EL GAS DE LOS PANTANOS

Articulo de Luis Ruiz Noguez
“Hace varios meses intente persuadir al mayor Hector Quintanilla para que cambiase esta explicacion por un ‘no identificado’, pero me respondio con enfasis que cualquier cambio debia proceder del Dr. Joseph Allen Hynek, y no de el, puesto que la Aviacion no tenia que ver absolutamente nada con ello. El Dr. Hynek, cuando le inste a que considerase por si mismo la retractacion, indico que acaso fuese buena idea, pero hasta la fecha no se ha hecho nada al respecto”

-James E. McDonald

Dexter, Michigan, lunes 14 de marzo de 1966, alrededor de las 3:50 a.m., los sheriffs del condado de Washtenaw, Michigan, reportaron estar viendo unos objetos en forma de disco que viajaban a velocidades fantasticas y hacian giros en angulos muy pronunciados. Se dijo que en la Base Selfridge de la Fuerza Aerea se capto un objeto sobre el lago Erie a las 4:56 a.m.

El informe (Complaint No. 00967) del capitan de policia Broderick y de su ayudante Patterson decia textualmente:

“3:50 a.m. Se recibio la llamada de los policias Buford Bushroe y John Foster, patrulla 19, diciendo que estaban viendo un objeto sospechoso en el cielo, un disco, del color de las estrellas, moviendose muy rapido, dando giros muy agudos, con movimiento de izquierda a derecha y dirigiendose en direccion noroeste.

“4:04 a.m. Condado de Livingston (oficina del sheriff) se recibio una llamada diciendo que el tambien habia visto los objetos, y habia enviado una patrulla al lugar.

“4:05 a.m. El Departamento de Policia de Ypsilanti tambien llamo para decir que el objeto habia sido visto en la US-12 e I-94 (interseccion de la autopista 12 y una carretera interestatal).

“4:10 a.m. Desde el (departamento del sheriff del) condado de Monroe se recibio otra llamada diciendo que ellos tambien habian visto los objetos.

“4:20 a.m. La patrulla 19 dijo haber visto cuatro mas en el mismo lugar moviendose a gran velocidad.

“4:30 a.m. Se llamo al coronel Millar (Director de Defensa Civil del condado); justo para que echara un vistazo a los objetos, que no supo que eran, y para que preguntara en el Aeropuerto Willow Run.

“4:54 a.m. La patrulla 19 llamo y dijo haber visto otros dos objetos llegando desde el sureste, sobre el condado de Monroe. Los objetos volaban lado a lado.

“4.56 a.m. La (oficina del sheriff) del condado de Monroe dijo que habian visto el objeto, y que tambien habian recibido llamadas de varios ciudadanos. Llamaron a la Base Aerea de Selfridge, en donde les dijeron que ellos tambien tenian otros objetos (presumiblemente en el radar) sobre el lago Erie, pero no podian identificarlos. De la Base Aerea se llamo a Operaciones en Detroit pidiendo informacion.

“5:30 a.m. El policia Patterson y yo (capitan Broderick) nos asomamos fuera de la ventana y vimos una luz brillante que aparecia sobre el area de Ypsilanti. Se veia como una estrella, aunque se estaba moviendo de norte a este.

“6:15 a.m. Hasta este momento no hemos tenido confirmacion de la Base Aerea”.

Los policias Bushroe y Foster declararon:

“esta es la cosa mas extraña que hayamos presenciado. No creeriamos esta historia si no la hubiesemos visto con nuestros propios ojos. Estos objetos se podian mover a velocidades fantasticas, y hacer varios giros. Subian y bajaban y tenian gran maniobrabilidad. No tenemos idea de lo que eran los objetos, ni de donde venian. A las 4:20 a.m. habia cuatro de estos objetos volando en formacion, en direccion norte a oeste; a las 5:30 estos objetos desaparecieron de nuestra vista, y no los vimos nuevamente”.

Bushroe subrayo:

“Se movian de adelante hacia atras, como un pendulo, luego subieron hacia el cielo a una gran velocidad, para luego dejarse caer a la misma velocidad.

“Se veia como un arco. Era redondo. Giramos alrededor y comenzamos a seguirlo durante ocho kilometros. Se dirigia al oeste cuando paramos. Lo perdimos en los arboles. No sabemos si las luces se apagaron o desaparecio a tremenda velocidad. Estaba a unos 500 metros de altura y se movia a unos 150 kilometros por hora. Nosotros ibamos a 120 cuando lo perdimos cerca de Wylie Road”.

Dos dias despues, el sargento Nuel K. Schneider y el policia David Fitzpatrick, de Milan, Michigan, estaban atendiendo un reporte de accidente de trafico a unos 20 kilometros al oeste de Saline, cuando vieron, a las 4:25 a.m., varios objetos que se mantenian estaticos en el cielo, pero luego se elevaban o descendian rapidamente, a una velocidad similar a la de un jet. Su brillo aumentaba y disminuia periodicamente. En un reporte al NICAP, los oficiales dijeron que los objetos se movian sincronicamente, en una formacion de vuelo, mientras que un tercer objeto permanecio estatico a poca altitud.

Ambos policias descendieron del auto. Fitzpatrick coloco su camara miniatura sobre un tripode y dejo abierto el diafragma por unos diez a doce minutos. Los negativos los envio a Forest Hills, Nueva York, para su revelado (las fotos se las entregarian el 22 de marzo). Fitzpatrick dijo que los dos objetos que el fotografio tenian una luz amarilla. Los estuvo observando entre las 4:25 y las 7:00 a.m.

El jueves 17, William (Bud) Van Horn, director de Defensa Civil, reporto unos objetos que cambiaban de rojo a azul verdoso. Su hijo, David, de la secundaria Davis School, afirmo que, junto con otros 22 estudiantes, vieron los mismos objetos.

UNA LUZ EN LOS PANTANOS

Fueron los perros de Frank Mannor quienes reaccionaron primero. Habian pasado seis dias desde el avistamiento de los policias Bushroe y Foster. A las 9 de la noche los perros estaban como locos ladrando hacia unas luces que se movian por un area de pantanos situada cerca de Dexter. Mannors, de 47 años, un camionero que vivia en el diez mil 600 de McGuinnes, a 19 kilometros de Ann Arbor, salio a callar a los perros. “Cuando me volvi, vi este meteoro. Se detuvo, descendio hasta el suelo, y luego se elevo otra vez. Llame a mi esposa e hijos para que salieran, y lo vimos durante 15 minutos”.

El objeto cambiaba de color del blanco al rojo, pasando por el azul. Parecia tener un movimiento de rotacion.

Segun el relato que mas tarde hizo a las autoridades, Mannor llamo a gritos a su mujer y al resto de la familia para que acudieran rapidamente. De haber sido un asaltante con una lampara o, incluso, una nave de otro planeta, esta hubiera sido una accion poco conveniente para un jefe de familia. Pero Mannors, creyo, no exponia a la suya a ningun peligro. Toda la familia se precipito fuera de la casa (su esposa, la señora Leona Mannor, su hijo Ronald Mannor, de 19 años, su hija y su yerno).

Leona corrio al interior de la casa y llamo a la policia a traves del telefono comunitario de la familia. La llamada fue escuchada por varios vecinos: “Tenemos un objeto aqui afuera que parece lo que llaman un platillo volante. Esta lleno de luces, abajo en el pantano”.

El sheriff del condado de Washtenaw, Douglas Harvey, ordeno que todos los policias disponibles se dirigieran a la escena y envio varias patrullas al sitio, a unos 20 kilometros al noroeste de Washtenaw. Seis patrullas, con dos hombres cada una, y tres detectives, rodearon el area. Estuvieron persiguiendo el objeto volador a lo largo del camino a Island Lake, sin poder alcanzarlo.

