2 CASOS OVNI DE PILOTOS DE PRUEBA EN UNA DEMOSTRACION AEREA EN ROSARIO, SANTA FE EN OCTUBRE DE 1974

CASO DEL ACCIDENTE DEL TENIENTE VAN DEER

PRIMER ACCIDENTE
23 DE OCTUBRE 1974
TENIENTE VAN DEER

Foto cedida por su hijo Ariel Isern

En el mes de octubre de 1974, y en oportunidad de los ensayos del programa celebratorio de la XXVI Semana Aeronautica y Espacial, se produjeron en dos dias diferentes, sendos accidentes, que aun hoy, no tienen explicacion.

El miercoles 23 de ese mes ,en la zona de Maria Teresa al Sur de Santa Fe, se estrello un cazabombardero DOUGLAS A-4B ” Skyhawk” (Halcon del Cielo ) piloteado por el primer teniente JOSE VAN DEER, quien logra accionar el sistema de eyeccion de su asiento, salvando asi su vida.

Segun la informacion suministrada por una persona “debidamente identificada y residente en la ciudad de Venado Tuerto”, un grupo de testigos aislados, declararon haber observado un objeto de grandes dimensiones momentos antes del accidente, incluso campesinos que arriaban vacunos, confirmaron la presencia de un avion -de tipo militar-, que parecia ser escoltado por un enorme DISCO METaLICO que desaparecio en fraccion de segundos. Ante esta situacion , autoridades militares iniciaron las indagatorias pertinentes, a fin de determinar que era lo observado por los testigos, y en lo posible tratar de identificar el “extraño aparato” que segun pobladores de la zona, lo relacionaron con el accidente del avion.

Tampoco deja de llamar la atencion, la curiosa actitud del teniente VAN DEER, quien
en su nerviosa comunicacion telefonica, desde la Estacion Ferroviaria de maria Teresa, con la delegacion en Rosario de FUERZA AEREA, utilizar expresiones tales como: por DIFICULTADES MECANICAS POR FENOMENOS MAGNETICOS. Tambien se hablo entre los empleados de La estacion -segun trascendidos del propio VAN DEER- que en el interior de la cabina , su avion se encontraba TOTALMENTE IMANTADO.

Algunas partes fragmentadas de la conversacion telefonica que mantuviese el piloto con miembros de la FUERZA AEREA , fue escuchada por un radio operador desde la torre de control de playas en la Estacion terminal del ferrocarril Belgrano “Rosario Norte”. El hecho por supuesto quedo en el mas absoluto secreto, sin embargo, tal como se le habia ordenado al testigo, tuvo sumo cuidado en no divulgarlo, pero pocas semanas despues era retirado del servicio, abrupta e inexplicablemente.

SEGUNDO ACCIDENTE
25 DE OCTUBRE DE 1974
CASO CAPITAN EDUARDO ISERN

Seguidamente, paso a describir lo investigado por el investigador Nicolas Ojeda, quien donara todos sus archivos a nuestro equipo, creyendo por lo tanto darlos a conocer a todos para que tanto trabajo no quede sin valorarse.

El encadenar una serie de hechos, no son suficientes para probar que no existio la intervencion de la fatalidad, sino la presencia de un factor desconocido como causa y origen de la desaparicion fisica de la victima.

Segun testigos confiables, el cuerpo del piloto se desvanecio antes de llegar a tocar las aguas del rio Parana.

La fuente de esta informacion( que por razones de seguridad, deseo mantener en el anonimato), se rehuso identificarse publicamente; pero es muy conocido por el autor de esta investigacion.
Personalmente revelo en su domicilio otros detalles claves del que prometio en un manuscrito contar los pormenores, cosa que hizo al otro dia y que obra en poder de Nicolas Ojeda. Por via directa de allegados de su familia,se conocio la version que tiempo despues de ocurrido el accidente, su madre politica recibio de puño y letra del militar accidentado una carta en donde entre otras cosas le decia que se encontraba bien y que pronto regresaria. Como es de suponer el hecho fue denunciado a las autoridades aeronauticaslas que por medio de un perito caligrafo, iniciaron una investigacion, llegandose a comprobar que la carta habia sido redactada nada menos que por el Capitan ISERN.

COMO FUE EL ACCIDENTE

El accidente sobrevino cuando fallo la turbina del caza DOUGLAS A-4B que piloteaba durante las practicas previas al desfile del Dia de la Fuerza Aerea que debia realizarse en las inmediaciones del Monumento a la Bandera.

