VISITANTES DE DORMITORIO

VISITANTES DE DORMITORIO

Esta es una denominacion sugestiva para un fenomeno que podria pasar por cualquier cosa: alucinacion,paralisis de sueño, psicosis, o cualquier otra afeccion psicologica.
Eso podria parecer si no hubiesemos encontrado en zonas especificas a una gran cantidad de personas que comenzaron a experimentar exactamente los mismos sucesos y en las mismas fechas.
Era extraño escuchar a los protagonistas que se iban acercando a nuestro centro de investigacion, comentando sus vivencias casi de manera identica.
Los primeros casos que nos llegaron fueron en el año 1986; se nos ocurrieron casos aislados y que podian pertenecer a los fenomenos psicologicos anteriormente citados, o incluso, a fenomenos paranormales, los cuales tambien estudiamos.
Pero a partir del año 1991 en adelante,un aluvion de experiencias de Visitantes de Dormitorio se produjo en la zona de Villa Devoto en la Ciudad de Buenos Aires. Muchos de esos casos nos llegaron por estar en el lugar y momento apropiados, pero seguramente, muchos protagonistas de las mismas experiencias no intentaron siquiera comentarlos con nadie, posiblemente por ser tildados de locos o alucinados.
Las experiencias tenian mucho en comun:
En su dormitorio, el testigo, solo o con su pareja, despertaba a mitad de la noche. Se sentia paralizado, pero podia mover sus ojos.
Una figura pequeña de aproximadamente 80 cm lo observaba. Envuelta en una luminosidad fosforescente, esta figura humanoide se acercaba casi tocando el rostro del testigo.
Su cabeza es muy grande con ojos negros que ocupan casi todo ese rostro, una ranura por boca y a veces se observan dos orificios por nariz. El cuerpo es muy pequeño comparado con la cabeza y de apariencia debil. Se les ven los brazos y manos con cuatro dedos.
Cuando son tocados por la criatura, sienten que su piel es humeda y quema al tacto.
Al no poder moverse no pueden evitar que la entidad haga algo en sus cuerpos. Pero lo perciben: algo penetra por detras de la oreja derecha o en la nariz; sienten que son tironeados de sus piernas, o un intenso ardor en la zona genital.
Luego, el ser desaparece a traves de una pared o de una ventana cerrada, dejando una estela luminosa que se pierde de la misma manera.
Lo interesante es que la experiencia no ocurre una sola vez. Eso les paso a nuestros investigados, la visita era recurrente.
Ademas, comprobamos que donde los protagonistas habian percibido en su cuerpo cualquiera de esas manipulaciones del visitante, quedaban las marcas.
Asi es que nuestra investigacion se afirmo a lo largo de todos estos años, siguiendo a los protagonistas y a sus familias.
Descubrimos, tal vez como otros investigadores de todo el mundo, que estos casos lejos de ser aislados son frecuentes en todas partes; que se dan por familias enteras desde los abuelos a los nietos y durante toda la vida de los protagonistas y que ademas, aparecen una enorme cantidad de fenomenos asociados como luces u objetos en las zonas de las visitas, observados por otros testigos; campos magneticos en la casa visitada que alteran o destruyen los aparatos electrodomesticos; quemaduras en cortinas (por donde la entidad entro o salio), en las alfombras donde se asentaron y en el pasto de los jardines o parques de las viviendas. Encontramos faltante de agua en las piscinas comprobando la falta de filtraciones y algo muy interesante: los relojes del lugar donde estuvo la entidad marcando hora diferente con respecto a otros relojes de la casa.

Liliana Flotta

Comentarios
Ir a la barra de herramientas