Varios policias vieron los objetos, entre ellos John Foster, quien dijo que volaban a unos tres mil metros de altura. El patrullero Robert Huniwell (en otros reportes aparece como Hartwell), del Departamento de Policia de Dexter, informo que uno de los objetos paso zumbando a unos tres metros sobre su patrulla, cuando se dirigia al hogar de los Mannor. Se encontraba sobre los caminos a Quigley y Brand, entre las 9:30 y 9:45 p.m. Dijo que el objeto tenia luces parpadeantes de color verde y rojo, volo muy bajo sobre el terreno, sobre los autos de los scouts, y luego se elevo, al mismo tiempo que se le unian otros dos objetos, para luego desaparecer. Dijo que parecia un aeroplano con una carcasa como de waffle y luces en el centro y en sus extremos.

Los primeros en llegar en respuesta a la llamada de la señora Mannor fueron el jefe de policia Robert R. Taylor y el patrullero N. G. Lee.

Cuando arribaron, el camino estaba bloqueado por los coches de los vecinos. Se habian reunido mas de 50 personas. Se les informo que el objeto no tenia forma de platillo, sino mas bien de piramide o de gota de agua invertida, y su superficie tenia aspecto de coral, y por debajo de el habia algo que parecia girar. Poco despues vieron otro objeto; no era mas que un resplandor rojo. Se le vio con la ayuda de unos prismaticos. Parecia hallarse en una franja de niebla y latia con un fulgor rojo. “Creo que era una ambulancia”, dijo Lee.

El hijo de Taylor, un chico de 16 años, tambien vio el objeto rojo en el cielo, alrededor de las 10:30 p.m.: “Volaba hacia el este, muy lento, y de pronto aumento su velocidad y cambio su rumbo al oeste. Parpadeaba con luces rojas y blancas”.

Tiempo despues llegaron tambien los comisarios del condado de Washtenaw, Stanley McFaden y David Fitzpatrick. Los policias estacionaron la patrulla 34 en un area cercana y comenzaron a rastrear el lugar en compañia de Mannor. Hacia la misma hora llego otro policia de Dexter: Robert Hunawill.

Los agentes informaron mas tarde que el objeto se “desvanecio” en el pantano cuando trataban de acercarse a el. En su reporte indican que:

“En el bosque, a lo lejos, se observaba una luz brillante, que mientras nos acercabamos disminuia su brillo… Entonces, la luz brillante aparecio de nuevo y luego desaparecio. Se hizo un rastreo del area, a traves del pantano y de las altas yerbas, con resultados negativos. Cuando regresamos a la patrulla, se nos informo que uno de los objetos habia estado volando exactamente sobre el area en donde se veian nuestras lamparas, y luego desaparecio en direccion oeste a gran velocidad”.

El jefe de policia de Dexter, Robert Taylor, dijo que el vio el objeto en las cercanias del pantano. Era un objeto pulsante de color rojo. Saco sus binoculares y observo a traves de ellos “un fulgor rojizo en el pantano. Era una luz roja pulsante que crecio. Saque mis binoculares y vi que tenia una luz a cada uno de sus lados”.

El policia Stanley McFadden, de 27 años, dijo que al menos 60 personas vieron las luces en el aire o sobre el terreno.

Varios coches repletos de estudiantes de las universidades de Michigan y de Eastern Michigan llegaron al sitio, despues de oir en la radio los reportes del avistamiento.

Se le pregunto a Mannor si no podia ser alguna broma de los estudiantes y el nego tal posibilidad. “No pudieron perpetrar algo asi. No habia nada ahi. No hay forma de salir. Solo habia dos coches de scouts en la colina y mas en la casa”.

Los Mannor indicaron que uno de los objetos tenian “la forma de una pelota de beisbol, de color gris amarillento”. Parecian estar sobre el pantano envueltos en una especie de bruma o vapor. Las luces del objeto parpadeaban y tenian un halo a su alrededor. “No se veia como en las fotos de platillos voladores y tenia una superficie que parecia un coral. Conozco cada recoveco de este condado y nunca vi nada como esto. No hay nada malo con mis ojos y mi hijo tiene una vision 20/20. Ambos no podiamos equivocarnos”.

La cosa se elevo sobre los arboles y luego descendio. Cambio de colores, pues mientras en el suelo era azul, sobre los arboles se torno rojo, y luego volvio a cambiar de color cuando descendio nuevamente. Su sonido era una mezcla entre el rebote de una bala y el sonido de una sirena de alta frecuencia.

“Tenia forma piramidal, con una luz azul verdosa en el lado derecho, y una blanca en el izquierdo. No vi ninguna antena ni escotilla… Luego el objeto adquirio una intensa coloracion rojo carmin, como de hierro fundido, mientras nos acercabamos y en el momento en que Ronald exclamo ‘¡mira esa cosa tan horrible!’, el objeto desaparecio”.

Al dia siguiente los policias registraron el lugar donde parecia haberse posado el objeto. El hijo de Mannor ayudo en la busqueda, ya que pertenecia al equipo de rastreo de la Dexter High School. Era justo sobre el pantano y los policias no pudieron encontrar ninguna huella, mas que restos en descomposicion. Tampoco los contadores Geiger-Muller revelaron ninguna radiactividad anormal.

AL DiA SIGUIENTE…

El lunes 21 de marzo, nuevamente por la noche, hubo una extraordinaria agitacion en el lugar en que se habian desarrollado los sucesos de la jornada anterior. La carretera que conducia a la casa de los Mannor se hallaba atestada de coches ocupados por curiosos. Un individuo dirigio hacia arriba el foco de su linterna y la estuvo haciendo parpadear durante una hora conforme a una pauta que, segun dijo, era parte de una formula matematica que los tripulantes de los OVNIS reconocerian sin duda alguna. Otro sujeto toco el violin para atraer a los platillos. Nada sucedio.

Mientras tanto, cerca de Hillsdale, a 100 kilometros al sureste de Ann Arbor, en la Universidad, y en medio de una tormenta acompañada de truenos, a eso de las diez de la noche, varios profesores y por lo menos 87 de las alumnas de la secundaria mixta, presenciaron un fascinante despliegue de luces en un pantano, no lejos del campus. Entre los que contemplaron el espectaculo habia varios policias locales y, nuevamente, el director de la Defensa Civil del condado de Hillsdale, William van Horn.

Este ultimo vio el objeto a traves de unos binoculares. Van Horn dijo que las niñas de la secundaria Hillsdale College (un internado mixto) dijeron haber visto varios objetos fuera de sus dormitorios. Su unidad se encuentra entre la calle Hillsdale y el camino Barber. Van Horn les indico que le volvieran a llamar si el objeto no desaparecia. Tiempo despues las niñas volvieron a llamar y Van Horn llamo a la policia. Junto con los policias se dirigio al internado.

“ibamos al sitio en donde las estudiantes habian reportado haber visto el objeto, pero no pudimos encontrar nada que nos indicara su existencia, por lo que me dirigi al dormitorio para hablar con las niñas y ellas me llevaron hacia una ventana del segundo piso desde donde observaron el objeto. ¡Y ahi estaba!”.

Van Horn dijo haber visto el objeto desde las 10:30 p.m. hasta la 1:30 a.m. Luego regreso a su casa con la intencion de volver al dia siguiente a investigar.

Las chicas dijeron que el objeto paso zumbando por la ventana de su dormitorio, se estrello en el suelo y luego se volvio a elevar para desaparecer detras de la arboleda. “Se desvio, se tambaleo y brillo” fueron sus palabras textuales. Los objetos desaparecieron cuando llego la policia para investigar, y reaparecieron cuando esta se fue.

Los testigos afirmaron haber visto pequeñas esferas de fuego que lanzaban destellos rojos y verde azulados.

La señora Kelly Hearn, profesora de ingles y directora del dormitorio, pidio a sus alumnas que tomaran notas de lo que habian visto.

Barbara Kohn, de 21 años, de New Castle, y Cynthia Poffenberger, de 18, de Cleveland, fueron las primeras que los vieron. Lo describieron como una especie de balon de futbol americano.

La señora Roger Norton, residente en el 308 de Barber, tambien vio un objeto indescriptible a traves de su ventana, entre las 10:00 y las 11:00 p.m.

La señora Jason L. Merrill, del 263 de la calle Union, su hija de doce años, Susan, y la señora Jimmie Jones, del 276, de la misma calle, vieron tres objetos al noreste de Hillsdale la noche del martes 22, entre las 7:30 y las 8:00.

