EL ULTIMO GRAN VIAJE DEL DR EDGAR MITCHELL

“Fui como tecnico, volvi como humanista”
Con mama tuvimos la posibilidad de conocer al Dr. Edgar Mitchell, hace unos años atras, especificamente el 24 de septiembre de 1999, cuando vino a dar una conferencia en el Circulo de Oficiales de La Fuerza Aerea.

La sensacion de estar frente a uno de los 12 hombres que pisaron la luna, en su caso el 6to. Se convierte en una de esas experiencias que no podiamos dejar de vivir.

Una gestion de mama con las autoridades de la Base Aerea de Parana, nos dio el pase, para ir representandolos y ser parte de la platea que tendria el privilegio, de escuchar a uno de los hombres que piso la luna. Queremos agradecer a quienes nos dieron esta oportunidad, Diego Heins y Osvaldo Cortesini.

“Fui como tecnico, volvi como humanista”, fue su contundente afirmacion al inicio de la conferencia
Esta mirada sobre el Universo y el lugar que el hombre ocupa, lo llevo a crear el Instituto de Ciencias Noeticas, donde se desarrollan estudios de la conciencia.

Cuando escuchabamos con mama las definiciones que dejaba en su conferencia, mirabamos a los espectadores, todos oficiales y suboficiales de Fuerza Aerea. Sus caras atonitas, escuchaban afirmaciones contundentes, con un dejo de no entender nada y de risas burlonas ante conceptos abstractos y definitivamente humanistas.

Dijo el Dr. Mitchell, “es grandioso bajar en la Luna. El ultimo paso que di, fue bien largo, pero a su vez muy facil. Se trato de dar un pequeño envion y un salto hacia arriba”.

Aunque no lo crean este extracto fue parte del dialogo que mantuvo con el Centro de la NASA en Houston, el 5 de febrero de 1971.

Desde su experiencia el Dr. Mitchell, decia que el viaje le sirvio para entender que en la infinitud del universo, todo esta interconectado. Percibio su fuerza insondable que mueve la vida en todas sus formas. El universo es como algo inteligente, armonioso y pleno de amor. “Senti su energia promordial. La mas grande e inescrutable de todas”, dijo.

El silencio fue abrumador ese dia en el salon de actos del Circulo de Oficiales de la Fuerza Aerea. El tiempo que se tomaba la traduccion automatica al español, nos daba tiempo para contemplar sin distraccion, las caras y gestos de los presentes.

A medida que avanzaba la conferencia, y al introducir disparadores mas cercanos a nuestras inquietudes, nos preparamos sin dudas, para preguntar lo que hasta ese momento nadie hacia.

La anecdota, es una de las mas lindas que tenemos en nuestro haber. Todos, pero les aseguro que todos los presentes, querian preguntarle lo que finalmente hizo mama.

Silvia: “Dr. Mitchell, queremos saber, si usted al igual que han declarado otros astronautas y cosmonautas, ha sido testigo de la observacion de ovnis en su estadia en el espacio?”

Hubiera dado cualquier cosa por tener ese dia una videograbadora. Todas lasd caras se voltearon para mirar a la dueña de la pregunta, por otra parte la que todos querian hacer y nadie se animaba.

El Dr. Mitchell, contesto la pregunta sin ningun prurito. Afirmando que el personalmente no vio nada, pero que si sabia de colegas y compañeros astronautas y cosmonautas, que habian observado y de muy cerca, estos objetos. Alli conocimos la experiencia del controlador aereo Clark Mcclelland.


Astronauta Clark Mcclelland

Leer experiencia siguiente link: http://www.stargate-chronicles.com/site/

Ese dia fue finalmente un sueño hecho realidad. Sin embargo, la cosa no termino alli. Cuando termino la conferencia, y ante la posibilidad de gozar de un pequeño agape, en un salon continuo, el Dr.Mitchell, se acerco a donde estabamos con mama. Hablamos de Victoria, las investigaciones y mucho de politica.

La politica, era el ambito por excelencia donde apuntaba su trabajo. Le mencionamos de los procesos politicos en nuestro pais y en virtud de ello, nos obsequio un libro que menciono que deberiamos leer a fondo, que habla de los puntos de encuentro en tiempos de democracia. Todo hecho parecido a la realidad es pura coincidencia.

