OVNIS: UNA VISION HISTORICA (4 PARTE)

PERIODO DE SUPERVIVENCIA
“No deseo aparecer en exceso dramatico, pero a partir de la informacion que dispongo como Secretario General, no puedo sino concluir que, a los miembros de las Naciones Unidas restan, tal vez, diez años para controlar sus antiguas querellas y lanzarse a una participacion global que frene la carrera armamentista, mejore el medio ambiente, limite la explosion demografica y de por fin el impulso necesario a los esfuerzos orientados hacia el desarrollo. Si esta participaci6n global no se crea en el proximo decenio, entonces mucho me temo que los problemas que he mencionado habran alcanzado proporciones tan escalofriantes que seremos incapaces de controlarlos”.

U Thant, 1969 (53)

Hacia finales de la decada del sesenta la humanidad se enfrenta a un conjunto de problemas: explosion demografica, estancamiento economico, inflacion, deterioro del medio ambiente, expansion urbana, crisis del sistema de valores, carrera armamentista.

Este conjunto revelaba las siguientes caracteristicas: a) dimension de alcance mundial (independiente de los sistemas politicos y sociales); b) complejidad y variedad; y, c) interaccion mutua.

En agosto de 1970 ante la preocupacion por el creciente peligro que representan los numerosos problemas que encara la humanidad, el Grupo sobre Dinamica de Sistemas del Instituto Tecnologico de Massachusetts acepto emprender el estudio de las tendencias e interrelaciones de una cantidad limitada de factores que amenazan a la sociedad global.

La investigacion es parte de un proyecto mas amplio en torno a “El Predicamento a la Humanidad”, como contribucion a un mejor entendimiento de las diferentes alternativas futuras que afrontan todos los pueblos, teniendo por objeto definir los limites y los obstaculos fisicos del planeta a la multiplicacion de la humanidad. y de la actividad humana (de ahi, los limites del crecimiento maximo que puede alcanzar esta humanidad). El problema planteado ha suscitado un llamado de atencion sobre la capacidad de sobrevivir mas alla del año 2000 con una poblacion creciente que utiliza desmedidamente los recursos naturales, con daños al medio ambiente, y con la consiguiente destruccion del equilibrio ecologico global. Todo ello en aras del crecimiento economico, identificado con “bienestar”.

El trabajo modelistico de simulacion elaborado por el grupo interdisciplinario de Massachusetts, pese a ser imperfecto, inacabado y supersimplificado resulta util y unico disponible para tratar los problemas mencionados. Sus conclusiones son conmovedoras y ratifican de manera alarmante los conceptos emanados desde la Secretaria General de las Naciones Unidas.

El comite ejecutivo patrocinante presidido por Aurelio Peccei ha expresado que: “El hombre debe explorarse a si mismo -sus objetivos y sus valores- tanto al mundo que trata de cambiar. Debe dedicarse continuamente a ambas tareas. El meollo de la cuestion no es solo la supervivencia de la especie humana, sino el que esa supervivencia pueda mantenerse sin caer en un estado de existencia que no valga nada” (54).

En 1973 el boicot arabe interrumpio el crecimiento del consumo petrolero, y el brusco aumento en el precio de los combustibles hizo reducir drasticamente el consumo y altero del mismo modo la situacion politico-economica mundia1 (55).

En los años setenta el hombre parecio tener clara conciencia de los graves problemas que plantearian los progresos sin pausa y sin medida de la tecnologia. Hasta entonces el mundo habia asistido complacido al desborde de la inventiva humana, incapaz de pensar que hubiera forma -e incluso necesidad- de frenarla y encausar la, y menos aun planificarla. La realidad de nuevos descubrimientos altero desde siempre el ambito en que se mueve. Cuando se decide hacer una bomba atomica o cuando se organiza una empresa para llevar al hombre hasta la Luna, se esta influyendo sobre el futuro.

La decada anterior transito con el objetivo del viaje lunar, sin embargo, no modifico de modo evidente la vida cotidiana, ni la situacion estrategica del mundo. si, en cambio, los medios que lo hicieron posible: la informatica, las computadoras. Mediante su empleo se hicieron los calculos para el regreso del vehiculo que viajo a la Luna, los que por metodos convencionales hubieran requerido 150 a 200 años. Todo esto ha traido como consecuencia grandes cambios. Los investigadores han descubierto que si bien su poder es enorme, es tambien enorme su responsabilidad.