La señora Merril dijo que los objetos volaban en formacion. Uno de ellos se separo y se apago en la distancia. Los otros permanecieron volando “como si fueran unos cometas al final de su cuerda”. La señora Jones dijo que el movimiento “parecia estar controlado”. Ambas mujeres vieron las luces durante unos diez minutos desde sus respectivas casas, mientras que la hija de Cerril estaba en Simpson Field, un area pantanosa, cercana a su secundaria. Ella solo vio un objeto. Lo dibujo en forma de balon de futbol americano, con tres circulos de luz en su centro. Se movio a la derecha, arriba, de nuevo a la derecha, abajo, y finalmente a la izquierda, desapareciendo en los arboles.

Cientos de personas se aglomeraron en las calles de Hillsdale la noche del miercoles 23. Susan Merrill dijo haber visto de nueva cuenta el OVNI. Ese mismo dia un adolescente de Monroe aseguro haber tomado fotos de lo que parecia una gran gota cerca de un molino de viento, pero que en realidad era un lensflare.

Frederick E. Davids, comisionado de la policia estatal, quien tambien dirigia la Defensa Civil en Michigan, inicio una investigacion.

LA FUERZA AeREA ENTRA EN ACCION

Jacques Vallee, el astronomo y ufologo frances, para entonces ya residia en los Estados Unidos. El 21 de marzo escuchaba una estacion de radio de Chicago y se entero de los sucesos de Michigan. De inmediato hablo con el doctor Joseph Allen Hynek y este, a su vez, se comunico con la Fuerza Aerea. A la mañana siguiente Hynek estaba en Michigan.

Las autoridades de la cercana Selfridge Field, perteneciente a la Fuerza Aerea, remitieron el caso a Washington. El martes 22 de marzo, la Fuerza Aerea anuncio el envio del doctor Hynek, director del Observatorio de Dearborn, a la Northwestern University, Evanston, Illinois, para que investigara el enigma de las apariciones de Dexter e Hillsdale. Hynek viajo por dos horas y 45 minutos, para llegar ese mismo dia.

El doctor Hynek dio una conferencia el 25 de marzo en el Club de Prensa de Detroit. Indico que, de acuerdo con sus investigaciones, las apariciones de Hillsdale College eran obra de unos bromistas que habian jugado con bengalas. Explico que la fotografia tomada por un policia de Milan (Michigan), “no era mas que una fotografia de larga exposicion de la Luna naciente y el planeta Venus”. Los policias que habian tomado la placa siguieron insistiendo que eran los “OVNIS” que ellos habian observado. Hynek hizo notar que los unicos dos testigos que habian estado lo suficientemente cerca del teatro de los acontecimientos como para poder describir bien el fenomeno, habian reconocido haberse hallado a una distancia mayor a los 500 metros. “Demasiado lejos –observo– para que alguien pudiera determinar los detalles”.

“Un sombrio pantano es el lugar mas impropio para ser visitado por seres del espacio exterior. No es el lugar que un helicoptero sobrevolaria durante varias horas, ni en el que fuera probado un silencioso ingenio secreto”.

Manifesto que una explicacion verosimil consistia en que se trataba simplemente de “gas de los pantanos” y explico que era causado por la putrefaccion de sustancias organicas de los vegetales y animales en las areas cenagosas, “las cuales generan metano, que se inflama al entrar en contacto con el oxigeno del aire”.

“Si (el objeto) estaba en ambos casos en un lugar muy localizado, creo que este punto es el mas importante. El destello fue visto aqui (señalando a los periodistas en un mapa). Esto se pudo deber a la emision de cantidades variables de gas.

“Las llamas surgian en un lugar y de pronto aparecian en otro, produciendo la ilusion de movimiento. No se notaba calor, y las luces no quemaban o chamuscaban el suelo. Pueden aparecer durante horas, y a veces durante toda una noche. Generalmente no se notan olores, y a menudo tampoco sonidos, excepto el ruido burbujeante de pequeñas explosiones, como el de las palomitas de maiz o similar a la ignicion de un gas. Este producto se forma por la descomposicion de la vegetacion”.

Concluyo con estas palabras: “Enfatizo que no puedo demostrar ante un tribunal que esta es la explicacion plena de esos avistamientos”.

El astrofisico subrayo que su explicacion no “cubria todo el fenomeno OVNI visto en los pasados 20 años” y que solo algunos casos podian atribuirse al gas de los pantanos. Los periodistas no esperaron mas y publicaron esta explicacion en un tono amarillista.

Cuando le preguntaron a Mannor su opinion sobre la teoria de Hynek, dijo: “Yo no soy profesor, no tengo su educacion, pero creo que esta equivocado. Yo solo soy un tipo comun y corriente, pero vi lo que vi y nadie me va a decir lo contrario. Eso no era el foxfire ni una ilusion. Era un objeto”.

Tiempo despues, el 17 de diciembre de 1966, el doctor Hynek manifestaba al “Saturday Evening Post” que, cuando investigaba los sucesos de Dexter, le fue indicado por la Fuerza Aerea que debia celebrar una conferencia de prensa y preparar una explicacion, si bien el afirmaba que no tenia idea de cual habia sido la causa de los fenomenos observados. Se quedo petrificado al ver que los periodistas daban como solucion la hipotesis del gas de los pantanos, pero la sacaban de contexto porque no habian entendido el concepto.

“Inmediatamente despues de la conferencia vi con horror como un reportero leyo rapidamente (el comunicado de prensa), encontro el enunciado ‘gas de los pantanos’, lo subrayo, y corrio hacia el telefono”.

Echando mas leña al asunto, otros periodicos habian publicado titulares como “La Fuerza Aerea insulta al publico con su teoria del gas de los pantanos”, publicado por el “South Bend Tribune”.

“Siempre nos hemos mantenido en la primera linea de los escepticos cuando surgian noticias acerca de objetos volantes no identificados –indicaba el periodico–. Pero hemos de reconocer que algunas de las explicaciones dadas por el investigador oficial de la Fuerza Aerea sobre las recientes apariciones, parecen casi tan descabelladas como las historias de los ‘hombrecitos verdes’.

“La reciente conclusion oficial de que una serie de apariciones de OVNIS en Michigan podian ser explicadas como gas de los pantanos es, por decirlo con suavidad, un tanto forzada.

“Los que consideramos tales apariciones como insuficientes para quitarnos el sueño, preferimos que nuestro sentido comun no resulte insultado por disparatadas teorias ‘oficiales’”.

John F. Sullivan, ingeniero quimico, comunico el 26 de marzo al “Daily Tribune of Royal Oak”, de Michigan que “el metano (gas de los pantanos) no se eleva en el aire, ni permanece suspendido, ni se mueve a grandes velocidades. Como maximo, arderia solo durante unos minutos. Tendria el aspecto de una antorcha… nadie podria confundirlo con una llama”.

Sullivan añadio que el empleo de esta hipotesis por parte del doctor Hynek revelaba que este sabia muy poco acerca del gas de los pantanos, o que no decia la verdad, o que sus credenciales no eran autenticas.

Poco despues de los incidentes de Dexter, Johnny Carson entrevisto en su programa “Tonight Show”, de la NBC, al doctor Albert Hibbs, cientifico del Instituto Tecnologico de California. Se le pregunto al doctor Hibbs si estaba de acuerdo con la teoria del gas de los pantanos. Hibbs respondio: “Las caracteristicas del gas de los pantanos no concuerdan con lo que se dijo alli”.

El “NICAP Investigador”, publicacion distribuida regularmente entre los miembros del NICAP (Comites Nacionales de Investigacion de los Fenomenos Aereos, por sus siglas en ingles), cito el libro de Marcel Giles Josef Minnaert, “The Nature of light and colour in the open air”, en el que se dice que:

“El gas de los pantanos o de las marismas se compone de metano, dioxido de carbono y nitrogeno, desprendidos de materias vegetales en putrefaccion en zonas cenagosas. Estos gases pueden producir luces que son conocidas como fuegos fatuos”.

