz giraba en torno a ciertas experiencias inusuales que podrian o no haber tenido los entrevistados. Uno de los principales autores de los comentarios contenidos en este librito es el inefable Budd Hopkins, pionero absoluto en la divulgacion masiva de estos terrorificos encuentros.
Los otros dos autores del Informe Roper han sido el Dr. David Jacobs, Profesor de Historia Contemporanea en la Universidad del Temple (Arizona), y autor de verdaderos hitos ufologicos como La controversia Ovni en America y Vida Secreta, obra esta ultima que versa sobre el fenomeno abduccion, y el Dr. Ron Westrum, veterana figura de la comunidad ufologica estadounidense, que se desempeña como Profesor de Sociologia de la Universidad de Michigan Este.
El Informe Roper, del cual se han distribuido gratuitamente 100.000 copias a distintos profesionales del area de salud, contiene ademas comentarios adicionales del Dr. John Mack, Profesor de Psiquiatria de la Harvard Medical School, y de John Carpenter, Asistente Social con orientacion clinica con base en Springfield (Missouri); los que se han transformado tambien en personajes relevantes en lo atinente al estudio cientifico del fenomeno abduccion.
El alto costo de estas encuestas e informes fue solventado por Robert Bigelow, un empresario dedicado al negocio de urbanizacion de bienes raices y por un segundo benefactor que desea permanecer en el anonimato.
Volviendo a las 11 preguntas del cuestionario al que fueron sometidas las casi 6.000 personas encuestadas, conviene aqui mencionar que 5 de ellas fueron diseñadas por Budd Hopkins y el Dr. David Jacobs con el fin de proceder a la identificacion positiva de abducidos potenciales. La condicion para ser admitido al, por asi decirlo, selecto grupo de abducidos potenciales consistia en responder con un si a por lo menos 4 de las 5 preguntas de dicho cuestionario, que eran consideradas clave y que versaban sobre las siguientes experiencias:
A) Despertarse con una sensacion de paralisis y con la sensacion de la presencia de una persona o de algo en el dormitorio.
B) Experimentar un periodo de tiempo de por lo menos una hora durante el cual dichas personas habian deambulado perdidas, sin poder recordar la causa de ello o donde habian estado durante ese lapso (tiempo perdido).
C) Sensacion de volar o flotar realmente en el aire, sin saber como o por que ocurria este evento.
D) Observar luces inusuales o bolas de luz en el dormitorio sin saber su origen o de donde provenian.
E) Hallar cicatrices enigmaticas en su cuerpo, ignorando como se habian realizado o que elementos las habian producido.
Sin duda alguna, se podrian elaborar variadas interpretaciones acerca de los resultados de las encuestas llevadas a cabo por la Organizacion Roper, pero lo cierto es que algunos de estos resultados han sido mas que sorprendentes, para expresarlo de algun modo.
Asimismo, y de acuerdo con la interpretacion efectuada por Hopkins, Jacobs y Westrum sobre los resultados de estas tres encuestas, el 2% de la poblacion adulta norteamericana (esto es: 3.700.000 personas en total) habria tenido una gama de experiencias que, segun ellos, sugiere una historia de abduccion tipica.”
Despues de la exposicion de Juan Failla en el Congreso de El Palomar y de tener copia escrita de la misma, nos entusiasmamos con la idea de reproducir la encuesta en nuestro medio. Buscamos antecedentes sobre trabajos similares en nuestra comunidad ufologica y no los encontramos, aunque si sabiamos de graves criticas y lejos de alabar, nos pusimos a trabajar con mas ganas que presupuesto y con pronosticos de resultados que despues no se cumplieron.
La encuesta Roper poseia 11 preguntas y la nuestra 12, pero manteniendo invariables las 5 preguntas fundamentales. De la misma manera que en EEUU nosotros considerabamos “abducido potencial” a aquella persona que por lo menos contestara si a 4 de las 5 preguntas principales. Nuestra encuesta era la siguiente:
Nombre y Apellido:
Domicilio:
Telefono:
Edad:
1) ¿Alguna vez se desperto durante la noche con sensacion de paralisis y con la impresion de la presencia de alguien o algo en su dormitorio?