Durante la decada del setenta la actividad espacial fue perdiendo el atractivo descollante de las primeras incursiones, denotada por grandes hallazgos y realizaciones. Desprovista de aquella original fascinacion que cautivo -en añadidura- el interes por la ufologia, la prensa no siguio con los mismos brios este desarrollo, salvo excepciones. Aunque al primer descenso lunar no fue seguido con logros de semejante magnitud y expectativa, el progreso continuo en esta area:

En 1970 una acentuada exploracion lunar; en 1971 se inicia la exploracion en Marte; y los sovieticos colocan una enorme estacion orbital no tripulada en torno a la Tierra con posterior acoplamiento; en 1972 es lanzado el Pioneer X; y a fines de ese año, se produce la sexta exploracion lunar y ultima del programa Apolo. En 1973 los Estados Unidos colocan en orbita el laboratorio espacial Skylab 1. Durante 1974 y 1975, los sovieticos realizan numerosas misiones y observaciones cientificas, teniendo lugar entre el 15 y el 24 de julio de 1975, la primera mision conjunta (Apolo-Soyuz), acoplando sus capsulas y efectuando experimentos y observaciones. En 1976 las Viking I y II descienden en Marte. En 1977 se lanzan las sondas Voyager I y II. Mientras tanto, la URSS insiste con sus proyectos de acoplamientos espaciales, y hacia 1978 establecen una nueva marca de permanencia y reaprovisionamiento en el espacio. Hasta 1979 se registran 11.302 lanzamientos.

No obstante, una de las mas singulares pruebas se efectua desde Cabo Kennedy con el Pioneer X: un vehiculo espacial de propulsion atomica lanzado en marzo de 1972, a traves del espacio interestelar. Pero el viaje sin destino lo ha hecho portador del primer mensaje del hombre para otros mundos. La perspectiva de que esta nave marche hacia el cosmos indefinidamente, la ha convertido ademas en vehiculo de un mensaje que envia el hombre al universo para comunicarse con seres inteligentes que puedan existir en otros confines. Grabado en una placa de platino, tiene el proposito de informar quienes somos y donde estamos. De esta manera, dando continuidad al debate realizado a puertas cerradas en noviembre de 1961, en Green Bank (Virginia), donde se concluyeron las posibilidades de vida inteligente en nuestra galaxia, -los cientificos alentaron una vez mas la idea de su probable existencia, y avanza decididamente hacia los intentos de una eventual comunicacion.

Entre 1970 y 1971 el tema de los ovnis, que habia dejado de ocupar las primeras planas tras declinar el interes por el problema y su irregular actividad, retorna en 1972 con un apreciable y significativo cambio cualitativo, entremezclado esta vez con aspectos paranormales. Esta faceta pareciera tener su punto de incidencia con la aparicion de varias obras que lideran la opinion de las volubles corrientes ufologicas, cuyos autores fundan sus interpretaciones acerca de los ovnis en cuestiones que tienden mas al factor humano, sea desde una perspectiva psiquica, parapsiquica y social. Jacques Vallee publica Passport to Magonia (Pasaporte a Magonia), estableciendo un puente entre las narraciones folcloricas y miticas con los testimonios de apariciones recientes de ovnis (56), aunque sin dejar de ver en todas ellas la intervencion extrahumana. John Keel extiende todavia mas los limites de lo fantastico con UFOs: Operation Trojan Horse (57).

Las superproducciones del cine norteamericano de los primeros años de la decada apuntan a un sistema de incitacion y respuesta estudiada sobre una realidad psicosocial localizada, y en particular sobre la cada vez mas acentuada tendencia irracional .de la sociedad norteamericana, como lo demuestran las reacciones neuroticas causadas, por ejemplo, durante la proyeccion de El Exorcista. sin embargo, hasta entonces la preocupacion por el demonio no era especialmente significativa en ese publico.