Advertida la falla y para no ocasionar una catastrofe como podia haber ocurrido de caer sobre la ciudad, ISERN, dirigio la maquina a traves del rio hacia la zona de las islas, lanzandose con su asiento eyector antes de que este, alcanzara la costa.

Inmediatamente, abrio su paracaidas pero el dispositivo, no alcanzo a desplegarse totalmente y el piloto, aparentemente cae enredado al rio.

Las noticias oficiales dijeron que fue arrastrado por las aguas, de las cuales, jamas aparecio, a pesar de los intensos rastreos que se han hecho.
Se lo vio caer, en la zona del Espinillo y a unos 300m, de la costa, y una huella de 7m por 0,80 de ancho y medio metro de profundidad que finalizaba en un profundo crater, mostraba el lugar donde el avion ya sin gobierno, habia tocado tierra deslizandose hasta estallar.

El Capitan Isern era oriundo de Rosario y tenia 30 años cuando ocurrio el accidente, estaba casado con Maria del Carmen Alvarez Conde.
Se conto con gran cantidad de testigos, de los cuales, tengo sus nombres, pero obviamente, al no tener su autorizacion no puedo exponerlos, cada uno de ellos, dio su testimonio asegurando haber visto perfectamente lo ocurrido; pero hubo un testimonio que a Nicolas Ojeda, le dio la motivacion de investigar a fondo todos los detalles.

El señor HRR, con direccion en Rosario, se encontraba en la terraza de su edificio como todos los que vivian en esa epoca en edificios altos. Y su testimonio, es el siguiente:

“Alli sucedio lo increible, repentinamente una tenue pero compacta luminosidad comenzo a cubrir los pies del piloto, dando la sensacion que el mismo, entraba en ella. Mientras esto ocurria, su cuerpo parcialmente se esfumaba, hasta que finalmente desaparecio. Cuando todo indicaba haber terminado, el paracaidas que lo sostenia, pego un estiron hacia arriba entrando luego en un suave bamboleo descendente en espiral”

De toda esta increible escena, lo ultimo que pude observar era como el paracaidas se hundia en las aguas del rio y nada mas.

Segun el informante (el testigo ), a pesar de encontrarse ante una fuerte tension nerviosa, declaro.

1) No he sido victima de una ilusion optica, se lo que he visto y de lo que fui testigo.
2) No me explico que fue lo que ocurrio, solo entiendo “y de ello estoy totalmente seguro- que aquel infortunado piloto, JAMaS TOCo LAS AGUAS.
3) He observado con prismaticos similar al que se utiliza en el ejercito, para tener los detalles del desfile aereo.

CONCLUSIONES DE NICOLAS OJEDA

Durante algun tiempo, el caso del Capitan Isern, decidi archivarlo hasta tanto obtuviese algun elemento de juicio que testificase lo que hasta ese momento carecia de pruebas.

Me resulta dificil entender que en momentos en que sucedia la tragedia, (segun trascendido de una emisora local) un grupo de aviones DOUGLAS A4B de la Quinta Brigada Aerea de Villa Reynolds de San Luis) unos 6 en total, remontaron directo hacia el Cenit en direccion a una formacion nubosa.

Al llegar los aparatos a la nube, comenzaron a sobrevolarla en circulo como tratando de encontrar algo en el interior de la misma.
Transcurridos unos breves minutos se decidieron finalmente a penetrar en ella, efectuando cruces extremadamente riesgosos.

Momentos despues desistieron al parecer de continuar con esas maniobras, para encolumnarse en fila india en direccion al rio Parana.
Lo unico que habia en el cielo en esos momentos, era solamente esa formacion nubosa.

Puedo asegurar que hay muchos elementos mas para investigar, he decidido no exponerlos por ahora, porque son delicados y comprometedores para algunas personas, ademas, porque es uno de los casos, que mucho me conmovieron y con muy poco interes por los investigadores.

Solo se, que seguire algunas pistas interesantes, rastreando direcciones y nombres en mi poder.

Los textos, los realice tratando de ubicar en tiempo y forma los hechos, y sobre todo para que este caso, sea conocido en homenaje a un piloto argentino para que no quede en el olvido.

Silvia Perez Simondini

MATERIAL DE INVESTIGACION DE NIOLAS OJEDA

Comentarios
Ir a la barra de herramientas