EL PROGRAMA DEL PENTAGONO PARA INVESTIGAR OVNIS

EL ESTUDIO DEL QUE NADIE HABLA Y DE REPENTE SALE A LA LUZ, CON PERSONAJES CONOCIDOS Y USOS DE FONDOS MILLONARIOS, CONOCIDOS COMO BLACK MONEY. 

Hace años que muchos investigadores civiles del “Fenómeno Ovni”, venimos tras la pista de poderosos empresarios de la industria aeroespacial, que interesados en casos de objetos caídos del espacio y que involucraban centrales nucleares, hidroeléctricas, etc, se pusieron en contacto con nosotros, en marcado interés sobre los detalles de esos sucesos. Aún más, nos han ofertado muchas veces tentadoras posibilidades a través de recursos y capacitaciones soñadas a los efectos de tener acceso directo a esos casos.

Con nuestro amigo y colega Alex Chionetti, radicado hace años en EEUU y perfecto conocedor de estos movimientos, intercambiamos permanentemente todo lo relacionados a estas personas y sus intereses.

La investigadora y escritora Leslie Kean, viene hace años tras la pista de documentos y testimonios de los múltiples funcionarios que han sido directamente partícipes de todos estos proyectos. Es más, Kean, ha logrado que mucha de esas personalidades del ámbito dela ciencia, la industria aeroespacial y del ámbito militar, asesoren sus diferentes propuestas de trabajo, logrando como en este caso, testimonios fundamentales y esclarecedores.

El Periódico New York Times, publica este 16 de Diciembre, una noticia, que por conocida, sorprende por su oficialiazación, y que rápidamente es replicada por los principales medios del mundo, incluido el diario Clarin, en nuestro país, con el siguiente anuncio “Revelan un programa secreto del Pentágono para investigar ovnis“, generando gran expectativa.

Según The New York Times, el Departamento de Defensa de Estados Unidos destinó a través del Pentágono llevaba años financiando un Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas. De los 600.000 millones de dólares de presupuesto anual del Departamento de Defensa estadounidense, 22 millones fueron destinados entre 2008 y 2011 para financiar este programa, en el marco del cual se investigaban reportes de avistamientos de ovnis, según el periódico. Desde el Departamento de Defensa afirmaron que el programa se cerró en 2012 tras cinco años de existencia, aunque personas cercanas al proyecto insisten en que existe a día de hoy y en 2012 solo dejó de contar con el financiamiento del Pentágono. Partes del programa permanecen en secreto.

Durante años, se investigó informes de objetos voladores no identificados de acuerdo con sus funcionarios, así lo indican las entrevistas con participantes del programa y registros obtenidos por The New York Times.

La dirección estuvo a cargo de un oficial de inteligencia militar, Luis Elizondo, que tenía su oficina en el quinto piso del Anillo C del Pentágono, en lo profundo del laberinto del edificio.

Luis Elizondo es un oficial de inteligencia de carrera cuya experiencia incluye trabajar con el Ejército de EE. UU., El Departamento de Defensa, el Ejecutivo Nacional de Contrainteligencia y el Director de Inteligencia Nacional

El Departamento de Defensa, nunca antes había reconocido la existencia del programa, que dicen cerró sus actividades en 2012. Sin embargo, sus partidarios afirman,  que aunque el Pentágono terminó con los fondos para el seguimiento en ese momento, el programa siguió existiendo durante los últimos cinco años. Los funcionarios del programa han seguido realizando investigaciones de episodios que les han presentado los miembros del servicio, al mismo tiempo que  llevan a cabo otras tareas del Departamento de Defensa.

El oscuro programa – partes de él siguen siendo clasificadas – comenzó en 2007, y en un principio fue financiado en gran parte a pedido de Harry Reid, el demócrata de Nevada que era el líder de la mayoría en el Senado y que desde hace mucho tiempo tiene interés en los fenómenos espaciales.

Harry Reid, Senador Demócrata de Nevada

La mayor parte del dinero fue a una empresa de investigación aeroespacial dirigida por un empresario multimillonario y viejo amigo de Reid, Robert Bigelow, quien actualmente trabaja con la NASA para producir naves expandibles para que los humanos las utilicen en el espacio.