La recurrencia mistico-religiosa del filme se inspiro claramente en el momento cultural de una sociedad que, tras los, años sesenta, estaba dandose cuenta del mito de una ciencia que habia superado -en la direccion del poder- la medida del hombre sin resolver los problemas mas acuciantes. Por añadidura a este progreso cientifico, forzado en una via tecnologica, aumento. su carga mitica, dejando en su interior vacios psicologicos y existenciales, verdaderas carencias, donde se detecta el retorno de grandes masas hacia lo magico y lo irracional.

Es a partir de una situacion historico-politico-cultural cuando la centralidad del hombre va desplazandose y se acentua la atraccion por los subproductos del desarrollo tecnologico y cientifico: la inseguridad y la -angustia. Sustraidos de sus origenes, son desviados hacia el responsable mas facil, el de -la naturaleza y sus presuntas fuerzas ocultas. Se puede descreer entonces de la ciencia -como hace El exorcista- si ello puede servir para orientar la atencion hacia si mismo y recuperar la confianza del hombre para oponerse a las fuerzas maleficas y destructivas.

En enero de 1973 se estrena en la Argentina con inusitado interes, el pseudodocumental de origen aleman Recuerdos del Futuro de 90 minutos de duracion, dirigido por Harold Neil y basado en los libros del hotelero suizo Erich von Daniken, cuya produccion pretende demostrar mediante una busqueda arqueologica y literaria, que el hombre es incapaz de hacer lo que hizo y que la Tierra ha sido visitada por seres de otros planetas. El problema basico con que tropieza el cronista prehistorico es describir con las imagenes de su mundo circundante la naturaleza de la aparicion y explicar con la informacion que posee su modo de comportarse. Aunque del lejano pasado terrestre es dificil asegurar algo, el filme se encarga de responder ampliamente numerosos interrogantes mediante la presunta existencia de- naves y seres extraterrestres. A pesar de la ausencia de rigor cientifico, el filme es presenciado en Buenos Aires por 165.063 espectadores durante aquel año. Como consecuencia, muchos ufologos creyentes se convirtieron en “neo-arqueologos”.

Precisamente en 1973, coincidiendo con el citado filme en gran parte del mundo se produce un marcado incremento de observaciones de ovnis, comprendida la Argentina, donde se consigna casi un centenar de informes, segun fuentes periodisticas. Entre las noticias mas salientes de la prensa argentina, se encuentran las siguientes:

– “18 de setiembre. 16,34 horas. Una explosion sacude a Buenos Aires. Tiemblan vidrios y paredes. Hay miedo y misterio. ¿Que paso?” (Gente y la Actualidad, Nro. 428, 4 octubre 1973, ps. 16/18)

n: Su causa mas probable: avion al romper la barrera del sonido (La Prensa, 20 setiembre 1973).

– “Bahia Blanca: ¿La invasion de otros mundos?; aseguran haber detectado (en las calles) la presencia de habitantes de otros planetas” (Siete Dias Ilustrados, Nro. 337, 29 octubre 1973).

“Mucha gente creyo ver una escuadrilla de ovnis, pero solo eran cohetes lanzados por la Fuerza Aerea en El Chamical” (La Razon, 20 noviembre 1973).

– “¿Burbuja marciana?: Rara burbuja que crecio en un jardin de Dalias Y que se cree extraterrestre. En realidad constituida una especie de hongo” (La Nacion, La Razon, 6 junio 1973).

– “Extraño relato de dos pescadores” -caso Ch. Hickson, EE.UU.- (Rio Negro, 14 octubre 1973).

– “Un canal de Montevideo mostro en directo por TV las evoluciones de un plato volador” (La Razon, 22 octubre 1973): “’Resulto ser el planeta Marte el supuesto ovni que vieron miles de montevideanos…” (ibid, 23 oct.1973)

En octubre, sobre territorio norteamericano, tiene lugar una ola de avistamientos de ovnis con ocupantes. El mas celebrado fue el ocurrido el dia 11, cuando dos pescadores de Pascagoula (Mississippi) dicen haber sido introducidos en el interior de una nave por tres repelentes criaturas negras con garras. Este caso fue seguido de muchos otros y, por consecuencia, 1973 fue bautizado como el “año de los humanoides” (58).

