RELATO DE UN ENCUENTRO O EXPERIENCIA CON LO DESCONOCIDO

Este es un relato simple, pero muy sincero, de una serie de acontecimientos que se fueron produciendo en el curso de unos quince dias aproximadamente, cuando terminaba, Enero del año 2009.

AUTOR:OMAR M L GARCiA
El dia Sabado 24 de Enero del 2009 decidimos ir con mi mujer a tomar unos mates y sacar algunas fotos, que es nuestro placer, a un lugar que se encuentra a 63 km de la ciudad donde vivo, Rio Gallegos, para los que no conocen, el viaje se realiza por la ruta 3, en direccion al sur de nuestro pais y esta ubicado muy cerca del Puesto de Frontera del Monte Aymond, lugar por el cual se cruza a la Republica de Chile. Ruta inmensamente transitada por el continuo traslado de vehiculos y personas que unen, Rio Gallegos con Tierra del Fuego, via balsa, atravesando por el Estrecho de Magallanes o bien a Punta Arenas, ciudad continental del sur de Chile.
Asi fue que aquella tarde, entonces, nos dirigimos a la LAGUNA AZUL, llegamos al lugar, alrededor de las 17 Hs

La Laguna Azul se encuentra rodeada de una estepa Patagonica y es parte de la formacion geologica Pali Aike, con distintos volcanes donde precisamente en uno de ellos se encuentra este ojo de agua con distintos reflejos de azules del cielo. En esta caldera volcanica se creo la laguna, a partir de un crater de un volcan inactivo.
Ademas de las estepas la laguna esta cercada por rocas de lava y piedras que le otorgan a la zona un llamativo aspecto lunar. Esta laguna se halla envuelta por un halo de misterios, (sobre todo, dicen, si se la visita de noche o con la luna llena o en ciertos atardeceres), muy explicados.

Muestro aqui cual es el camino que se recorre para llegar desde Rio Gallegos. Los bordes de los crateres se encuentran a 200 metros sobre nivel del mar. El borde del volcan inactivo de la laguna esta a unos 150 m s n m. Mientras que el espejo de agua esta por debajo de la cota de 140 m s n m. El clima es variable pero predominan los vientos provenientes del sur antarticos y no es nada raro encontrar rafagas de 70 a 90 Km/h. El agua es transparente y dicen que puede tener algo de azufre, pero la fauna local, como guanacos, zorros, como tambien algunos animales de corral, ovejas, caballos, etc., beben de estas aguas y no se tiene noticias de que perjudique a los animales del lugar.

Despues de estacionar en el predio y tomarnos un termo de agua caliente en mates, decidimos con mi esposa dedicarnos a hacer lo que habiamos planeado, “sacar fotos del lugar”. Para ello caminamos hacia el sur del borde del crater y descendimos por una de sus laderas mas o menos transitadas, pues todo el descenso es sumamente accidentado, escarpado y peligroso, de todas maneras llegamos abajo para estar a nivel del espejo de agua, con todo exito. Una vez alli, preparamos el equipo para hacer tomas libres sin ningun guion de por medio.
Use una camara SONY Alfa 350 – DSLR – A350- La primer toma la ejecute a las 17:52 Hs., Dato importante para entender la secuencia de los disparos.

Este es el objeto a buscar en las proximas imagenes, en la toma anterior estamos a unos 400 metros del objeto, “CUANDO AMPLIAMOS TAMBIEN SE VE EL EFEBO”. La cruz y el monticulo debe ser la referencia a tener en cuenta para ver a esa criatura; QUE EN RELIDAD NUNCA LA VIMOS REALMENTE, SOLO DESPUeS, AL RETORNAR A NUESTRA CASA Y DESARROLLARLAS EN LA PC…

Por una hora o mas esa cosa, lo que sea, nos estuvo observando en todos nuestros movimientos, si bien nunca lo supimos, pero debo decir la verdad y es que lo presentiamos muy fuerte, mi esposa y yo.
La intencion de orientar las tomas fotograficas a esa seccion tenia la finalidad de lograr una buena imagen del sector de la Cruz desde el nivel de la Laguna, o sea, desde abajo.
La toma de las fotos intermedias a las que estoy mostrando en la secuencia, no las expongo aqui, porque no enriquecen ni aportan nada al tema que estoy relatando y por cierto algunas son personales, pero, tienen el valor correlativo a la muestra.
Ese dia sabado 24 de enero del año 2009 a las 19,04 Hs. continuamos con nuestro paseo a nivel del espejo de agua con rumbo norte del crater, buscando un lugar accesible para poder subir con algun tipo de facilidad, no sabiamos que cargabamos con unas imagenes de algo inexplicable.
“PONGO ALGUNAS IMaGENES MAS PARA DAR UNA MEJOR IDEA DEL LUGAR A TODOS AQUELLOS QUE NO LO CONOZCAN”