                                Robert Bigelow

En “60 Minutes” de CBS en mayo, Bigelow dijo que estaba “absolutamente convencido” de que los extraterrestres existen y de que los ovnis han visitado la Tierra. Acceder a link entrevista: https://www.cbsnews.com/news/bigelow-aerospace-founder-says-commercial-world-will-lead-in-space/

Trabajando con la compañía del Sr. Bigelow en Las Vegas, el programa produjo documentos que describen avistamientos de aeronaves que parecían moverse a velocidades muy altas sin signos visibles de propulsión, o que flotaban sin medios aparentes de sustentación.

Los funcionarios del programa también estudiaron videos de encuentros entre objetos desconocidos y

aviones militares estadounidenses, incluido uno logrado en agosto, de un objeto oval blanquecino, del tamaño de un avión comercial, perseguido por dos aviones de combate F / A-18F de la Armada desde el portaaviones Nimitz frente a la costa de San Diego en 2004.

 

El Sr. Reid, quien se retiró del Congreso este año, dijo que estaba orgulloso del programa. “No estoy avergonzado de haber puesto en marcha esta situación”, dijo Reid en una entrevista reciente en Nevada. “Creo que es una de las cosas buenas que hice en mi servicio al Congreso. He hecho algo que nadie ha hecho antes “.

 

       Senadores Ted Stevens, Republicano de Alaska, y                 Daniel K. Inouye, Demócrata de Hawái

Otros dos ex senadores y altos miembros de un subcomité de gastos de defensa, Ted Stevens, un republicano de Alaska, y Daniel K. Inouye, un demócrata de Hawái, también apoyaron el programa. El Sr. Stevens murió en 2010, y el Sr. Inouye en 2012.

 

 

Nota: Ambos senadores fallecieron. Stevens murió el 9 de agosto de 2010, cuando un se estrelló con un avión en Havilland Canada junto a varios otros en camino a una cabaña de pesca privada www.alaskapublic.org/2010/08/10/stevens-family-offering-prayers. 

Inouye, falleció por un problema respiratorio a la edad de 88 años www.elnuevodia.com/noticias/mundo/nota/muereelsenadorporhawaiidanielinouye-1410016/

 

Aunque no aborda los méritos del programa, Sara Seager, una astrofísica del MIT, advirtió que no conocer el origen de un objeto no significa que sea de otro planeta o galaxia. “Cuando las personas dicen observar fenómenos verdaderamente inusuales, a veces vale la pena investigar en serio”. Agregó, “lo que a veces la gente no entiende sobre ciencia es que a menudo tenemos fenómenos que permanecen sin explicación”.

            Sara Seager, astrofísica del MIT

James E. Oberg, un ex ingeniero del transbordador espacial de la NASA y autor de 10 libros sobre vuelos espaciales que a menudo desacredita los avistamientos de ovnis, también fue dudoso. “Hay muchos eventos prosaicos y de rasgos explicables desde la percepción humana de esas historias”, dijo Oberg. “Mucha gente está activa en el aire y no quiere que otros lo sepan. Están felices de acechar sin ser reconocidos por el ruido, o incluso de provocarlo como camuflaje”. Aun así, el Sr. Oberg dijo que daba la bienvenida a la investigación. “Bien podría haber una perla allí”, dijo.

James E. Oberg, ex ingeniero del transbordador espacial de la NASA

En respuesta a las preguntas de The Times, los funcionarios del Pentágono reconocieron este mes la existencia del programa, que comenzó como parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa. Los funcionarios insistieron en que el esfuerzo había terminado después de cinco años, en 2012.

“Se determinó que había otras cuestiones de mayor prioridad que merecían financiación, y el mayor interés del Departamento de Defensa era realizar un cambio”, dijo el portavoz del Pentágono, Thomas Crosson, en un correo electrónico, en referencia al Departamento de Defensa.

     Thomas Crosson, portavoz del                                  Pentágono

Pero el Sr. Luis Elizondo es un oficial de inteligencia de carrera cuya experiencia incluye trabajar con el Ejército de EE. UU., El Departamento de Defensa, el Ejecutivo Nacional de Contrainteligencia y el Director de Inteligencia Nacional. ), dijo que lo único que había terminado era la financiación del esfuerzo del gobierno, que se terminó en 2012. Desde entonces, el Sr. Elizondo dijo en una entrevista que trabajó con funcionarios de la Marina y la CIA. Continuó resolviendo desde su oficina en el Pentágono hasta el pasado octubre, cuando renunció para protestar contra lo que él calificó de excesivo secretismo y oposición interna.