A fines de agosto de 1974 las agencias noticiosas informan que en Peru varias personas han establecido contacto con un ovni procedente de Ganimedes, el mayor satelite de Jupiter. La noticia en cuestion marco el inicio de una serie de contactos de varios jovenes peruanos, que no demoraron en crear la mesianica Mision Rama, cuyo proposito era acercar los extraterrestres a la raza humana (59). A su vez, este movimiento de verdadera ufolatria. empieza a crecer enormemente en Latinoamerica y paises de Europa.

Este tipo de grupos, que tiempo atras tenian poca gravitacion (quiza, porque la ufologia estaba representada por una linea algo mas racional, al menos por cientificos), se desarrollan a comienzos de la decada como una epidemia fuera de control. Con ello, se acentua la desacreditacion del problema y su consideracion seria por parte de la poblacion mas ilustrada[1]. Los grupos New Age (por entonces, Era de Acuario) ejercen su presion y logran masivos adherentes en todas partes del mundo.

Sin embargo, entre 1974 y 1977 (salvo una ola regional producida a finales de 1975 y comienzos de 1976) la actividad ovni declina a valores mas o menos constantes

Esta suerte de letargo concluye en 1978, cuando nuevamente las apariciones vuelven a recrudecer en circunstancias del estreno y proyeccion de Close encounters of the third kind (Encuentros cercanos del tercer tipo), un filme de Steven Spielberg, cuyas consecuencias han sido oportuna y exhaustivamente examinadas (60).

Es posible afirmar -empero- que el filme de Spielberg, junto a la Copa Mundial de Futbol (soccer), fueron los espectaculos de mayor repercusion a los que ha asistido masivamente el publico argentino durante ese año de 1978. Inclusive, la cantidad de espectadores que concurrio a cualquiera de las citadas peliculas, ha superado holgadamente a la que ha asistido a congresos, jornadas y convenciones sobre el fenomeno ovni en todas estas decadas

La actividad espacial:

El paso de la conquista a la colonizacion del espacio estuvo signada desde los comienzos de la decada del ochenta por los programas Columbia y Salyut, dando. lugar a lo que se denomino “el nacimiento de una nueva era espacial” (61). El exito de la mision Columbia y la noticia de los nuevos logros de los cosmonautas sovieticos con la estacion orbital Salyut VI, replanteo en 1981 un hecho ya inocultable: de los primeros pasos hacia la exploracion del cosmos, se ha pasado a la utilizacion efectiva, con fines cientificos, economicos y militares del espacio mas proximo a la Tierra. “El hombre ya no viaja al espacio. Esta alli y esta para quedarse”, se advierte.

Para la agencia espacial norteamericana, se trato precisamente de abandonar. “los lanzamientos espectaculares” para pasar a los lanzamientos regulares, cumpliendo misiones especificas. Con dos programas distintos, norteamericanos y sovieticos se han aventurado en una misma direccion: el uso constante y sistematico del espacio proximo al planeta. La etapa romantica ha terminado y el combate simbolico por .demostrar la fuerza de la propia tecnologia mediante hazañas espaciales, tambien. Sin grandes demostraciones -porque, justamente, la idea de la nueva etapa tiene mas relacion con la utilizacion practica que con la publicidad-, una epoca distinta ha. comenzado. Despues de la relativa apatia que siguio a las misiones lunares de los ultimos años del sesenta y los primeros del setenta, los funcionarios de la NASA tuvieron enormes dificultades para conseguir que el Congreso les aprobara el presupuesto para desarrollar sus programas.

En 1982 la NASA propuso la exploracion comercial del Sistema de Transporte Espacial. Lejos de ser rentable, el proyecto STE se oriento cada vez mas hacia objetivos militares, como un importante apoyo logistico en una nueva posibilidad: la guerra en el espacio. La teoria que originalmente sustentaba el proyecto era el comercio y la investigacion, pero el trasbordador espacial no pudo despegar de la realidad de este mundo. En 1980, Harold Brown, secretario de Defensa de los Estados Unidos, habia explicado al Senado que el vehiculo seria esencial para los futuros planes militares. Esto permitio a James Carter aumentar los fondos para el trasbordador.

