RELATO DE EVENTO VIVIDO EL 24/09/05

Sabado 24 de setiembre de 2005 Por Daniel Valverdi

Salimos desde la casa de Jorge Marron a las 16:00 hs. con rumbo a Victoria Entre Rios, donde nos encontrariamos con Silvia Perez Simondini y parte de nuestro equipo alli. Llegamos a las 20:00 hs. a la entrada de la Ciudad de Victoria accediendo por el Puente que une Rosario con esa localidad. A pocos kilometros de llegar, nos detuvimos en una darsena a la derecha para observar una luz que se encontraba sobre el horizonte y nos resultaba extraña en su comportamiento, en el momento que Jorge comienza a detener el auto un destello luminoso intenso de color celeste me llama la atencion sobre la vertical de la luz del horizonte, cosa que le comunico a Jorge inmediatamente, pero no se volvio a repetir y el no pudo verlo. Continuamos ingresando en Victoria y nos dirigimos al Museo Ovni a encontrarnos con Silvia. Alli nos encontramos con Silvia, Manu, y Leo que nos recibieron efusivamente, ademas se encontraba un matrimonio que fueron testigos de una experiencia en Diamante, localidad cercana con un efecto luminico en el medio del campo del que despues hablaremos.******
Fuimos a cenar, Jorge, Silvia y yo y luego nos encaminamos al sitio denominado El Hipodromo, lugar donde ya ha habido entre otras, experiencias con un “objeto” obscuro que pasa a gran velocidad al ras del campo y no se lo puede identificar como animal o aparato, ya que su velocisimo desplazamiento y la oscuridad no permite observar su forma.
Siendo aproximadamente las 23:00 hs. ingresamos a El Hipodromo en tres autos, en esta ocasion concurrimos acompañados por el matrimonio que en el museo nos habia relatado su experiencia junto a sus hijos en un auto, Silvia en su auto con Manu y Leo, y Jorge y yo en otro. Detuvimos los vehiculos en el sitio determinado por Silvia, y Jorge sin mediar palabra alguna, se dirigio inmediatamente hacia el campo alejandose de los vehiculos, que en estos casos siempre son nuestro punto de referencia. Me llamo la atencion este comportamiento de Jorge pero no le preste mucha atencion en principio, a su vez Silvia me pregunta a donde se dirigia Jorge solo, a lo que le respondi que no sabia y que no habia dicho nada antes de irse. Asi es que habiendose adentrado unos 70 a 80 metros de donde estabamos, nos pusimos todos desde la posicion donde estacionamos los autos, a observar que hacia Jorge. Cabe destacar en este punto (en ese momento desconociamos ese detalle) que llevaba consigo un grabador tipo periodista con el cual estuvo grabando los sonidos que se escuchaban en el campo. A los pocos segundos que Jorge detuvo su caminar hacia adentro del campo (yo lo observaba con binoculares de vision nocturna) de la nada aparecio una luz por detras de su posicion del tamaño de un globo grande o una piñata chica que tenia desplazamientos de derecha a izquierda de Jorge pero mas alla de el, dado que en determinado momento del desplazamiento esa luz era interrumpida por la silueta de Jorge.
Mi asombro hizo que bajara los binoculares y observara a simple vista y podia verse en la oscuridad la luz, pero yo no podia distiguir bien la figura de Jorge, asi que tome nuevamente los binoculares y asi podia describir bien que veia: Jorge se encontraba unos 70 metros de nuestro punto de observacion, nuestro frente era el sudeste, dando espaldas al noroeste, la posicion de Jorge era observando hacia el sur cuando esa luz se presenta, no habiendo modificado mucho su postura durante la observacion que duro no menos de cuatros a cinco minutos. Mientras tanto todos (las siete personas que estaban a mi lado) estaban observando lo mismo que yo y comentando esa situacion, agregando Leo y Manu que sentian como que Jorge hablaba, cosa que yo no alcance a percibir, no se si porque estaba absorto con lo que veia o realmente no preste atencion a ese detalle,( pero luego aclarando ideas con Jorge el dia martes me dijo que en un momento el grabo algunas palabras en el grabador como referencia de fecha, hora y ubicacion.) el hecho es que luego de esos cuatro o cinco minutos