De las luces producidas por estos gases dice:

“Semejan a veces pequeñas llamas, cuya longitud oscila entre uno y doce centimetros y cuya anchura no rebasa los cinco centimetros. Unas veces reposan en el suelo; otras, flotan a unos diez centimetros por encima de el. No parece ser cierto que dancen en el aire… aunque ocasionalmente el viento los impulsa unos centimetros antes de que se extingan”.

LA VERSIoN DE HYNEK

En el “Saturday Evening Post” del 17 de diciembre, Hynek explico los antecedentes de su teoria. Dijo que, cumpliendo ordenes de la Fuerza Aerea, llego a Michigan, en donde el ambiente estaba tan caldeado que le fue imposible realizar ninguna investigacion.

“A veces tuve que abrirme paso con grandes esfuerzos a traves de enjambres de reporteros que rodeaban a los testigos clave a quienes tenia que interrogar. Ademas, toda la region se hallaba al borde de la histeria. En medio de esta confusion, recibi un mensaje de la Fuerza Aerea: se iba a celebrar una conferencia de prensa, y yo tenia que dar publicamente una explicacion acerca de la causa de los fenomenos. De nada me sirvio protestar, decir que no tenia la menor idea de que era lo que podia haber causado los fenomenos vistos en los pantanos. Lo quisiera o no, se celebraria la conferencia de prensa”.

La noche del 24 de marzo, Hynek estaba dentro de una patrulla que le servia de guia, cuando escucho un informe acerca de un OVNI en el radio de la patrulla. Rapidamente se dirigieron al lugar. Todos en la calle señalaban un objeto brillante en el cielo. “¡Alli esta! ¡Se esta moviendo! ¡Lo veo, lo veo!”, eran los gritos de los testigos.

Hynek, astronomo profesional, reconocio en el objeto a la estrella Arturo.

“No se estaba moviendo –dijo Hynek a la prensa–. Era la estrella Arturo, innegablemente identificada por su posicion en relacion al mango de la constelacion de la Gran Taza. Una soberbia demostracion para mi”.

Claramente se estaba viviendo una psicosis OVNI.

Hynek tenia que dar la conferencia en medio de toda esta psicosis, y no estaba preparado. Para complicar mas las cosas, la conferencia se pospuso varias veces. Originalmente estaba preparada para las 10:30 a.m., luego se paso para las 12:00, las 13:00 y, finalmente, las 14:00 horas.

Hynek recordo una llamada telefonica de un botanico de la Universidad de Michigan, en la que le habia llamado la atencion sobre el fenomeno del gas de los pantanos. Hynek no sabia mas que lo elemental sobre esas manifestaciones, por lo que centro su investigacion en este punto.

“Despues de recoger mas datos de otros cientificos de Michigan acerca del gas de los pantanos, decidi que era una ‘posible’ explicacion que podia ofrecer a los periodistas.

“Sin embargo, la conferencia resulto ser un lugar en el que no cabian las discusiones academicas; fue un circo. Las camaras de television me querian en una pose, los periodistas en otra, y durante un momento los dos grupos estuvieron tirando de mi. Todo el mundo reclamaba a gritos una explicacion unica y espectacular para los avistamientos. Querian pequeños hombrecitos verdes. Cuando ofreci una declaracion que consideraba el gas del pantano, muchos simplemente ignoraron el hecho de que yo dije que era una explicacion ‘posible’”.

Los periodistas no solo ignoraron lo anterior sino que, ademas, dejaron entrever la posibilidad de aplicarla a todo el fenomeno OVNI, pero Hynek solo la habia aplicado para el caso de la familia Mannor. Comprendo la situacion de Hynek, porque en lo personal me he enfrentado al mismo asunto. Cuando intento una explicacion para cierto caso, los ufologos, muy orondos, me dicen: “si, pero el caso fulano de tal no se puede explicar con lo que tu estas diciendo”, y creen que con eso descalifican la explicacion (pobres descerebrados). En ningun momento he mencionado que exista una explicacion simple del fenomeno OVNI. Aqui hay que utilizar la explicacion caso por caso.

“Demasiados reportajes el dia siguiente no solo dijeron que el gas del pantano era definitivamente la causa de las luces de Michigan, sino que daban a entender que tambien era la causa de otros avistamientos de OVNIS. Sali de la ciudad tan rapida y silenciosamente como pude”.

Mucho tiempo despues de los sucesos de Dexter, a principios de 1967, Hynek dio una conferencia en el acto de celebracion del Dia de los Fundadores de la Asociacion de Alumnos de la Universidad de Nort Western. Ahi presento varias diapositivas de los chistes que habia dado lugar la famosa explicacion del gas de los pantanos. Uno de ellos representaba una nave espacial en forma de disco y muy adornada, que habia aterrizado en el campus de la universidad. Por una escotilla del aparato salian unos curiosos humanoides mientras otro, con una especie de arma extraña, corria por un sendero tras una pareja de asustados estudiantes, gritando “llevenme con ese profesor que nos ha llamado gas de los pantanos”.

Los caricaturistas llamaron a Michigan “el estado del gas de los pantanos”.

EL CONGRESO

Las burlas llegaron al Capitolio. El entonces lider de la minoria republicana, Gerald R. Ford (que posteriormente llegaria a ser presidente), y el representante de Michigan (segundo distrito del Congreso), Weston E Vivian, pidieron una investigacion del Congreso, y otros legisladores apoyaron su peticion.

Un comunicado interno de la Fuerza Aerea muestra que el congresista Vivian fue muy persistente en sus demandas:

DE: FTD, Wright Patterson AFB, Ohio.

PARA: AFSC, Andrews AFB, Md.

INFO: USAF, Wash, D.C.,

Unclass FM TDEW/UFO 14644 Marzo 1966.

Para SAFOI-CC, para SCFA (Mayor Gregory).

De acuerdo con la comunicacion entre el Mayor Gregory (SCFA) y el Mayor Quintanilla (TDEW). El congresista Vivian (Michigan) llamo al Mayor Quintanilla el 24 de marzo de 1966 a las 11:20 y le pidio le informara si se iba a realizar una conferencia de prensa por parte del doctor J. Allen Hynek. Vivian pidio que le informaran al menos tres horas antes de la conferencia de prensa. SAFOI-CC fue informado de la conversacion con Vivian y ellos dijeron que se ocuparian del asunto. El 28 de marzo, a las 15:20, Vivian llamo al Mayor Quintanilla y pregunto por que no le habia informado de la conferencia de Hynek. El Mayor Quintanilla informo al senador que SAFOI quedo en avisarle. El senador comenzo a molestarse y pidio el numero telefonico del SAFOI. Luego le pregunto al Mayor Quintanilla si tenia estudios universitarios, y de ser asi, en que campo. El Mayor Quintanilla le dijo que tenia una BS en fisica. Luego el senador pregunto por cuanto tiempo habia estado a cargo del Proyecto Libro Azul el Mayor Quintanilla. El Mayor dijo que tenia 32 meses en el cargo. Nuevamente Vivian pregunto a quien reportaba Quintanilla, y se le informo que al Coronel Eric T. De Jonckheere. El senador pregunto a quien reportaba el Coronel De Jonckheere, y se le dijo que al B/G Cruikshank. Luego Vivian pregunto quien asistia al Mayor Quintanilla en sus investigaciones. El Mayor informo que el Sargento Moody, que tenia un grado en psicologia, con un trabajo de postgrado de 24 horas. El Mayor Quintanilla informo al senador Vivian que le asistian tambien otros departamentos de la Fuerza Aerea. El senador pidio que se le enviara el numero de personas trabajando para el proyecto y sus credenciales, y de que manera hacian sus reportes.

(Firmado) Mayor H. Quintanilla, Jr.

29 de marzo de 1966.

Ford escribio una carta fechada el 5 de abril:

Congresista L. Mendel Rivers

Director, Comite de Servicios Armados

Congreso de los Estados Unidos

Washington, D.C.

Querido director Rivers:

No dudo que haya notado el reciente torbellino en los periodicos sobre los objetos voladores no identificados (OVNIS). Yo tengo un interes especial en estos casos porque muchos de los que se reportaron ultimamente ocurrieron en mi estado natal, Michigan.