Muchos analistas estimaron que el Columbia y proyectos semejantes darian a los Estados Unidos superioridad militar en el espacio, por su posibilidad de detectar ataques misilisticos. Mientras se reducen los subsidios sociales y aumenta la desocupacion, el argumento era que los millones de dolares destinados a ese rubro crearian tambien miles de empleos.

El proyecto de su construccion fue concebido en los años sesenta, epoca de pletora y de grandes realizaciones en los paises industrializados, cuando no habian conocido todavia esa combinacion de inflacion y recesion, y no habia crisis petrolera y financiera. los norteamericanos estaban en una porfiada carrera con los sovieticos, en la que los proyectos se sucedian y que en 1969 llevo al hombre a la Luna.

El gasto de guerra se dedicaba a fines mas convencionales. Esa situacion cambio drasticamente con los años setenta; vinieron las crisis economicas y el retraimiento de los proyectos espaciales que no gozaban ya de la popularidad de años anteriores. Pero tambien cambio la posicion de EE.UU. con relacion a la URSS, y la, posibilidad de un enfrentamiento belico.

Al freno planteado por Nixon-Brezhnev en 1972 le siguieron los roces promovidos por la politica de Carter y luego por el enfrentamiento mas frontal diagramado por Reagan. En esta etapa y como consecuencia paradojica de la crisis, algunos estrategas comenzaron a pensar en lo que se llamo la “era tecnotronica” del dominio de la tecnologia y la electronica, en un nuevo marco internacional.

En este mundo tecnificado, dividido y enfrentado, donde se plantea una encrucijada entre los objetivos intelectuales de la ciencia y las consecuencias de las insensatas aplicaciones destructivas, tambien la guerra cambiaria y tendrian una importancia decisiva las armas ultrasofisticadas, llevando a los Estados Unidos y a la Union Sovietica equiparse para la guerra espacial al compas de la evolucion planetaria. todo ello contribuye a delinear lo que Julio Sevares describe como “un inquietante y triste paisaje del mundo del futuro” (62).

Para finalizar esta exposicion, señalemos que los ovnis y el marco social en que se desenvuelven, comienza a propender hacia lo siniestro. En 1981 se publica. el libro del artista neoyorquino Budd Hoppkins Missing Time, con nuevos aportes sobre los raptos alienigenas y la recuperacion de “tiempo perdido” de los supuestos abducidos. y en 1982 se hace publica la sentencia del pleito judicial “contra del secreto sobre los ovnis”.

Con el proposito de mostrar algunos de los aspectos significativamente relacionados con la presencia y el mito de los ovnis, hemos escrito este articulo sin animos tecnicistas, cientificos ni literarios sobre un tema que trascendido el campo de la imaginacion popular para entrar de lleno al de la historia.

CONSIDERACIONES FINALES

1. Siempre hay, hubo y habra fenomenos aereos inusuales.

En todas las epocas y en las diversas culturas, han existido -y seguramente existiran- en el cielo o en tierra, diversos fenomenos infrecuentes y desusados de dudosa o dificil interpretacion. De hecho, nunca podra demostrarse que no existen: este es uno. de los limites. Sobre estas bases se edifica el mito y se extiende una creencia.

En la epoca actual, responden a la denominacion generica de ovnis, con la pesada carga de su subsignificacion, habitualmente reconocidos como portentos tecnologicos de procedencia extraterrestre, o sus variantes. lo que se modifica es el llamado paradigma explicativo, o modelo del mundo. Modelos tipos que emplea toda cultura para la resolucion de un problema.

Dicho paradigma podria actuar como un principio organizador de la propia percepcion, llevandonos a suponer que se trata de un pre-requisito de la percepcion.

2. El problema ovni constituye un importante fenomeno masivo de alcance mundial.

La formidable magnitud y permanencia alcanzada durante las ultimas decadas, derivadas del hecho que la creencia en los ovnis se extiende rapidamente en todos los niveles, de cuya cuenta dan millares de personas en todo el mundo a traves de los medios de comunicacion masiva, y su notoria repercusion, mantiene vivo el interes por el enigma y potencia las motivaciones irracionales en la poblacion debido a su alta significacion emocional.