Con una sensacion extraña pero felices por haber pasado un buen rato y ejercitarnos un poco fisicamente, emprendimos el regreso a nuestro domicilio cuando el dia se hacia noche de aquel sabado igual a cualquiera, pero distinto.
Amanecio el domingo 25 de enero del 2009 y despues de hacer todo lo que hacen la personas los domingos o sea nada, fui buscando algo para entretenerme y recorde las fotos que habiamos sacado el dia anterior, me dirigi a la computadora y me puse a descargar todas las imagenes, comenzando a verlas con un sentido critico y analitico, como es ya mi costumbre ante las imagenes, fue de esa manera que empece a observar un cuerpo extraño en algunas de las fotografias, no podia salir de la sorpresa puesto que mientras mas las ampliaba, mas se manifestaba esa cosa rara. Repase varias veces aquellas fotos y consulte con mi esposa para tener una opinion distinta.
Ella manifesto un gran desconcierto, puesto que tenia muy fresco el recuerdo del lugar, asegurando que mientras yo apuntaba y sacaba las fotografias ella observaba el terreno y nunca habia reparado en la presencia de algo extraño entre las rocas del crater, vivo o muerto, no vio nada irregular.
Fue un domingo muy entretenido, tratando primero de buscarle un defecto al equipo o a la maquina, prestando atencion especial a los lentes y la posibilidad de que estuvieran sucios, manchados o rayados, pero todo estaba en optimas condiciones de uso. En fin aquello no tenia explicacion alguna. Me resigne en mi ignorancia y el desconcierto de mi señora, aunque una extraña inquietud se fue apoderando de mi ser a partir de aquel dia.
En la semana siguiente fui al laboratorio de fotos, haciendo ampliar las imagenes, pero al observarlas en el papel fotografico, se presentaron mas interrogantes, la gente del laboratorio me pidio que le dejara el material para ver si podian sacar una conclusion acertada. No ocurrio asi, por el contrario se planteaban disparatadas hipotesis sin solucion.
En lo personal, comence a percibir extraños ruidos o sonidos en mis oidos o en mi cerebro, no lo se, pero por supuesto, con mucha vergüenza le comentaba a los mas cercanos, que un raro llamado o un ruido parecido a un llamado, comenzaba atormentarme dia y noche aunque mucho mas notorio por las noches.
En tales condiciones llegamos al fin de semana, mucho hablamos con mi esposa y llegamos a una conclusion el domingo 31 de enero concurririamos a la Laguna nuevamente e inspeccionariamos todo el lugar como pudieramos tratando de ver solamente ese terreno y todos los accidentes, para sacarnos todas las dudas posibles, tratando de encontrar una logica explicacion. Pero en mi interior yo tenia la absoluta necesidad de volver al lugar, aunque no voy a negar que me preocupara un cierto temor por lo que pudiere ocurrir con mi mujer, pero ella queria ver tambien el escenario, nuevamente.
Llego por fin el domingo, aunque el tiempo no era de lo mejor, igual preparamos todo y salimos al mediodia con la certeza de que estabamos dispuestos para ver algo, tarde o temprano se revelaria un misterio que nos habia tenido preocupado toda la semana y era hora de sacarnos las dudas de la misteriosa aparicion en nuestras fotos. Quiero decir que yo estaba muy motivado por arrancar a recorrer nuevamente el camino que hicimos una semana antes, pero una preocupacion me acometia, que pasaria si nosotros no estabamos preparados para enfrentar algo desconocido y mi esposa como se comportaria ante lo inesperado.
Me debatia en estos pensamientos, circulando ya por las calles de Rio Gallegos, cuando le propuse a mi mujer pasar primero por la casa de un matrimonio amigo y le hariamos la propuesta para que nos acompañara hasta la Laguna Azul, eso me daba mas tranquilidad ante lo insospechado que pudiera ocurrir, sobre todo porque no era un dia soleado, por el contrario estaba nublado frio y casi lloviznando, motivo por el cual, yo estaba seguro, no habria gente paseando, por aquella zona volcanica muy ventosa y con un clima tan variable. Mi esposa acepto, de inmediato retomamos el camino y nos dirigimos al hogar de nuestros amigos, Jorge y su esposa Monica.
No precisabamos anunciarnos con estos amigos entrañables, siempre nos juntabamos, (hasta en la actualidad), de improviso sin preambulos, solo deciamos, abri la puerta que estamos llegando y ellos o nosotros felices de encontrarnos. Jorge es Ingeniero Quimico y Monica es Medica, lo cual era muy bueno para que nos ayudara a analizar el terreno donde teniamos pensado ir, ahora, mas tarde. Como siempre fuimos muy bien recibidos y nos llenaron de atenciones, mientras yo les mostraba las fotos ampliadas, aunque por supuesto ellos ya estaban al tanto de lo que habiamos fotografiado la semana anterior, ellos tambien se llenaron de asombro con lo que veian, pero mostraban un grado de escepticismo grande ante lo inexplicable, por lo tanto nuestras conversaciones fueron variando a lo largo de aquella amena tarde, hasta que Jorge nos conto que estaba con unos cuantos dias de vacaciones y coincidentemente, Monica, tambien se habia tomado unos dias y estaban dispuestos a viajar para aprovechar los dias de descanso, que naturalmente, les estaba haciendo falta, ademas, el hijito de ellos, Jorge Nicolas, de 4 años y medio se los reclamaba.
A partir del momento en que empezamos a hablar sobre la posibilidad, de un viaje nos metimos en internet para poder programar el viaje, primero se penso en Ushuaia, luego en Punta Arena, pero lo recomendable era que se buscara mar y arena sobre todo por el niño para que lo pudiera disfrutar a pleno. Sin darnos cuenta, nos sumergimos en todo ese tramite de consultas y esperas de respuestas, hasta que se decidio que lo mas aconsejable era hacer un viaje a Playa Dorada de Sierra Grande, entonces vino lo espontaneo, “ellos no viajarian si nosotros, (mi mujer y yo), no los acompañabamos”, es decir que teniamos que viajar todos juntos. La tarde ya estaba perdida, el viajecito hasta Laguna Azul, paso a un segundo plano y la posible investigacion que teniamos pensado hacer quedaria para otro momento.
A las siete de la tarde ya teniamos programado el viaje y ya nos esperaban en Playa Dorada, para entregarnos las llaves de una casa que alquilamos via Internet. Dejamos planteada la cero hora de esa misma noche para reencontrarnos, listos para emprender un viaje inesperado y nos vinimos a nuestra casa, medio aturdidos, para preparar las valijas y dejar las cosas mas o menos ordenadas antes de viajar.
Mientras tanto en mi interior seguia escuchando ese llamado o ese ruido en los oidos y una extraña sensacion de sentirme controlado o vigilado por alguien o algo, estremecimiento que no me asustaba, pero me ponia incomodo por no saber de que se trataba y no lo podia manejar, termine aceptando que no me vendria mal el viaje, aunque me fuera con un monton de interrogantes. Mirta, mi esposa, compartia esto con estoicismo y apoyo. La partida de Rio Gallegos, ya estaba en marcha.
*************************************