Jorge regresa hacia donde estabamos y notamos su rostro muy blanco y palido ya desde la distancia podia observarse ese detalle, asi es que mientras aun estaba a la distancia les pido a todos que no le digan ni pregunten nada, a efectos de ver su reaccion al encontrarse con nosotros. Llego hasta nuestro lugar y se dirige hacia la puerta trasera del auto y al ver su cara tan palida le pregunto:” Jorge, vos te sentis bien?” a lo que me responde: “Si, si tengo frio me voy a poner la campera”, retira la campera del asiento trasero del auto se la coloca y ya no pudimos esperar mas y le preguntamos si no habia visto o sentido algo desde donde estaba, a lo que respondio que no, nada. Fue entonces que le contamos lo que vimos desde nuestra posicion con detalles y a esto responde: “Entonces voy de nuevo”, y comienza a volver al lugar, ya en esta oportunidad acompañado por Alberto y por mi.
Comenzamos a caminar con toda la atencion que esto nos acarreaba, y nos adentramos mas aun de lo que Jorge habia andado en su solitaria incursion anterior, y nos detuvimos unos 200 metros adentro, en ese momento Jorge me señala atras nuestro a la izquierda algo oscuro que se encontraba como agachado y me pregunta: “que es aquello?” (estaria a unos 20 metros de nosotros) y despues de unos segundos le respondo que era Leo que seguramente venia a unirse con nosotros, dejamos de observar y volvimos a mirar al frente, o sea hacia donde nos encaminabamos, y yo volvi a observar donde vimos antes eso oscuro agachado y desde esa zona venia Leo caminando, ya a esa altura podia identificarlo claramente. (Nos queda claro a Jorge y a mi que estaba agachado**.) Asi las cosas, Jorge decide seguir adelante hacia el arroyo que se encuentra al final de este campo y asi lo hace con Leo, mientras Alberto y yo permanecemos en ese sitio. A los pocos segundos se oyo un sonido que hasta ahora no podemos identificar como animal, descartamos chancho, burro o caballo, lo cierto es que provenia de frente a nosotros y hacia la derecha, no pudiendo identificar que era lo que producia ese sonido. Jorge y Leo siguieron avanzando al punto que desde la posicion que ocupabamos con Alberto, que no distaba mas de 40 metros, no podiamos verlos a simple vista por la oscuridad, y ahi se volvio a escuchar el mismo sonido, esta vez mas fuerte, y a la vez se noto que procedia desde el frente nuestro o sea que se habia desplazado a la izquierda notoriamente; mientras Jorge y Leo avanzaron un poco mas y ya ese sonido los detuvo, y se volvieron muy lentamente hacia nosotros.
Volvimos hasta el sitio donde nos esperaba el resto de las personas que nos comentan que ellos estando a tanta distancia escucharon tambien ese “sonido” casi aterrador, quizas emanado a modo de disuasion para que nos retiremos del lugar. Cabe destacar que Jorge me indica que a pesar de haberse acercado mucho a la fuente que emitia ese sonido, nunca pudo verlo pero si escucho como pasos que podrian ser de eso.
Esta fue una mas de las experiencias que pudimos vivir en El Hipodromo, Victoria y que nos deja intrigados una vez mas, pero prometimos volver en otra ocasion para tratar de dilucidar que era lo que produjo esos sonidos.

Queda aclarar para nosotros:

1) Leo asegura que en ningun momento estuvo agachado o en cuclillas como supuestamente lo vimos Jorge y yo. Entonces, que era lo que estaba en esa posicion?

2)Porque a Jorge lo vimos con esa palidez tan notoria despues del evento luminico que lo acompaño.?

3)Porque Jorge al llegar a El Hipodromo se fue solo sin mediar palabras campo adentro? No es una modalidad habitual en nuestro comportamiento de grupo.

4)Porque Jorge dice no haber visto en ningun momento esa luz que nosotros veiamos casi a su lado?

5)Que era lo que emitia ese sonido que nos hizo recapacitar y volvernos?

Estas interrogantes en principio, ya que mientras mas vamos pensando y elaborando este informe mas dudas y preguntas nos hacemos. Esperamos pronto conseguir alguna de las respuestas que hasta aqui nos hacemos.

Vision Ovni
Daniel Valverdi

Comentarios
Ir a la barra de herramientas