La Fuerza Aerea envio a un consultor, el astrofisico doctor J. Allen Hynek, de la Universidad Northwestern, a Michigan, a investigar esos reportes; y se concluyo que todos eran debidos a bromas estudiantiles o gas de los pantanos o a una impresion creada por la elevacion de la Luna y el planeta Venus. Yo no estoy de acuerdo con que esos reportes se puedan explicar tan facilmente.

Ya que creo que en esos reportes puede haber algo sustancioso, y porque tambien creo que los ciudadanos americanos requieren de una explicacion mas profunda que las dadas por la Fuerza Aerea hasta la fecha, propongo que el Comite de Ciencia y Astronautica o el Comite de Servicios Armados del Congreso, realicen consultas sobre los OVNIS y pidan el testimonio tanto de la parte ejecutiva del Gobierno como de algunas personas que afirman haber visto OVNIS.

Incluyo materiales que creo le ayudaran a estimar la viabilidad de una investigacion de los OVNIS.

Quiero llamar su atencion a la columna de Roscoe Drummond, publicada el pasado domingo en la que el señor Drummond dice: “Tal vez todos estos avistamientos son errores, imaginarios o irreales; pero necesitamos un acercamiento mas creible de lo que se nos ha dado”. El señor Drummond va al punto: “Necesitamos tener todos los datos juntos en un solo sitio para examinarlos mas objetivamente de lo que nadie lo ha hecho antes. Se obtendra una opinion publica estable observando con detenimiento la evidencia, y no menospreciandola.

“Ha llegado el momento en que el presidente del Congreso nombre un panel objetivo y respetado, que investigue y reporte todas las evidencias presentes y futuras para saber que es lo que esta pasando”.

Estoy completamente de acuerdo con las declaraciones del señor Drummond. Tambien sugiero que revise la serie de seis articulos, que incluyo, de Bulkley Griffin, del “Griffin Larrabee News Bureau”. En el ultimo de estos articulos, publicado en enero, el señor Griffin dice: “Se puede establecer una conclusion principal: Que la Fuerza Aerea esta engañando al publico en su continua campaña de producir y mantener la creencia de que todos los avistamientos pueden explicarse como malas identificaciones de objetos familiares tales como, globos, estrellas y aviones”.

Hoy recibi varios telegramas urgiendome a una investigacion por parte del Congreso sobre los OVNIS. Una es del Coronel de la Fuerza Aerea (retirado) Harold D. Brown, de Ardmore, Tennesse, quien dice: “Yo he visto OVNIS. Estoy disponible para testificarlo”.

Otro, de la señora Ethyle M. Davis, de Eugene, Oregon, dice, “nueve de cada diez personas quieren OVNIS verdaderos. Presione para que se investigue hasta el fondo”.

Ronald Colier, de Los angeles, quien se identifica a si mismo como un cientifico del MIT, me apremia para que usted haga todo lo que este a su alcance para que los archivos del Proyecto Libro Azul de la Fuerza Aerea (el nombre del estudio de la Fuerza aerea sobre los reportes OVNI) los conozca la gente. ¿Debemos suponer que todo aquel que diga que ha visto OVNIS es un testigo no confiable?

Una historia publicada por la UPI, del avistamiento del 21 de marzo de 1966 en Ann Arbor, Michigan, dice que “al menos 40 personas, incluyendo doce policias, dijeron hoy haber visto un objeto volador extraño, cuidado por dos naves hermanas en un pantano cerca de aqui, la noche del domingo”.

Matt Surrell, de la estacion WJR, de Detroit, cita un testigo presencial de un reciente avistamiento OVNI. Emile Grenier, un ingeniero aeronautico de Ann Arbor, empleado en la Ford Motor Company Co. Y dice que un ingeniero aeronautico no se puede considerar como un testigo no confiable.

En la firme creencia de que el publico americano merece una mejor explicacion que la hasta hoy dada por la Fuerza Aerea, recomiendo encarecidamente que se forme un comite de investigacion sobre el fenomeno OVNI.

Creo que se lo debemos a la gente para establecer la credibilidad de los OVNIS y producir el mayor conocimiento posible sobre este tema.

Con mis mas sinceras consideraciones,

Atentamente

Gerald R. Ford, Miembro del Congreso.

El Comite de Servicios Armados de la Camara (House Committee on Armed Services), presidido por el congresista de Carolina del Sur, L. Mendel Rivers, se reunio aquel 5 de abril y ahi, como veremos mas adelante, comparecieron Harold D. Brown, secretario de la USAF; el comandante Hector V. Quintanilla Jr., director del Proyecto Libro Azul; y J. Allen Hynek, asesor del mismo.

Con un juego de palabras Rivers les espeto: “Veamos si ustedes pueden arrojar alguna luz sobre estos objetos tan iluminados”.

El panel de consultores cientificos del Proyecto Libro Azul habia recomendado que se iniciara un nuevo estudio sobre el tema OVNI. Este comite era dirigido por el doctor Brian O’Brien. El congresista Rivers concluyo haciendo publicas las recomendaciones del Comite O’Brien: Se debia organizar un estudio, independiente de la Fuerza Aerea, que investigara lo que eran los OVNIS. Habia nacido el Proyecto Condon.

LA VERSIoN DE QUINTANILLA

En 1963 la nueva cabeza del Proyecto Libro Azul era el Mayor Hector V. Quintanilla. A su cargo estaban un oficial (Hill Marley), un sargento (David Moody) y un civil, como secretaria (Marilyn Beaumer Stancombe). Casi al entrar Quintanilla comenzo a tener problemas con el doctor Hynek, e incluso le comenzo a llamar “Doctor problemas”.

“Antes de abril de 1964, solo habia tenido unos cuantos problemas con el doctor Hynek. el se quejo de que Dave Moody no lo trataba de acuerdo con su nivel cientifico o alguna puerilidad como esa. Yo hable con Dave acerca de esto un par de veces y el me dijo que, de ser asi, estaria tan ocupado en ser su niñera o en besarle el trasero que no tendria tiempo en evaluar los casos que le llegaran, por lo que habia decidido en olvidarse de la ‘estatura’ cientifica del doctor. El doctor Hynek y Dave tenian que resolver sus propios problemas.

“Despues de analizar la situacion, estuve de acuerdo con Dave. El doctor Hynek venia a la oficina y pasaba las dos primeras horas socializando o chismorreando o contandonos muchas tonterias acerca de quien habia escrito libros, articulos, etcetera. Fue en una de estas sesiones de chismes que le dije firmemente a Hynek que se limitara a estudiar los casos y dejara al resto del personal hacer su trabajo.

“Hasta este momento, Hynek no habia tomado tan en serio los OVNIS ni los fenomenos relacionados. Pero asi como el viento cambia el desierto, Hynek comenzo a cambiar y yo nunca supe lo que estaba por venir. el nos avergonzo a la Fuerza Aerea y a mi en varias ocasiones; pero me mantuve ecuanime ante el publico, y no gaste palabras con el en privado.

“Varias veces le pedi que clarificara sus comentarios y observaciones y todo lo que obtenia era una debil explicacion en un tono chillon. Comence a preocuparme porque en varias ocasiones no podia creer lo que veia escrito. Por ejemplo: en abril de 1966, el doctor Hynek dijo, ante el House Armed Services Committee, que tenia 20 casos que el podia ‘certificar como buenos reportes’ que no tenian explicacion. En una carta a la revista ‘Science’ del 21 de octubre de 1966, escribio ‘tengo en mis archivos varios cientos de reportes que son realmente rompecabezas y facilmente podrian ser sujeto de discusion entre fisicos y cientificos sociales’.

“El 17 de diciembre de 1966, en un articulo en el ‘Saturday Post’, declaro que ‘de los 15 mil casos que he revisado, cientos son enigmaticos, y algunos de los incidentes mas raros, quizas uno de cada 25, son aturdidores’. De acuerdo con mis calculos estos podrian ser unos 600 casos. Eso no me sorprende, algunos de los casos que le maravillaron a el, no eran tan impresionantes para mi, Dave Moody, Hill Marley o el doctor Menzel. El articulo del ‘Post’, que fue firmado como ‘J. Allen Hynek’, decia lo siguiente: ‘Por años la Fuerza Aerea los ha relegado como fraudes, alucinaciones o errores. Hoy el mismo consultor cientifico de la Fuerza Aerea declara que muchos de estos avistamientos no son tan faciles de explicar’.