SEGUNDA PARTE “EL VIAJE A PLAYA DORADA”

El dia 2 de febrero de aquel año, 2009 a la una de la madrugada estabamos los cinco, (Jorge conduciendo, Monica, Mirta y Jorge Nicolas atras y yo de acompañante), en el vehiculo rumbo a Sierra Grande, distante a unos 1400 Km, por la Ruta 3, de sur a norte, dispuestos a viajar unas 17 horas mas o menos.
En el momento de salir de la ciudad se precipito una verdadera tormenta con una fuerte lluvia que nos provoco dudas, que si era buena idea salir a la ruta en esas condiciones, por la hora y el estado del pavimento, cuando llueve. De todas maneras, continuamos con el inicio del viaje, en forma tranquila y sin apuro.
Habiamos recorrido ya unos 50 Km. de Rio Gallegos y el cielo se despejo por completo, mostrandonos una noche verdaderamente apacible y hermosa, se lleno de brillantes luces, el profundo horizonte, mostrando una tipica noche de verano Patagonica, cuando parece que uno puede tocar las estrellas con la mano. El viaje se estaba convirtiendo en un placer que valia la pena disfrutarlo, entre nosotros habia un dialogo intenso y gratificante, Jorge se alegraba del cambio climatico, puesto que en esos momentos era un deleite conducir por una ruta con muy poco y nada de trafico, seguramente por la hora y una noche clara y tranquila, yo me atrevi entonces a exponer mis interiores, una vez mas y dije: “Este sera un viaje maravilloso, porque nos estan cuidando, nos estan vigilando, yo sabia que la lluvia no iba a durar”
Todos rieron, pero asintieron y me dieron la razon, como a los locos quizas, pero por las dudas, no discutieron mis ilogicas conjeturas por una sensacion que solamente yo sentia. Agrandado por el espacio que me otorgaron arremeti nuevamente con mi discernimiento aseverando: “Ustedes no creen pero yo se que nos estan vigilado, nos cuidan, nos estan protegiendo, asi que este sera un verdadero viaje de placer y encanto”-
Nuevamente risas, pero esta vez mi esposa me mando a pasear con mis expresiones y los otros se aprovecharon de la situacion y sumandose a Mirta, no solo me hicieron callar la boca, sino que como castigo me pusieron a cebar mate, cosa que todos sabian, que yo odiaba, con resignacion y esperando por una pronta revancha me prepare entonces, para cumplir con el correctivo que me dieron, deseando que el mate les haga un efecto laxante de pronto despacho.
Una vez que uno sale de la ciudad de Rio Gallegos, por el corredor de la Ruta 3, hacia el norte, el pueblo mas cercano se encuentra a 250 km., en realidad no hay pueblo que se encuentre a menos de 200 km de la ciudad capital de Santa Cruz, por lo tanto luego de la partida, la proxima parada seria, Comandante Luis Piedra Buena, a dos horas y media de viaje con una marcha regular de 100 Km/h.
Eran aproximadamente las 2 de la madrugada y nos encontrabamos entre Rio Gallegos y Piedra Buena, en el medio de estos dos puntos, circulando por una tranquila Ruta 3, en el medio de una noche fantastica haciendo un viaje realmente agradable, con una prolija repartida de mates que se distribuia ordenada y equitativamente entre los tres, puesto que yo no tomaba, cumplia mi castigo. Una charla relajada con pequeños momentos de risas como para amenizar y un vehiculo que se desplazaba suavemente por la cinta asfaltica casi como si flotara. Uno levantaba la vista y por la transparencia del techo de la 4×4 se veia un cielo coronado de estrellas, en fin nos embriagaba una paz infinita… Cuando de pronto, se nos metio una luz intensa por el techo transparente, fue muy fugas, pero muy intensa, pero rapidamente como si lo hiciera todo en un solo movimiento se nos presento adelante pero arriba del vehiculo, es decir lo veia por el parabrisas pero levantando la vista, un aparato, con luces destellantes como si fueran grandes chispazos de un color entre naranja y purpura pero con una luz central blanca azulina y estos chispazos, (pues daba la sensacion que se desprendian del objeto), parecian circular alrededor de un modulo compacto o un aparato.
