PILOTO DEL EJERCITO CHILENO TIENE UN ENCUENTRO CON OVNI

EL CAPITAN RODRIGO BRAVO GARRIDO, ASESOR DE LA CEFAA, FUE UNO DE LOS PROTAGONISTAS.


DESPUES DE AÑOS DE ESPERA SUCEDIO

Asi comienza su relato, el Capitan Rodrigo Bravo Garrido, ante la experiencia que acaba de tenerlo como protagonista.
Es una rara sensacion, siendo que es un gran amigo personal, saber de que manera esta procesando esta experiencia.
Es muy comun, que quienes nos dedicamos a investigar el fenomeno ovni, aun mas alla desde donde lo estudiemos, solemos hacerlo, porque la experiencia en si, nos cambia la vida.

De las largas conversaciones con Rodrigo, sabemos de sus manifestaciones de haber sido testigo nunca de un evento ovni. Sabemos, tambien, que en su calidad de militar (piloto del ejercito chileno), lo encontro con una mente abierta respecto a estas posibilidades, llevandolo incluso a ser co-autor, junto a Juan Castillo Cornejo, del libro, “Ufologia Aeronautica”, donde recopila casos vinculados a la aeronautica.

El hecho aparentemente sucedio el jueves 22 de Marzo de este 2012, mientras realizaba operaciones nocturnas, sobre la vertical de Copiapo. De este hecho, no voy a hacer una cronica informativa, voy a transcribir el episodio, con las palabras de su propio testigo. Disfruten la experiencia.

Observe un Fenomeno Aereo Anomalo en vuelo.

Las condiciones un tanto complejas, porque se trataba de una operacion militar nocturna, en un sector con pocas referencias visuales y sin luna (vertical Chamonate, Copiapo), sumado a que el aerodromo de destino (Desierto de Atacama) se encontraba bajo condiciones IMC (cubierto por una capa nubosa de estratos), es decir, para aterrizar se requeria una aproximacion instrumental, la cual se intercepta a 15 millas del aerodromo, por lo que en el caso de una emergencia y necesidad de aterrizaje inmediato, se debia previamente realizar el proceso de aproximacion, el cual retarda a lo menos 20 minutos la llegada a la pista.
En esas circunstancias, estabamos lanzando paracaidistas libres, vertical la pista de Chamonate (SCCH) a 11.000 pies (3352 mts) nocturno y en vuelo con rumbo 270° hacia el Weste, y a 3 minutos del lanzamiento, se observa hacia el 270º una “estrella” un tanto diferente por el tamaño y color. Esta observacion se realiza a las 22:03 local y los tres de la cabina lo comentamos y detenidamente la empezamos a analizar por su extraña forma.
Pasado un minuto, esta supuesta estrella blanca originalmente, pasa a ser una luz de color rojo con matices naranja y aumenta su tamaño de dos a tres veces, intensificando sus cambios de color, pasando del blanco al rojo, naranja y retornando al rojo, para quedar definitivamente de color blanco (amarillento).
Inicialmente llamamos en frecuencia 128.30 al RADAR de Santiago, que controla la Region de Informacion de Vuelo (FIR STGO.) desde Copiapo hasta Temuco, consultando por traficos en el sector de Atacama, siendo la respuesta negativa ya que por el aumento de volumen, pensamos en un principio que se trataba de otra aeronave, obviamente de mayor tamaño y que volaba en direccion contraria a la nuestra, pero inmediatamente al frente.