El libro escrito por Alan F. Kay, tiene por titulo, “Locating Consensus for Democracy, A Ten Years US Experiment”. (Published by The Alan F. Kay and Hazel Henderson Foundation for Social Innovation – 1998 – Imprint: American Talk Issues), es una investigacion basada en “hilos que se entrelazan en la historia” que asoma en la exploracion.

Uno de ellos, es el hallazgo en si de los mismos en la historia, pasando por un segundo hilo, que tiene que ver con la reaccion, enfrentando momentos que se reiteran con evidencia creible y sustancial de la desconexion entre los puntos de vista sobre la gobernabilidad y los deseos de las personas. El tercer hilo, es la historia detras de la historia.

Hay un cuarto, quinto y sexto hilo, que los dejo en el interes de ustedes, para profundizar. Lo importante, que el mensaje de Mitchell, se cruza fuertemente con el positivismo, y tomando real dimension de nuestro lugar y desafio como especie, marcando valores tan sencillos, como el amor, el bien, el deber ser, etc.

Dijo Edgar Mitchell:

“Bajamos en un mundo silencioso y muerto; estatico, como tal vez fue desde el principio de los tiempos. Fue sobrecogedor, pero debimos poner nuestra maxima atencion en nuestras misiones especificas. Ansiaba gozar de esa vista magica. La falta de atmosfera altera la percepcion de las cosas. Siempre quise explorar y llegue mas lejos de lo que jamas habia soñado, pero al regresar de la Luna comprendi que esa etapa de mi vida habia llegado a su fin, a menos que esa labor se volviese hacia el interior. Decidi entonces que la proxima frontera por explorar seria hacia mi mismo.”

Otra definicion que marco aquel dia fue: “En aquella ocasion experimente que la certeza de lo aprendido sobre la naturaleza del universo era errado. Mi conocimiento sobre la clara separatividad y la relativa independencia del movimiento de los cuerpos cosmicos quedo descartada, ante la infinita comprension de interconexion y omnipresente armonia del universo. Y tuve una extraordinaria sensacion de pertenencia. Experimente lo que algunos describen como “extasis de union”. No solo vivi esa interconexion, sino que senti la disolucion de mis propios limites. La paz, el amor y el asombro de aquella experiencia fueron y seran inefables. Empero, nadie tiene que ir a la Luna para tener nuevas visiones interiores. Hay que leer a los antiguos y luego internalizarlo.”

Ante esa charla casi profunda, el momento quiza mas importante, fue cuando el Dr. Mitchell Le obsequio a mama su libro “The Way of Explorer”, con dedicatoria incluida, que hoy exponemos en el Museo del Ovni, para aquellos interesados en conocer un poquito mas.

El Dr. Edgar Mitchell, en 1972 dejo la NASA. Se dedico de lleno segun lo que el afirmaba, “aprender sobre lo experimentado en el espacio”, a traves del estudio de la conciencia. La ciencia establece que lo epifenomenal es considerado como un producto secundario de los procesos fisiologicos, por lo cual la conciencia no podia influir sobre la materia. Sus estudios partieron de dos presunciones esenciales:

1.- los acontecimientos inexplicables podian ser entendidos como procesos naturales,

2.- toda experiencia humana es valida para quien la percibe.

Quiza la afirmacion mas contundente se enmarque en que consideraba que Dios es la funcion inteligente y el alma la parte residual del ser de caracteristicas eternas.

Cuando fallece un astronauta, pareciera que con el se van muchos secretos. Nos queda esa sensacion, que son los que pudieran contar lo que todos queremos saber, y que por extrañas razones, se llevan el secreto para siempre. Puede que asi sea. Sin embargo, en esta nota a modo de despedida y humilde homenaje, queremos destacar la valentia de un hombre, que llego mas lejos que casi todos y que volvio con una vision diferente de todo, pero fundamentalmente de si mismo. Si te animas a leer un poco mas de su vida, despues de 1972, veras que solo encontraras cosas basicas que debemos tener como seres, que seguramente te llevara por el camino de ser una mejor persona.

HASTA SIEMPRE EXPLORADOR DEL ESPACIO

Comentarios
Ir a la barra de herramientas