El objeto se desplazo en una linea recta desde nuestro frente hacia el lado derecho de nuestra direccion de marcha o sea de este a oeste, pero seguidamente cambio la direccion del traslado en un angulo de 90º pasando a trazar una linea en el espacio de norte a sur perdiendose hacia el sur en un recorrido paralelo a la ruta por el lado derecho del sentido de circulacion que teniamos en ese momento. Es decir el objeto realizo un total de tres cambios de direccionales siempre en angulos de 90º primero de arriba abajo luego como que se desplazo al frente, bruscamente giro a la derecha y raudamente otra vez a su derecha. Todos estos desplazamientos fueron muy veloces, en lineas rectas y los cambios de rumbo en angulos cerrados de 90º. Como si llegara a un punto y desde alli, partia a otro punto y desde alli a otro, siempre en lineas rectas.
La proximidad con el modulo fue realmente importante, primero por un momento parecio que se metio adentro del habitaculo del vehiculo, rapidamente, se situo en el frente a no mas de una veintena de metros, luego se alejo a la derecha un centenar de metros y luego giro en recto a su derecha pasando por nuestras ventanillas del lado derecho a no mas de unos cientos de metros, perdiendose, con la misma velocidad con que llego.
En el momento en que se produce el inicio del fenomeno, la intensa luz adentro del vehiculo, fue como que quedamos sin traccion en el motor y por segundos nos desplazamos en el aire, como flotando, tan fugaz como, se retiro el objeto, la chata, siguio con su motor a pleno.
Como el objeto se perdio por detras de nuestra linea de marcha, todos observamos el parabrisas trasero, Jorge por el espejo retrovisor y es en ese momento que nos damos cuenta, que como a 700 m nuestros, circulaba un camion, que estaba mas elevado, por la ondulacion del camino, que nosotros, el conductor del camion nos hacia señas de luces desesperadamente, creiamos que el, al tener una mejor perspectiva, vio todo lo sucedido con mayor claridad y nos avisaba de algo, la reaccion de Jorge fue de calmarnos y por temor, maxime, que llevabamos a Jorgito Nicolas con nosotros, continuar con la marcha hasta el proximo pueblo, Luis Piedra Buena y alli hablariamos con el camionero.
Por el asiento que ocupaba cada uno de nosotros en la camioneta en ese momento, (los cuatro mayores), tuvimos visibilidad distinta del objeto, tambien tuvimos distintas sensaciones y reacciones, por lo tanto, hasta aqui, el relato de esta vision es absolutamente subjetivo.
Pero todos coincidimos en que habiamos experimentado un encuentro con un objeto luminico muy poderoso, de una alta capacidad de vuelo controlado y que todo ese suceso seria muy dificil de explicar, puesto que nunca habiamos visto maquina alguna hecha por el hombre capaz de realizar semejantes maniobras en tan pocos segundos. Apareciendo y desapareciendo de la nada.
Como ya conte, Jorge, conducia, Mirta viajaba atras de Jorge, en el lado izquierdo del asiento trasero, Jorgito Nicolas en el medio y Monica en lado derecho, yo, como acompañante, o sea, a la derecha de Jorge. Como es de suponer fui el que mejor perspectiva tubo todo el tiempo en la observacion del hecho. Tambien tuve una sensacion intimamente particular y no experimente reaccion alguna, puesto que yo esperaba una señal asi, lo presenti todo el tiempo, estaba en la antesala de un suceso, creo que hasta sabia, que era el momento de una vision y una percepcion como esta. Lo que nunca supe, fue para que y porque.