“¿Por qué no estamos dedicando más tiempo y esfuerzo en este tema?”, Escribió Elizondo en una carta de renuncia al secretario de Defensa, Jim Mattis.

El Sr. Elizondo dijo que el esfuerzo continuó y que tenía un sucesor, a quien se negó a mencionar.

Los ovnis han sido investigados repetidamente durante décadas en los Estados Unidos, incluído el ejército estadounidense. En 1947, la Fuerza Aérea comenzó una serie de estudios que investigaron más de 12,000 avistamientos de ovnis antes de su finalización oficial en 1969. El proyecto, que incluía un estudio denominado Proyecto Libro Azul, comenzó en 1952 y concluyó que la mayoría de los avistamientos involucraban estrellas, nubes, aviones convencionales o aviones espía, aunque el 701 permaneció inexplicado.

Robert C. Seamans Jr., el secretario de la Fuerza Aérea en ese momento, dijo en un memorando que anunciaba el final del Proyecto Libro Azul que “ya no se puede justificar ni en el terreno de la seguridad nacional ni en el interés de la ciencia”. “

El Sr. Reid dijo que su interés en los OVNIS venía del Sr. Bigelow. En 2007, el Sr. Reid dijo en la entrevista, el Sr. Bigelow le dijo que un funcionario de la Agencia de Inteligencia de Defensa se había acercado a él para visitar el rancho de Bigelow en Utah, donde realizó una investigación.

El Sr. Reid dijo que se reunió con funcionarios de la agencia poco después de su reunión con el Sr. Bigelow y se enteró de que querían comenzar un programa de investigación sobre los OVNIS. El Sr. Reid llamó al Sr. Stevens y al Sr. Inouye a una habitación segura en el Capitolio.

MATERIAL FOTOGRAFICO Y DE VIDEO

Un video muestra un encuentro entre un Avión de la Armada Americana  (F / A-18 Super Hornet ) lanzado desde el portaaviones Nimitz frente a la costa de San Diego en 2004  y un objeto desconocido. Entro en acción a partir del  Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas del Departamento de Defensa.

Publicado el 16 de diciembre de 2017. Imagen de crédito: Departamento de Defensa de EE. UU.

FOTOGRAMAS

 

VIDEO

 

LUEGO DE 13 AÑOS , UN PILOTO NARRÓ SU ENCUENTRO CON UN OVNI

David Frevor, quien sirvió en la Armada de Estados Unidos, rompió el silencio sobre una misión que realizó en 2004.

“Puedo decirle, creo que no era de este mundo. No estoy loco, no he estado bebiendo. Ocurrió después de 18 años de volar”, se sinceró el ex piloto de la Armada de Los Estados Unidos, David Fravor.

Piloto durante 18 años, David tardó más de 13 en contar lo que más le impactó durante sus años de servicio. Fue el 14 de noviembre de 2004: durante un vuelo divisó algo que reportó a las autoridades y que jamás olvidará. “No era de este mundo”, dijo ahora. Se trataba de un OVNI.

David Fravor (derecha), durante los años de su servicio militar en los EE UU

¿Por qué habló ahora? Fravor salió a dar su testimonio, este lunes en una entrevista telefónica, luego de que se conociera el programa secreto del Pentágono de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas. El programa analizó el caso. Es decir, un programa que intenta determinar si existen los OVNIS, según un artículo de The New York Times.

David Fravor estaba piloteando su FA-18 en una misión de entrenamiento por el sur de California. Vio un objeto de unos 12 metros sin alas que volaba y la velocidad que llevaba era increíble, según relató.

            David Fravor en la actualidad

“En toda mi vida nunca vi nada más como esto, en toda mi historia de vuelos nunca vi nada que tuviera esa performance, esa aceleración… esa cosa no tenía alas”, narró el ex miembro de la Armada. Cuando se le preguntó qué creía que era, 13 años después, fue inequívoco. “Algo que no proviene de la Tierra”, dijo.

COMO FUE EL PROCEDIMIENTO DE IDENTIFICACION.

Fravor fue el comandante de los VFA-41 Black Aces, un escuadrón de caza de la Armada de los EE.UU. F / A-18 aviones de combate Hornet. Mientras estaba haciendo un ejercicio a 60-100 millas de la costa entre San Diego y Ensenada, México, antes de un despliegue en el Golfo Pérsico para la Guerra de Irak, fue cuando vivió la experiencia del avistamiento.