3. El fenomeno ovni esta modelado por el modelo cientifico-cultural que lo contiene y asume contemporaneamente definidas caracteristicas tecnologicas.

El despliegue de la inteligencia que permitio la construccion de vehiculos espaciales -dando lugar al desarrollo de la aerodinamica, astronautica y luego a las astronautica-, sumado a la irrupcion de las comunicaciones en la escala planetaria, y una particular situacion psicologico-social provocada por la agitacion belica -que reimpulso, a su vez, el avance de la fisica y de la tecnologia espacial-, parece haber dado surgimiento al fenomeno, bajo facetas asimilables a la epoca: la aeronave, y una denominacion comun de “plato volador”, luego “ovni”. Aunque muchas veces anticipatorias, respondiendo a una novedad tecnica perfeccionada, latentes en la sociedad misma y producto de una predisposicion a descubrir misterios, pautas que estarian mas alla de los limites del conocimiento contemporaneo, del afan de acelerar el proceso natural del progreso de la humanidad.

Fuertemente impregnados, esta caracteristica se advierte tanto en la narrativa general del suceso, como en los pormenores o detalles tecnicos descritos por los testigos (vgr. ‘ventanillas’ en la decada del cuarenta, ‘escafandras’ en la decada del cincuenta, ‘laser’ en la decada del sesenta, etc.).

En su prolongada permanencia es posible establecer tres periodos, esbozados en este articulo: a) periodo belico o aeronautico; b) periodo espacial o astronautico; y, c) periodo de supervivencia. Con anterioridad, en una larga etapa pre-contemporanea y desde remotos tiempos, se conocen testimonios sobre fenomenos semejantes, pero de connotaciones diferentes a las actuales y si, en cambio, afines a las circunstancias y momento de su ocurrencia (apariciones mistico-religiosas a.C., sondas extranjeras a principios de siglo, etc.). En estos casos, otros paradigmas explican a su modo el fenomeno.

4. El fenomeno ovni no responde a incrementos observacionales ciclicos, u oleadas, por motivos de naturaleza intrinseca.

Dichas variaciones dependen de causas extrinsecas a los fenomenos reportados, y no a factores propios en su conjunto. Ya expuesto a modo de hipotesis de trabajo por otros autores, el presente tratado reviste caracter confirmatorio.

A ese respecto, los valores obtenidos muestran tambien un aumento gradual de observaciones en el tiempo, al. parecer, debido a la progresiva difusion del tema (1iteratura y filmes), a la proliferacion de investigadores amateurs (aportacion de nuevos casos y conferencias), y a la reduccion del posible recelo inicial en torno al tema.

5. Las variaciones ciclicas pueden explicarse como impulsos de un proceso de interaccion social.

Dicho impulso es un fenomeno dinamico producido por una fuerza que tendria su origen en una determinada excitacion social (un acontecimiento cientifico-espacial, belico, etc.) bajo determinadas condiciones de tension (expectacion, inquietud, incertidumbre) o laxitud (transicion, cambios en los paradigmas), reforzado por los medios de informacion.

Desde una perspectiva, esta excitacion (estimulo) genera una respuesta (impulso = carga energetica = ovni) que adquiere sentido en el plano de lo trascendente.

6. Existiria una correlacion entre la produccion de informes sobre ovnis y determinados fenomenos psicosociales.

La misma se establece en una relacion causa-efecto, reconociendo tres variables fuertemente condicionantes -no determinantes- de la actividad ufologica, las que permanecen presentes e interactuan con alternada preponderancia.

La primera es una componente de “base emocional colectiva”, nocion utilizada para designar una tension social afectiva, inherente al grupo, que tiene su causa en una necesidad, o en una situacion de apremio o de peligro colectivo (elemento perturbador o incidente: motivacion belica, cientifica, tecnologica, etc.).

La segunda es una “componente espacial” -caracteristica esencial donde el fenomeno se manifiesta-, referida a toda actividad producida en el ambito del espacio constituida en eventual foco de atencion (aeronautica, astronautica, astronomica, etc.).