2) ¿Experimento alguna vez la sensacion de tener “tiempo perdido”, o sea periodos de por lo menos 1 hora donde le resulta imposible saber que hizo?
3) ¿Tiene Ud. creencias religiosas?
4) ¿Tuvo la sensacion de volar o estar flotando en el aire, sin saber como o por que ocurria este evento?
5) ¿Ha manifestado en alguna oportunidad capacidades de Precognicion, Clarividencia u otros fenomenos parapsicologicos?
6) ¿Observo en alguna oportunidad luces inusuales o bolas de luz en el dormitorio sin saber su origen o de donde provenian?
7) ¿Ha leido libros sobre ocultismo, parapsicologia o temas afines?
8) ¿Ha hallado cicatrices enigmaticas en su cuerpo, ignorando como se habian originado o que elementos las habian producido?
9) ¿Durante su infancia tuvo la sensacion de ver o percibir alguna aparicion de tipo “Mariana”, “Duendes”, “Gnomos”, u otra de naturaleza semejante?
10) ¿Ha tenido encuentros cercanos con ovnis?
11) Si la respuesta anterior es positiva, ¿Ha visto a sus tripulantes?
12) ¿Ha aparecido en su mente algun simbolo o diagrama de manera recurrente, puede dibujarlo?
Las preguntas claves eran: 1-2-4-6-8.
Antes de continuar, tenemos que hacer una aclaracion que a posteriori resultaria ser fundamental (por lo menos en este analisis preliminar):
La Organizacion Roper hizo su encuesta a traves del “timbreo”, con unas pautas bien especificas, en el caso nuestro pudimos acceder a los datos proporcionando los formularios a los asistentes a nuestro Instituto a lo largo de casi un año. Tal vez esto origino un desvio que no deja de resultar interesante. Para nuestra encuesta se contabilizaron 99 personas adultas (edad promedio: 41 años).
Los resultados comparativos con la encuesta Roper, que se exponen a continuacion, son los siguientes: (respuestas en %)
Preg. Nro: Roper Nosotros Referencia tema
1 18 58 Pres. de dormitorio
2 13 41 Tiempo perdido
4 10 56 Sensacion de volar
6 8 36 Luces o esferas
8 8 10 Cicatrices

Segun el Informe Roper, 119 personas sobre un total de 5947 contestaron si a 4 de las 5 preguntas fundamentales, eso nos da un porcentaje del 2% de la poblacion encuestada.
En la encuesta realizada por nosotros el resultado obtenido fue de 12 personas sobre un total de 99; lo que nos da algo mas del 12%.
Recordemos que este trabajo fue realizado en 1994.
Indudablemente 99 no es un numero elevado de personas como para poder realizar una proyeccion certera; a priori habiamos determinado que la poblacion encuestada rondaria las 300 personas. La emision por television de “Intrusos” y notas aparecidas en distintas revistas de divulgacion sobre secuestros ufologicos nos hizo considerar que de alguna manera nuestros futuros encuestados se encontrarian influidos por estos relatos, lo que motivo que solamente consideraramos los formularios recabados hasta ese momento.
Se puede determinar tambien que el desvio (importante) producido con respecto a la encuesta Roper, se debe sin duda a factores psicologicos asociados a los gustos en lecturas y experiencias realizadas por los encuestados (la mayoria alumnos de nuestro instituto en diferentes tematicas relacionadas con el esoterismo), de hecho casi 74% de ellos leen habitualmente sobre Parapsicologia o temas afines.
De la misma manera tenemos que indicar que del total un 23% asegura haber tenido experiencias ovni. ¿Es la inclinacion hacia estos temas lo que produce este desvio significativo? O por el contrario: ¿Dicha inclinacion a estos temas les posibilita reconocer las experiencias anomalas? A esta altura de la investigacion no podemos asegurar ninguna de las dos posibilidades.