Recibió una orden para que suspendiera el ejercicio y realizara “tareas de la vida real”, a unas 60 millas al oeste de su ubicación. Describió que la orden le indicó que había algunos objetos voladores no identificados que descendían de 80,000 pies a 20,000 pies y desaparecían. Las autoridades le manifestaron que habían estado rastreando un par de docenas de estos objetos durante algunas semanas.

Cuando llegaron más cerca del punto, vieron el objeto, volando alrededor de un parche de agua blanca en el océano abajo. “Un Tic Tac blanco, aproximadamente del mismo tamaño que un Hornet, de 40 pies de largo sin alas”, describió . Estaba “Simplemente colgando cerca del agua”.

El objeto no creaba ningún ruido de rotor, refiriéndose a la turbulencia de aire visible dejada por las cuchillas de un helicóptero, y comenzó a generar un reflejo que pegaban a los pilotos mientras lo perseguían, antes de que desapareciera.

“A medida que me acerco, cuando mi nariz comienza a levantarse, acelera y se va,  más rápido de lo que jamás había visto algo en mi vida. Pegamos la vuelta, para ir a ver qué hay en el agua y no había nada. Solo agua azul “.

El avión de Fravor regresó al portaaviones USS Nimitz, pero un equipo que había despegado hacia el objeto comenzó a buscarlo, rastreándolo durante aproximadamente un minuto y medio y filmando un video, dijo Fravor.

Los superiores de la Armada no parecían tan interesados ​​en el evento, y muchos de los compañeros se burlaban del piloto y de los demás testigos del evento: Fravor recuerda que les contaban chistes y hacían bromas con los “Men In Black” y luego no hablaban mucho de eso.

Fravor, se retiró de la Marina en 2006, más tarde compartió la historia con su esposa e hijos, y otros que preguntaron. Pero nada salió a la luz hasta el 2009, cuando un funcionario del gobierno al que se negó a mencionar, lo contactó mientras realizaba “una investigación no oficial”. El piloto se negó a dar más detalles sobre el funcionario, pero dijo que más tarde fue contactado por Luis Elizondo, un oficial de inteligencia que ejecutó el programa secreto en el Departamento de Defensa que acaba de ser revelado.

Elizondo, quien dejó el gobierno para trabajar en una empresa privada que espera promover la investigación de los ovnis con fines científicos y de entretenimiento, es en gran parte responsable de que se conozca la historia sobre los ovnis y el programa del gobierno están en las noticias. Silenciosamente arregló para asegurarse la publicación de tres videos de OVNIs del Pentágono, incluyendo un disparo el mismo día y lugar que el caso de Fravor.

Fravor, quien ha estado hablando sobre su experiencia en la Academia de Artes y Ciencias To the Stars, la compañía en la que Elizondo es consultor, dijo que sabe que compartir su historia lo ha llevado al ridículo, sin embargo, la naturaleza desconocida del objeto, hace que el incidente debe ser estudiado más de cerca.

“No creo que fuera un chiflado como oficial de la Marina. No estaba borracho, no consumo drogas. Descansé bien, fue un día claro “, dijo. “Creo que alguien debería haberlo investigado. Habiendo hablado con algunas personas, es una gran frustración que salga ahora y no se discutió en 2004 “. Está convencido que podría haber algunos beneficios al estudiar su experiencia.

El ex piloto de la Armada David Fravor (derecha) con su primo, Chad Albert. (Cortesía de David Fravor)

“Esta es una tecnología revolucionaria para poder acelerar, subir y bajar”. Piensa en los avances que traerá a la humanidad “, dijo. “¿Qué pasa si en realidad comienza a hacer que la gente piense de manera diferente?”

Dijo que ha sido inundado con llamadas telefónicas desde que su historia fue contada por primera vez el sábado. Aún así, las bromas de Hombres de Negro continúan. “No hay piedad en mi familia o mis amigos”, dijo.

El comandante dejó abierta la respuesta cuando le preguntaron si creía en la existencia de OVNIs. “No sé si fue una vida alienígena. Pero diré que en un universo con múltiples galaxias que no conocemos, si somos el único planeta con vida, es un universo muy solitario“.

NOTA: El periodista del Washington Post, Joby Warrick contribuyó a la elaboración de este informe. 

FUENTE ORIGINAL : NEW YORK TIMES

FUENTE SECUNDARIA: DIARIO CLARIN

 

 

 

 

Facebook Comments