La tercera son los “medios de informacion y comunicacion” (radio, periodicos, television, cine), que actuan especialmente como un poderoso refuerzo para la manutencion de este sistema.

© R. Banchs, 1995.

REFERENCIAS BIBLIOGRaFICAS

(1) Rivera, Luis F. Antropologia Filosofica -A la busqueda de un mode1o. Guadalupe, Buenos Aires, 1981, p.123.

(2) Marini, Alberto, citando a M. Herrera Figueroa, en Perfil juridico sociologico de Herrera Figueroa, LEUKA, Buenos Aires, 1983, p. 58.

(3) Dawson, James. ¿Vienen de otro mundo los platos voladores? Sapiens, Eva Peron, 1953, p. 11.

(4) Gasca, Luis. Cine y Ciencia-ficcion 1896-1973. Planeta, Barcelona, 1975, p. 89.

(5) Miranda, Enrique. Visitantes del espacio. Perlado, Buenos Aires, 1958, p. 21.

(6) Herrera Figueroa, Miguel. Vocablos Intrivitriales. LEUKA, Buenos Aires, 1985, ps. 95/115.

(7) Bernal, John. Historia social de la ciencia. Peninsula, Barcelona, 5a. edic., 1979, Tomo 1, ps. 93 y 111.

(8) Armour, Richard. Todo empezo en Europa. La Isla, Buenos Aires, 10a. edic., 1968, p. 144.

(9) Keyhoe, Donald. Platos Voladores de otros mundos. Populibros La Prensa, Mexico, 1955, ps. 277/278.

(10) Banchs, Roberto. Ovnis-Peregrinos del si1encio. CEFAI, Buenos Aires, ps. 140/147.

(11) Galindez, Oscar. Informe sobre los ovni. Zenon Mariani Ed., Cordoba, 1968, p. 46.

(12) Jacobs, David. The UFO Controversy in America. Signet, Chicago, 1976, p. 91.

(13) Ahora, Buenos Aires, 18 abril 1950, ps. 2/3.

(14) Luftfahrt Intemational., mayo-junio 1975, ps. 1361/1371, citado por Andreas Faber-Kaiser en “P.V. de fabricacion humana”, Mundo Desconocido, Barcelona, Nro. 50, agosto 1980, ps. 41/55.

(15) Jacobs, David. Op. cit., ps. 55/78.

(16) Official UFO, New York, otoño 1976, ps. 36/40.

(17) Vogt, Cristian. El misterio de los platos voladores. La Mandragora, Buenos Aires, 1956, ps. 83/85 y ss.

(18) ibid., ps.l48 y 160/169.

(19) Dawson, James. op. cit., p. 40.

(20) Galindez, Oscar. Los ovnis ante la ciencia, CADIU, Cordoba, 1971, p. 24.

(21) Vallee, Jacques y Janine. Fenomenos insolitos del espacio. Pomaire, Barcelona, 1967, ps. 163/164.

(22) 2001-Periodismo de anticipacion, Buenos Aires, Nro. 5, 6 diciembre 1968, ps. 44/45.

(23) Keyhoe, Donald. op. cit., ps. 286/289.

(24) Notiziario UFO, Milano, Nro. especial, Nro. 75-76, julio-diciembre 1977, ps. 13/32.

(25) Vallee, J. y J., op. cit., ps. 276/285.

(26) Miche1, Aime. Los misteriosos platillos volantes. Pomaire, Barcelona, 1964.

(27) El Amante/Cine, Buenos Aires, Año 2, Nro. 19, “Dossier Ciencia-Ficcion”, setiembre 1993, ps. 27/28.

(28) Miranda, Enrique. op. cit., p. 147.

(29) Bernal, John. op. cit., p. 95.

(30) Ciencia Viva, Buenos Aires, supl. La Razon, “Los enigmas”, 24 febrero 1971, p. 9.

(31) Michel, Aime. op. cit. ps. 16/17.

(32) Jung, Carl G. Sobre cosas que se ven en el cielo. Sur, Buenos Aires, 1961.