“Yo quisiera reiterar que el doctor Hynek nunca fue un buen consultor de la Fuerza Aerea sobre OVNIS… En varias ocasiones trato de minar mi posicion. Envio una carta al doctor Harold Brown, secretario de la Fuerza Aerea, en la cual recomendaba que me reemplazaran por el teniente coronel Robert J. Friend, mi antecesor. Tengo una copia de la respuesta de Brown a Hynek, fechada el 7 de febrero de 1967, en la que le expresa estar satisfecho con mi trabajo y al año siguiente recibi dos cartas de recomendacion del general LeBailley y del general Giller”.

Hynek, quien inicialmente no queria saber nada de la prensa, pronto le encontro el gusto a aparecer en los encabezados de los periodicos. Cuando Quintanilla le envio a investigar el caso de Socorro, el reporte que redacto era muy pobre.

“Era uno de sus tipicos reportes que contenian pocos detalles tecnicos y que no añadian nada a lo que ya me habian enviado Connor y Moody. Realmente Hynek añadio muy poco a la investigacion, sin embargo, sus tipicas entrevistas de prensa si añadieron mas leña al fuego”.

Aun mas frustrante fue lo que ocurrio en Dexter.

“Hynek llamo temprano en la mañana (del 23 de marzo) y me dijo que los reporteros y camarografos de la television le estaban siguiendo por doquier que el iba. Le dije que debia parar eso y hacer su mejor trabajo, pero me di cuenta que hizo un mohin. Me dijo que no podia hacer el trabajo con tanta gente alrededor. Me pregunto si podia dar una conferencia de prensa y yo le dije que no. Esto ya habia ocurrido anteriormente y a mi no me gustaba.

“Al dia siguiente Hynek llamo de nuevo, y me informo que tenia una posible solucion al avistamiento de Frank Mannor, y yo le pregunte los detalles. Mi secretaria, Marilyn Beaumer Stancombe, estaba en la linea tomando toda la informacion en taquigrafia. el me dijo que la solucion era ‘gas de los pantanos’. Le dije que verificara eso con sus colegas en la universidad y luego me dijera su reaccion. Al mismo tiempo yo lo revisaria con los quimicos y botanicos de la base. De nuevo me pidio que arreglara una conferencia de prensa en la Oficina de Informacion de la Base de la Fuerza Aerea de Selfridge. Yo estaba en contra de esto desde el principio, pero el insistio y yo le dije que lo verificaria con el Pentagono. Hable con el mayor Davis y Sara Hunt del SAFOI sobre la conferencia de prensa y a ninguno de ellos les parecio una idea apropiada, aunque, en este caso particular, podia tener algunos meritos. Ya que esto iba a sentar precedente, la decision debia venir de los altos mandos.

“Esa tarde, a las 6:30 p.m., tuve una llamada del Pentagono. Era el mayor Davis, quien me dijo que el general Garland habia aceptado la conferencia de prensa, con ciertas recomendaciones. En esta ocasion el haria una excepcion, pero yo no volveria a hacer solicitudes de este tipo en el futuro. Hynek me llamo a mi casa alrededor de las nueve de la noche y yo le di la noticia. A primera hora de la mañana llame a Selfridge y les dije que arreglaran la conferencia. Alguien sugirio el Club de Prensa de Detroit como el sitio para la conferencia y no tuve ninguna objecion al respecto. La razon para cambiar el sitio fue por conveniencia de los reporteros. El Club de Prensa de Detroit es mucho mas accesible que la Oficina de Informacion de Selfridge.

“Le di instrucciones especificas a Hynek de que queria ver una copia de su declaracion a la prensa antes de que la distribuyera a los reporteros. Tambien le pedi que leyera ese documento a Sara Hunt para el SAFOI, dos horas antes de la conferencia, para que asi se prepararan copias para la Prensa Nacional de parte del Departamento de Defensa. Hynek leyo su comunicado a Sara y se distribuyeron las copias al tiempo asignado. Mientras Hynek llevaba a cabo su conferencia en Detroit (el 25 de marzo), el Pentagono enviaba las copias a los periodicos de Washington D.C.

“El proyecto tuvo sus contratiempos porque mucha gente no habia oido sobre ‘el gas de los pantanos’, Miasma, Fogtails, Jack o’ Lanterns, Will o’ the Wisp, Foolish Fire, o Ignis Fatuees. Los periodicos pusieron este avistamiento en la primera plana. La publicidad que recibio el avistamiento fue increible. Hynek se transformo en una celebridad y los avistamientos comenzaron a derramarse a cantaros por todo el pais. Tuvimos un total de mil 112 avistamientos en 1966 y ese total nunca ha sido igualado desde entonces”.

El flap de Michigan llego hasta el congreso con el resultado de que tanto Quintanilla como Hynek fueron llamados a reunirse con el general Corbin y con el secretario de la Fuerza Aerea. De acuerdo con Quintanilla, el general le pidio a Hynek que hiciera una declaracion publica durante su audiencia en el Congreso, pero Hynek le dijo que no. Sin embargo, en la audiencia, Hynek inicio su platica con una declaracion publica.

“El general Corbin estaba sentado detras mio y a mi izquierda. Cuando Hynek anuncio que queria hacer una declaracion, oi que el general dijo ‘¡Oh demonios!’. No lo dijo fuerte, pero supe que estaba disgustado. Nadie maldijo mientras Hynek hacia su declaracion. Recuerdo que estaba muy disgustado. No estaba disgustado por su declaracion; la verdad es que, desde que estuve en el programa, Hynek nunca hizo una observacion profunda o con sentido con respecto a los OVNIS. Estaba enojado porque senti que Hynek estaba siendo desleal al general Corbin. Le habia dicho al general que no iba a hacer una declaracion y luego leyo una de cinco paginas. Del modo en que lo entiendo, el tenia motivos premeditados y deliberados para mentir al general Corbin. Perdi la confianza en Hynek y el nunca la recupero”.

Los continuos esfuerzos de Hynek para que tanto el mayor Quintanilla como la USAF se vieran mal, llevaron a que no renovaran su contrato en junio de 1969.

Antes de la comparecencia de Hynek habia hablado Quintanilla. El mayor utilizo un mapa y señalo los puntos en donde se habian visto los OVNIS.

“Hubo dos avistamientos: uno en Hillsdale y otro en Dexter. Tomando en cuenta los reportes originales de la Oficina del Sheriff, este comenzo a las 8:35 p.m. del 20 de marzo, cuando Frank Mannor llamo a esa oficina y reporto un objeto extraño sobre el area del pantano, al final del camino”.

Luego leyo parte del reporte del Sheriff, que decia:

“Atendiendo al llamado, me dirigi, sobre el camino Dexter Pinckney hacia el camino Territorial y luego di vuelta en el camino Quigley… En donde se tenia un buen punto de observacion (…) en linea directa con la casa. En este punto baje del vehiculo y me adentre en el bosque, en un intento de localizar el limite del pantano y el objeto.

“Lejos de los limites del area boscosa se veia una luz brillante. Mientras me acercaba, la luz disminuia su brillo. Cuando llegue al limite del bosque, en la parte superior del risco, volvio a aparecer la luz, y luego desaparecio. Se realizo una busqueda continua en el area, sin ningun resultado.

“Cuando regrese a la patrulla me informaron que uno de los objetos estaba sobre el area a donde apuntamos nuestros reflectores, pero que se habia alejado hacia el oeste a gran velocidad”

Quintanilla continuo con los antecedentes del caso:

“Una entrevista con Frank Mannor revelo la descripcion del objeto, que tenia un color cafe y una aparente superficie aborregada. Parecia tener un fondo plano y terminaba en una especie de cono. Sin embargo, cuando estaba mas bajo se podia ver una especie de ventana en el centro. En ambos extremos parecia tener dos pequeñas luces, destellando con luz azul verdosa y de un tono rojo intenso. Otros reportes concuerdan con el de Mannor”.