este es el vehiculo en el que viajamos aquel dia, en el volante se encuentra Jorge, Se puede ver la gran visibilidad que poseia esta camioneta, tanto de frente como las lineas laterales, ademas de tener un techo, descubierto, vidriado. Por lo tanto toda la experiencia pudo ser muy bien observada casi desde todos los angulos del habitaculo interior de la misma.
Para continuar con el relato de los acontecimientos, ocurridos aquella madrugada, resta contar las sensaciones e impresiones que tuvimos cada uno de nosotros ante la experiencia vivida en ese instante:

Jorge, (El Ingeniero que venia conduciendo), relato, “fue instantaneo y con notable intensidad, no pude ver mucho los detalles, por no perder nocion del contacto con la cinta asfaltica, que en principio fue mi preocupacion principal, pero comparto la impresion optica con mis compañeros de viaje, asombrados y tal vez desconcertados. De improvisto, fue como entrar a una claridad de gran magnitud y su trayectoria no pude divisar claramente por estar a cargo de la conduccion del vehiculo. Al girar la vista siguiendo la trayectoria del artefacto, vi como se iluminaba todo el espacio del campo a mi derecha. Todo fue muy rapido, pero absolutamente tangible. La sensacion final fue de sorpresa e impotencia por no comprender lo que paso, ademas de una preocupacion logica por mi familia en una solitaria ruta con una experiencia inedita, ante un evento desconocido.
“El sentimiento que me dejo fue de: Curiosidad e incertidumbre.”
“Lo que vi fue: Un haz luminoso e intenso.”
“No vi ningun aparato o maquina, ni la apariencia de algo similar, quizas por mi posicion en el volante.”
“Como experiencia, me quedo una impresion optica de cierta energia que no suele ser usual en estos lares del planeta.” Jorge