(33) Boletim Informativo SBEDV, Rio de Janeiro, Nro. 90-93, enero-agosto 1973; Durville, Heitor, O Cruzeiro, Buenos Aires, serie de Notas (VI); Fernandes, Alvaro y Sonia Ma. Trigo Alves. Casos de contatos sexuais com ufonautas, Ed. autores, Sao Jose do Rio Preto-SP, 1988, ps. 43/56.

(34) Vallee, Jacques y Janine. op. cit., ps. 188/191.

(35) Benitez, Juan J. Los visitantes, Planeta, Barcelona, 1982, ps. 139/156.

(36) Hechos Mundiales, Santiago de Chile, Nro. 5, “La aventura espacial”, enero 1968, ps. 1/78.

(37) Cordoba, Cordoba, 18 octubre 1963; La Gaceta, S.M. de Tucuman, 23 octubre 1963; et. al.

(38) Noriega, Gustavo. “El ojo que mira”, en El Amante/Cine, Buenos Aires, Nro. 19, setiembre 1993, ps.38/39.

(39) K1ass, Phi1ip J. UFOs-Identified, Random House, New York, 1968, ps. 194/225; Stanford, Ray, El escandalo del OVNI, Pomaire, Barcelona, 1978.

(40) Bernal, John. op. cit., p. 125.

(41) Atlantida, Buenos Aires, Año 48, Nro. 1182, agosto 1965, p. 97.

(42) Ciencia Viva, Buenos Aires, supl. La Razon, “Planeta Marte”, 14 julio 1970, p. 8.

(43) Banchs, Roberto Las evidencias del fenomeno ovni. R. Alonso, Buenos Aires, 2a. edic. 1978, ps. 56/59.

(44) C1arin, Buenos Aires, 25 marzo 1966.

(45) R.E.B., “Informe Condon: ¿ha muerto una ilusion?”, en: Atom, Buenos Aires, Nro. 2, marzo 1974, ps. 7/9.

(46) Almanaque mundial 1968, Moderna, Pelham NY, 1967, ps. 3/4.

(47) Boletin de Fenomenos Aereos, Editorial, CADIU, Cordoba, Año 2, Nro. 2, 1968, p. 5.

(48) Hechos Mundiales, Santiago de Chile, Nro. 29, “Los años ’60”, diciembre 1969, ps. 6/12, 45/51, y 76/77.

(49) Siete Dias Ilustrados, Buenos Aires, Nro. 58, 18 junio 1968, p. 64.

(50) The APRO Bulletin, Tucson, setiembre-octubre 1966.

(51) La Razon, Buenos Aires, 15 enero 1969.

(52) Ovni Documento, Rio de Janeiro, Nro. 8, ps. 4/5.

(53) Meadows, Dennis. Los limites del crecimiento. Fondo de Cultura Economica, Mexico, 1972, p. 32.

(54) lbid., p. 246.

(55) Hayer, Denis. Rayos de esperanza. Tres Tiempos, Buenos Aires, 1978, ps. 48/49.

(56) Vallee, Jacques. Pasaporte a Magonia. P&J, Esplugas de Llobregat, 1972.

(57) Keel, John. UFOs: Operation Trojan Horse. Putnam, New York, 1970.

(58) The APRO Bulletin, Tucson, setiembre-octubre 1973, ps. 1, 3/4.

(59) Mas Alla, Nro. extra, Majadahonda (Madrid), “Hitos ufologicos”, setiembre 1991, p. 26.

(60) Banchs, Roberto. Fenomenos Aereos Inusuales -Un enfoque biopsicosocial, LEUKA, Buenos Aires, 1994.

(61) C1arin revista, 5 julio 1981, ps. 18/21.

(62) ibid., 15 julio 1982, ps. 16/18.
[1] Una excepcion ocurre el 27 de noviembre, cuando J. Allen Hynek habla del problema ovni a las Naciones Unidas, por intermediacion del gobierno de la Isla de Grenada. En esa sesion, como en otra previa celebrada en julio con el presidente de la ONU, Kurt Waldheim, varios ufologos defendieron la necesidad de crear. un comite internacional para la investigacion. Tambien, en diciembre de 1979 el novelista y ufologo Antonio Ribera diserta en la Camara de los Lores britanica

Comentarios
Ir a la barra de herramientas