Poco despues de que el OVNI dejo de ser visto en el area de Dexter, el departamento de policia de Chelsea recibio reportes similares de un objeto que se movia a gran velocidad sobre el pueblo. El patrullero Robert Huniwell reporto: “Los objetos voladores que vi tenian luces rojas y verdes y uno bajo hasta unos tres metros de mi patrulla. Cuando se volvio a elevar, se junto con otros objetos similares”.

El policia de Milan, John Stewart, dijo que el objeto siguio a su patrulla y cuando intento comunicarse a su base “no pude utilizar la radio… El aparato continuo a unos 25 metros sobre mi durante media milla. Parecia un enorme pastel, bien iluminado con luces rojas, azules y blancas que giraban a su alrededor”.

Quintanilla añadio: “Debido al gran numero de reportes de diversas fuentes respetables, le pedi al doctor Hynek fuera al lugar a investigar el caso”.

RESUMEN Y CONCLUSIONES

El excelente “The New York Times” siempre ha evitado, en lo posible, el tema de los OVNIS, pero en el caso de Michigan tuvo que enviar a sus reporteros para que investigaran el asunto. En uno de sus editoriales, escrito por Russell Baker, se puede leer lo siguiente:

“Los entusiastas de los platillos volantes muestran debilidades humanas que probablemente seguiran siempre entre nosotros… La posibilidad de los platillos volantes es un sano antidoto contra el aburrimiento humano. Los cuidadores de los zoologicos de Pittsburg y Nueva York han estado buscando recientemente un antidoto similar para sus gorilas enjaulados”.

En el flap de Michigan, todo comenzo con algunos rumores sobre luces que maniobraban en los pantanos de Dexter (14 de marzo). Mannor se entero de ello a traves de unos amigos. Era una persona muy sugestionable. Campo fertil para convertirse, el mismo, en testigo OVNI. No tardo en ocurrir un hecho fuera de lo comun que, para la mente condicionada de Mannor, se transformo en una nave de otro planeta.

Las condiciones eran adecuadas: informes previos que prepararon el terreno, psicosis de OVNIS, un pantano con materiales putrefactos (segun el informe de los patrulleros de Dexter), pesima visibilidad (habia bruma), y una distancia de observacion mayor a los 500 metros. La descripcion de los objetos coincidia, segun Hynek, con la de los fuegos fatuos: forma de “piramide o de gota de agua invertida”, fulgor rojizo, blanco o azul, desaparicion subita…

Pero existe un suceso al que se le dio poca difusion y que podria dar un giro a la interpretacion del avistamiento de Mannor y al flap de Michigan. Varios vecinos de Whitcomb, cerca de North Campbell, observaron tres objetos circulares con una cola luminosa que se movian en forma de espiral, circundandose unos a otros. Un reportero del “Daily Tribune of Royal Oak” tambien vio los objetos pero dijo que eran anuncios luminosos del Universal City Shopping Center. Se trataba de reflectores que anunciaban la apertura del Key Oldsmobile, en el ala este del centro comercial. Dick Hodges, gerente de la agencia de autos, dijo que efectivamente tenian en operacion esos reflectores el dia de la observacion, pero que uno de ellos se apago. Los reflectores consistian de luces blancas, rojas y azules.

Si recordamos la mayoria de los avistamientos hablaban de, precisamente, luces blancas, rojas y azules. Quien ha tenido oportunidad de ver este tipo de reflectores en dias nublados o con bruma, puede confundirse facilmente. En esas fechas los cielos en los alrededores de Ann Arbor tenian bruma. Los giros, subidas, caidas, movimientos espirales, paradas abruptas, etcetera, son tipicos de las luces de los reflectores.

La apariencia “como de waffle” o “coral” podria ser la reflexion de los conos de luz sobre la superficie irregular de las nubes o en la bruma misma. Las velocidades increibles no tendrian mayor complicacion en una velocidad angular pequeña en el reflector: mover ligeramente el reflector produce un movimiento acelerado en el cono de luz. Las desapariciones abruptas se obtienen con solo apagar la luz. ¿Pudieron haberse confundido los testigos? Tal vez si, ya que este tipo de publicidad no era muy conocida por entonces.

Mannor, aunque confundido, actuo de buena fe, sin tratar de mistificar. Esto no ocurrio en el caso de la escuela de Hillsdale, en donde unos bromistas, aprovechando la psicosis, lanzaron luces de bengala, tratando de engañar a los estudiantes.

Luego llegaron los locos: los que trataban de entrar en contacto con los OVNIS a traves de formulas matematicas o de tonos musicales. O tambien aquel otro que trato de hacer pasar una fotografia de exposicion prolongada de objetos astronomicos como un autentico OVNI. O el que mostro una foto de un reflejo en la camara como si fuera una nave de otro planeta.

Por otra parte Hynek no actuo de buena fe, ni con la Fuerza Aerea ni con la opinion publica. Se comporto como un oportunista. La idea del gas de los pantanos no fue de el sino de dos profesores de fisica, los doctores Chihua Wu Hsiung y Tyler Pett, del Departamento de Fisica de Hillsdale College, quienes supusieron que se trataba de fuegos fatuos o fuegos de san Elmo, cuyo efecto se habia magnificado por una condicion de inversion de temperatura.

Su explicacion aparecio en “The Hillsdale Daily News” del 23 de marzo. Alguien se lo comento a Hynek o el mismo lo leyo en el periodico. Llamo a un amigo botanico de la Universidad de Michigan y luego a Quintanilla. A este ultimo le pidio que organizara una conferencia de prensa. Ya habia experimentado lo que era estar ante los microfonos y las camaras y eso le habia gustado. Por el resto de su vida busco avidamente estos espacios. Se dejaba fotografiar tomando poses de gran cientifico o intelectual, con su inseparable pipa. Pero en su carrera profesional como astronomo nunca hizo nada interesante, y de no ser por los OVNIS no hubiera pasado a la posteridad. Sin embargo, despues de que todo mundo se burlo de su explicacion del gas de los pantanos, Hynek invirtio las cosas, quiso dar a entender que por las prisas y presiones habia dado esa declaracion. Acuso a la Fuerza Aerea de ser ella la que le habia obligado a dar la conferencia, pero la realidad fue otra.

Los ufologos pensaran que la culpa la tuvo la Fuerza Aerea y no Hynek, pero hay mas datos que nos pueden orientar sobre la verdadera imagen del astronomo. Su explicacion sobre el caso de los policias que habian visto la estrella Arturo tampoco fue de el. La doctora Helen D. Prince, del Observatorio McMath Hulbert, en Lago Angelus, atribuyo los avistamientos a la estrella Arcturus, una estrella de primera magnitud que en ese momento se encontraba a unos 20 grados sobre el horizonte.

Hynek nunca dio credito ni a los profesores de fisica ni a la astronoma.

Por la burla que le genero, Hynek trato de desligarse del asunto echandole la culpa a la Fuerza Aerea. Sin embargo nunca se desdijo, a pesar de la presion de James McDonald, y siguio sosteniendo su idea del gas de los pantanos como explicacion a los sucesos de Dexter.

Visto asi, pareceria una confrontacion entre las versiones de Hynek y la de Quintanilla. Sin embargo, hay un hecho muy importante ha considerar. Allan Hendry, quien fuera el director de investigaciones del CUFOS, fue el mejor investigador de OVNIS de todos los tiempos. Su obra “The UFO Handbook” es un libro imprescindible para la comprension del fenomeno OVNI. Hynek contrato a Hendry para hacer las investigaciones de campo. Cuando Hendry publico sus conclusiones, que derrumbaban la hipotesis extraterrestre, Hynek lo corrio del CUFOS. esta es la verdadera personalidad del “Galileo de la ufologia” (sic).

Las luces de Michigan fueron una serie de confusiones, bromas y malas interpretaciones de hechos naturales como los fuegos fatuos, las estrellas, reflectores luminosos, luces de bengala y otros. Pero los lectores pro OVNI diran “ninguna de esas explicaciones toma en cuenta la deteccion en los radares de la Base Selfridge”. Pero la verdad es que eso tambien fue una mentira. Los periodistas del “Daily Tribune of Royal Oak” (25 de marzo) lograron entrevistar a los controladores aereos de la base, quienes informaron que los objetos nunca se detectaron en el radar.