En Fisica habitualmente se “renormalizan” ecuaciones cuando empiezan a aparecer demasiados infinitos y el cientifico intuye que no es el modelo deseado.
Nosotros de alguna manera necesitamos introducir en nuestro sistema de ecuaciones un factor de correccion. En el caso que nos ocupa tenemos que hacerlo desde un punto cualitativo y no cuantitativo.
Si tomamos por un momento la idea de la “contaminacion esoterica”, lo que tenemos que hacer evidentemente es aumentar el grado de seleccion. Lo que hemos hecho, aunque tal vez sea objetable, es tomar unicamente en consideracion aquellos sujetos que hallan contestado “si” a las 5 preguntas claves.
Tenemos asi formado un pequeño grupo de 3 personas con las que hemos podido conversar en reiteradas oportunidades. De estos estudios hemos confirmado que 2 de ellas han tenido realmente experiencias con visitantes de dormitorio.
Este valor del 2% es similar al de la encuesta norteamericana.
Las correlaciones que se pueden realizar relacionando las diferentes preguntas son infinitas y de dificil interpretacion, no solamente para los ufologos, tambien para psiquiatras que se interesen en el tema; estamos conscientes que recien ahora comienza la investigacion de escritorio y de “divan”. Pensamos que no podemos realizarla sin la ayuda de los profesionales habilitados para escudriñar los secretos de la mente.
Ultimamente hemos estado considerando si el importante desvio observado entre nuestra encuesta y la Roper, no se deba unicamente al “factor esoterico” como lo habiamos denominado y si a la casualidad de haber realizado nuestra encuesta en un barrio “elegido”, hablando metaforicamente “haber acampado sobre un hormiguero”. De la misma manera nos hubiera pasado si hubiesemos hecho una encuesta de avistamientos en Victoria (Entre Rios) o en Capilla del Monte (Cordoba), sin duda los resultados hubieran sido mas espectaculares que si lo realizasemos en lugares sin casuistica. Creemos firmemente que el fenomeno actua en zonas determinadas y seleccionadas, donde gran parte de la poblacion, a la postre, son protagonistas.
Ahora podriamos preguntarnos que dicen los escepticos. Como expresa el investigador español Javier Sierra, en un articulo aparecido en la revista Año Cero: “Por regla general los escepticos han decidido desacreditar el fenomeno sin tener en cuenta el aspecto humano del mismo, es decir, que hay miles de personas afectadas por algo, (sean extraterrestres o no) y que requieren de alguna clase de soporte o ayuda. En cualquier caso los argumentos que esgrimen mas a menudo son que los abducidos padecen de:
· Personalidades propensas a la fantasia: Un termino no reconocido aun por psiquiatras y psicologos, acuñado por K. Basterfield al tratar de averiguar si los abducidos tienen tendencia a fantasear superior a la media de la poblacion. En 1992 presento los resultados de su estudio en el MIT: Negativo.
· Traumas sexuales reprimidos: Examinadas muestras de abducidos y comparadas con otras de poblacion normal, no existe una especial incidencia de traumas sexuales entre esta clase de sujetos.
· Sindrome de falsa memoria: Se da solo en situaciones de alta sugestionabilidad. Las falsas memorias que no son globales sino que afectan unicamente a detalles concretos de un hecho y no a episodios enteros.
· Sindrome de Munchausen: Fue descripto en 1951 por el Dr. Asher y se refiere a aquellas personas que necesitan contar historias extravagantes para llamar la atencion. Desdichadamente para los proponentes de esta hipotesis, un gran porcentaje de los abducidos rehuye la publicidad y Se cumple a rajatabla la aseveracion de J. A. Hynek: “Gente ordinaria en circunstancias extraordinarias”. Nunca una frase del “viejo” fue tan categorica y precisa

Facebook Comments