HUELLA DEL PAJARILLO, URITORCO 9/1/1986


En la Noche del 9 de Enero de 1986, en una finca rural propiedad de la familia Gomez, se encontraban Doña Esperanza, su hermana Sara y su nieto Gabriel de 12 años, por aquel entonces, jugando una partida de naipes, sorpresivamente comienza a penetrar por puertas y ventanas una luz de instenso color rojo; en principio creyeron que se trataba de las luces de un auto que llegaba a la casa pero luego se percataron de que esta extraña luz venia desde el cielo, esta asomo desde el exterior ya que las dos ancianas se retiraron al interior de la vivienda debido al temor que le produjo esta luz.

En los pocos instantes que Gabriel se asomo a la negrura de la noche pudo comprobar que esa luz la emitia un objeto circular que tenia en su centro una potente luz roja, cuando la misma se apagaba se podia ver unos tubos de luz blanca que se dirigian desde el centro hacia los bordes de la nave, luego de unos instantes su temor y los angustiosos llamados de su abuela se retiro al interior de la vivienda luego de cerrar puertas y ventanas.

El dia posterior muy temprano llega a la vivienda Don Manuel Gomez, que por razones de trabajo no habia dormido en la casa y le comenta a su familia que sobre una de las laderas de las sierras del Pajarillo en un sector ubicado frente a la casa de los Gomez a visto al pasar por el lugar que la vegetacion del cerro, una paja-brava de 0,70 cm ofrecia una extraña quemazon circular de gran tamaño.

Semanas despues, con la llegada de los investigadores de campo se certifica luego de estudios en laboratorio, que la fuente de calor llego desde arriba ya que las piedras que se hallaron dentro de la huella habian tomado color negro en su parte superior, al ser medida la huella se pudo comprobar que la misma tenia una superficie quemada de 120 x 65 Mts. volumen que llevo declarar que esta huella era unica en su tipo en referencia a su tamaño, inclusive para el escritor Juan Jose Benitez que nos visitara en 1989. Ademas la investigacion comprobo que los insectos y batracios estaban momificados de una forma curiosa.

Un año y medio despues, en Agosto de 1987, cuando la vegetacion del lugar era nuevamente un rubio pastizal muy combustible, se queman 5 kilometros de la sierra del Pajarillo, en un incendio natural que solo dejo piedras sobre el terreno, pero insolitamente el fuego llega a los bordes antiguos de la huella, la respeta redeandola y marcando la misma figura que Don Manuel encontrara en la madrugada del 9 de Enero del año anterior, como si fuera un negativo. Esta segunda fase de la huella demuestra que sin lugar a dudas estamos ante un hecho increibe y unico en el mundo.

Comentarios
Ir a la barra de herramientas