“Si, pero todos sabemos que los militares siempre ocultan la verdad”. Tal vez, ¿pero los civiles? Los controladores del aeropuerto de Willow Run dijeron no haber captado nada anormal en el radar (“The Hilsdale Daily News” del 21 de marzo).

Los avistamientos de OVNIS se siguieron presentando en Grand Haven, Macomb, Oakland, Bad Axe. Flint y Ann Arbor, (“The Hillsdale News” del 29 de marzo), pero todos eran fraudes obvios que copiaban el avistamiento original, incluyendo los “avistamientos” del ex sheriff de Ann Arbor, Richard Sober, y del jefe de policia Ford Wallace de Linden. O como el del globo de cantoya que construyeron unos bromistas en Yipsilanti.

En abril se vieron unos destellos marinos en Frankfort y Marquette. Van Horn dijo que para ese entonces su organizacion se habia concentrado en los objetos que se movian, ya que los estacionarios habian sido identificados como estrellas.

Al año siguiente se dio el fraude de las fotografias de los hermanos Grant y Dan Jaroslaw. Al poco tiempo Hynek regreso a Hillsdale y continuo sosteniendo su teoria del gas de los pantanos. Hynek le dijo a la periodista Vivian M. Baulch que el seguia creyendo que el gas de los pantanos era la explicacion logica para este avistamiento. Cuando Guillermo Bravo, director del CIIIFOP y organizador del Primer Congreso Mundial de OVNIS en Acapulco trajo a Hynek a Mexico, para promocionar el congreso, como redactor del boletin del CIIIFOP le pregunte sobre el asunto del gas de los pantanos. No cambio su opinion, pero con una sonrisa forzada me contesto que preferia olvidar el asunto.

REFERENCIAS BIBLIOGRaFICAS

– Anonimo. “El fenomeno OVNI”. Coleccion Misterios de lo desconocido. Ediciones del Prado. Madrid. 1993.
– Anonimo. “40 in Michigan report mysterious flying objects”. The New York Times. 22 de marzo de 1966.
– Anonimo. “87 coeds saw a flying objects”. The New York Times. 22 de marzo de 1966.
– Anonimo. “AF calls in expert in UFO sightings”. Daily Tribune of Royal Oak. 22 de marzo de 1966.
– Anonimo. “AF expert filters UFO information”. Daily Tribune of Royal Oak. 23 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Air Force claims open mind about UFOs, denies hush up efforts”. The Hillsdale Daily News. 30 de marzo de 1966.
– Anonimo. “CD chief firm in stand on UFOs”. The Hillsdale Daily News. 23 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Congressman will request investigation of saucers”. The Hillsdale Daily News. 22 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Expert says blinking only twinkling star”. Daily Tribune of Royal Oak. 31 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Expert says marsh gas caused UFO sightings”. Daily Tribune of Royal Oak. 25 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Experts says UFO merely marsh gas”. The Hillsdale Daily News. 23 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Flying saucers reported in area”. The Hillsdale Daily News. 19 de marzo de 1966.
– Anonimo. “More saucers are reported”. The Hillsdale Daily News. 21 de marzo de 1966.
– Anonimo. “More saucers are sighted”. The Hillsdale Daily News. 17 de marzo de 1966.
– Anonimo. “More saucers spotted in area”. The Hillsdale News. 24 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Police, others sight UFO’s near Ann Arbor”. Daily Tribune of Royal Oak. 21 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Reports indicate objects returned”. The Hillsdale Daily News. 23 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Sighting of UFO continues throughout state and nation”. The Hillsdale News. 29 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Washtenaw deputy snaps flying object. Captures UFO on photograph”. The Hillsdale Daily News. 25 de marzo de 1966.
– Anonimo. “Ford to ask inquiry”. The New York Times. 26 de marzo de 1966.
– Baulch, Vivian. “Michigan at the Millennium: Crowds turn out to chase UFOs near Milan”. Articulo en Internet. 17 de marzo de 1966.
– Baulch, Vivian. “The great Michigan UFO chase”. The Detroit News. 22 de marzo de 1966.
– Brookesmith, Peter. “Documentos UFO. Catalogo completo”. Editorial LIBSA. Madrid. 1997.
– Brookesmith, Peter. “OVNIs Expedientes secretos”. Reader’s Digest Mexico S.A. de C.V. Mexico. 1997.
– Clark, Evert. “Saucer sightings vex Capitol Hill. Investigating flying objects might cause public alarm”. The New York Times. 26 de marzo de 1966.
– Clark, Jerome. “The UFO Book”. Visible Ink Press. Detroit. 1998.
– Condon, Edward. et al. “Scientific study of Unidentified Flying Objects”. Bantam. New York. 1968.
– Craig, Roy. “UFOs: An insider’s view of the official quest for evidence”. University of North Texas Press. Denton. 1995.
– Detroit News. 14 de marzo de 1966.
– Edwards, Frank. “Platillos volantes aqui y ahora”. Coleccion Realismo Fantastico. Plaza & Janes S. A. Barcelona. 1976.
– Emenegger, Robert. “UFOs. Past, present & future”. Ballantine Books. New York. 1974. pps. 83-103.
– Gates, Geneva. “Public reaction to UFOs varied among downtown shoppers”. The New York Times. 23 de marzo de 1966.
– Guirao, Pedro. “Los OVNIs ¿Proximo contacto?”. Teorema S. A. Barcelona. 1979.
– Hall, Richard. “The UFO Evidence. Volume II – A Thirty Year Report”. Pps. 184-186.
– Harbinson, A.. et al. « Platillos volantes. ¿De donde proceden?”. Editorial Debate. S. A.. Madrid. 1986.
– Hendry, Allan. “The UFO Handbook”. Doubleday & Company. Inc.. New York. 1979.
– Hynek, Joseph. “The UFO Experience. A Scientific Inquiry”. Marlowe & Company. New York. 1972.
– Hynek, Joseph. “The Hynek UFO Report”. Barnes & Nobles. New York. 1997.
– Jacobs, David. “The UFO Controversy in America”. Indiana University Press. Bloomington. 1975.
– Keyhoe, Donald. “Los desconocidos del espacio”. Pomaire. Barcelona. 1974.
– Krupp, Don. “UFO Mystery has another episode”. The Hillsdale Daily News. 21 de marzo de 1966.
– LIFE Magazine. 1 de abril de 1966.
– Hay, Richard. “Michigan sheriffs watch high-performance discs. ‘Swamp gas’ plagues Air Force”. Dexter. Michigan. 14-20 de marzo de 1966. The UFO Investigator. Marzo/Abril de 1966. Pag. 5-6.
– McDonald E. James. “OVNIs. ¿El mas importante problema cientifico de nuestro tiempo?”. Presentado en la reunion anual (1967) de la Sociedad Americana de Directores de Periodicos. Washington. D. C.. 22 de abril de 1967.
– Minnaert, Marcel. “The nature of light and colour in the open air”. Dover Publications. New York. 1954.
– Newsweek. 4 de abril de 1966.
– Quintanilla, Hector. “The investigation of UFOs”. Manuscrito sin publicar. 1966.
– Quintanilla, Hector. “UFO’s: An Air Force Dilemma”. Manuscrito sin publicar. National Institute for Discovery Science. 1974
– Rugaber, Walter. “Air Force points to Michigan sightings being made above swamps”. The New York Times. 25 de marzo de 1966.
– Schneider, Adolf. “Visitantes del Universo”. Plaza & Janes S. A. Barcelona. 1977.
– Steiger, Brad. “Project Bluebook”. Ballantine. New York. 1976.
– Vallee, Jacques. “El colegio invisible”. Diana. Mexico. 1981. Pps. 48-50.
– Zerpa, Fabio. “El OVNI y sus misterios”. Coleccion Cuarta Dimension No. 7. Cielosur Editora. Buenos Aires. 1978. Pag. 77.

Este articulo es una version actualizada de uno de los capitulos de la tesis de maestria de Luis Ruiz Noguez: “Analisis Discriminante para una poblacion de Fenomenos Aereos Anomalos”

Comentarios
Ir a la barra de herramientas