Basado en el tipo de operacion que realizabamos y en lo complejo que resulta tener un trafico al frente en sentido contrario, se efectuo la llamada, dado el cambio de tamaño de lo observado, es decir en todo momento supusimos que era otra aeronave.
Terminando la consulta radial, la luz se mantiene estacionaria vertical al aerodromo de Atacama a 17 millas de nuestra posicion (a nivel nuestro, es decir 11.000 fts). Con el tamaño de dos o tres veces de la primera observacion.
Se lanzan los paracaidistas y comenzamos a encender las luces de aterrizaje, a este supuesto trafico que se encontraba inmediatamente al frente nuestro, para dar a conocer nuestra posicion exacta.
Esta luz pulsaba agrandando y disminuyendo su tamaño, acompañado de cambios de color, los cuales variaron entre el rojo, el naranja y el blanco, siendo predominante el color rojo en su contorno.
Su dimension inicial, permitia compararlo con una estrella, pero al aumentar de tamaño 2 a 3 veces, pudimos compararla con una luz de aterrizaje de una aeronave pesada.
Al segundo cambio de luces efectuado, este fenomeno (porque con la consulta radial y el comportamiento visto, inmediatamente nos dimos cuenta y comentamos a bordo que lo observado no era un avion) queda definitivamente de color rojo, disminuye un poco su tamaño y se comienza a desplazar hacia el norte, en descenso y queda nuevamente estacionario vertical a la localidad de Caldera
(Radiofaro CLD) pero a 8000 fts estimados, lugar y altitud donde esta luz se apaga para desaparecer definitivamente en el momento que iniciamos el viraje para el este 090º y efectuar el segundo lanzamiento en la misma zona de operacion.
Durante todo el resto del vuelo, fue comentario obligado de la tripulacion lo observado, ya que inicialmente nos asustamos pensado que era un avion en sentido contrario, el cual estaba siendo vectoreado (dirigido con vectores) por el Radar del FIR STGO. Por tal razon, concluida la observacion se notifico por frecuencia el incidente y con posterioridad se llenaron los informes CEFAA en la Oficina de Operaciones del aerodromo Desierto de Atacama.
Al comentar este hecho, tanto con la gente de operaciones, el jefe de servicio y dos controladores, nos encontramos con la sorpresa que en ese sector es regular la denuncia de fenomenos luminosos no identificados y de objetos voladores no identificados.
Dejando el tecnicismo propio de la actividad, en la cual se desarrollo este avistamiento y a titulo personal, debo confesar que esta observacion para mi ha significado un sin numero de reflexiones.
La primera de ellas, es que despues de analizar, trabajar y exponer relatos y el audio de diversas observaciones de FANIs de terceras personas, se siente una extraña mezcolanza de emociones al protagonizar un encuentro furtivo de estas caracteristicas. Ya por años he hablado de que estos fenomenos son reales, pero sin haber jamas observado algo asi, por lo tanto, los propios argumentados relatos, fueron los que permitieron creer sin ver, casi como una cuestion de fe.
Obviamente con unos matices basados en la sana duda y cautela con los juicios de estas observaciones y por ende del fenomeno en cuestion.
El impulso es el mismo, ahora fundamentado con una experiencia que no deja de llamar la atencion y que corrobora, lo que tambien se trabaja en seguridad aeroespacial y es el potencial peligro que estos fenomenos traen consigo, al momento de manifestarse proximos a aeronaves en plena operacion. Pero por otra parte, queda esa lamentable sensacion de descontento por no poder registrarlo, ni grabarlo, ni fotografiarlo, ya que pese a tener siempre a mano mi camara, debo confesar que con el sobresalto inicial de la proximidad de otro “supuesto” trafico y la rapidez con que esto se manifesto, cambio de color, de tamaño y de posicion, no tuve el tiempo suficiente para hacerlo.
Como estan las cosas, no faltaria el que indique que lo observado fue uno de los planetas que se hacen visibles con notoriedad en esta fecha, o un meteorito que realizo maniobras diferentes por la composicion atmosferica, o como esta de moda, no faltara el que indique que lo observado es una nueva especie de luciernaga gigante que sencillamente se cruzo en mi vuelo. Como sea y con los escasos argumentos que sean, creo que esta importante experiencia rectifica que por ahora y auque no les guste a muchos, el estudio mas certero que entrega herramientas por el tipo de evidencia, registro y testigos de los no identificados es la aviacion en general.
En ese sentido, la Ufologia Aeronautica es la que esta en condiciones mas cercanas a estudiar este fenomeno y para ello existen las personas, profesionales en sus respectivas areas, poseedores de las competencias necesarias para proseguir con las indagaciones que sean pertinentes, para acercar el conocimiento de este singular fenomeno aereo no identificado.
En un lenguaje teologico, podriamos hablar que esta experiencia, significa para mi un verdadero tubo de oxigeno en momentos que me ahogaba en las profundidades del escepticismo y de la incredulidad. Ese escepticismo, estaba tambien alimentado por lo observado abajo, en la superficie, donde de una forma absolutamente desorganizada, a veces alarmista, sin un metodo ni procedimiento fijo, de manera mediatica e irresponsable, se estudia este increible fenomeno, no tan solo en Chile, sino que en todo el planeta.
Una luz al final del rumbo, porque no puedo decir el camino si estaba volando, pero que marca un antes y un despues.
Seria todo….
– Eco-Bufon vuelo terminado, cancelando plan de vuelo.
– Gracias.

Queremos agradecer al Capitan Rodrigo Bravo Garrido, por poner en conocimiento de todos esta experiencia. Quiza, en nuestro pais, pilotos de la Marina, la Gendarmeria y la Fuerza Aerea, se animen a contar esas tantas experiencias que sabemos que tuvieron de la misma manera y con la misma tranquilidad, que hoy el fenomeno ovni, no es ciencia ficcion, que como ven interactua con nosotros sin mayor impacto que el de la experiencia misma.
Los invitamos a leer el Blog de Rodrigo Bravo, Contingencia Ufologica, donde encontraran casos increibles.

Link: http://ecobufon.blogspot.com.ar

Comentarios
Ir a la barra de herramientas