MIRTA DIJO: “yo me encontraba detras de Jorge en el asiento trasero, marchabamos charlando y tomando mate, muy tranquilos, la noche estaba muy serena, los hombres adelante charlando de su cosas y nosotras con Monica, tambien, pero prestando atencion a la ruta y a los hombres dandole charlas y bromas para mantenerlos despabilados, nosotras tambien atentas a la ruta que estaba muy tranquila”.” De pronto una luz inexplicablemente intensa, nos ilumino el interior del vehiculo como si fuera de dia, y la describo como una luz blanca intensa azulina, pero sin enceguecer, al mismo tiempo vi todo el campo y la ruta frente a mi muy clarita”. “Tan inexplicablemente se movio en angulos rectos hacia la derecha iluminando todo el campo que no podria explicar a cuantos km de superficie iluminaba, quise seguir la trayectoria y mi cuello no me dio la misma rapidez con que cambio de angulo, otra vez a la derecha, pero siempre viendo todo el campo iluminado, perdiendose a mi derecha; giro mi cuello para seguir la luz y ya no estaba, pero si veo,(no se decir a cuantos metros de distancia), un camion que venia detras nuestro y nos estaba haciendo señas de luces el chofer, desde su camion como advertencia de algo,(despues de lo visto, supongo yo, que este señor que manejaba su camion tubo mejor vision o perspectiva de la que teniamos nosotros en ese instante, y digo, afirmo esto ya que nosotros estabamos en ruta ya en una bajada y el todavia en una elevacion del camino),tambien senti y me di cuenta que si Jorge venia a una velocidad de 100Km aproximadamente, en ese momento fue como si la camioneta siguiera por un instante serenamente, suave, y de pronto tomo su real velocidad”. “Toda esa luz fue para mi un cielo, (no tuve sensacion de miedo, ningun tipo de impresion que a veces el mismo organismo nos produce ante ciertas vivencias emocionales de la vida propia.) “Pero si digo y afirmo que me trajo a mi mente, un recuerdo de una “gran” experiencia que me contaba frecuentemente mi padre, ocurrida en sus continuos viajes, desde, (El Senguer a Rio Mayo provincia de Chubut donde tuvo un encuentro con “seres” que como, contaba mi padre no pertenecian a este mundo).”Debo decir yo nunca vivi una experiencia como esta, y al mismo tiempo recorde la conversacion de esta salida desde Rio Gallegos a nuestras vacaciones, donde todos deciamos que sea un viaje sin ningun contratiempo, y mi esposo dijo “ nos estan protegiendo, estan cuidandonos y nos estan vigilando” palabras que en ese momento recorde lo anteriormente vivido en la Laguna Azul, sentires que solo Omar vivia interiormente ya que me los expresaba continuamente, aunque debo decir que no queriamos darle demasiada trascendencia y se tomaba jocosamente.” “Debo confesar que realmente yo nunca vi desde mi perspectiva, (quizas por el lugar que ocupaba en el vehiculo), ningun artefacto u objeto, si vi la intensidad y la proyeccion de una colosal luminosidad que produjo, que por unos segundos todo fuera luz dia”
“Desde ese momento continuo nuestro viaje sin inconvenientes y en paz, aunque me hubiese gustado saber que fue lo que vio el camionero que venia detras nuestro, que nunca mas lo vimos.” Mirta”
MoNICA, LA ESPOSA DE JORGE DIJO: “Llego una luz de pronto, desde arriba, impresionante blanca, que ilumino todo el interior del auto, luego se desplazo muy rapido a mi derecha iluminando todo el campo era una luz tan blanca que crei compararla con un rayo o un meteorito, en ese primer instante, pero, no hacia ningun tipo de ruido y se desplazaba a mucha velocidad, cuando quise seguir mirando ya habia desaparecido, al darme vuelta para seguir la trayectoria lo unico que vi, fue un camion que nos hacia señas con las luces como dandonos aviso o advertencia de algo”
“Primero senti asombro, pero cuando paso por mi lado derecho senti electricidad en todo el cuerpo. Fue fugas, pero muy intensa”
“Automaticamente al llegar la luz sostuve con la mano a Jorgito Nicolas como en un instinto de proteccion o de conservacion, por que el niño venia durmiendo y lo sorprendente de la luminosidad y no saber que mas podria pasar en ese momento, fue confuso, pero el nene continuo durmiendo sin problemas. Como sensacion lo unico que recuerdo es la intensidad de la luz y la descarga electrostatica en mi cuerpo”. Monica
(Hasta aqui los testimonios de la vision real que tuvieron mis tres compañeros de viaje esa madrugada, subscriptos, con sus propios juicios y palabras ademas de la particular forma sensorial.)
Para finalizar con esta parte del relato, debo asegurar que ademas del efecto optico ya ampliamente descripto, yo senti una descarga energetica imposible de describir, pero que por alguna razon senti que tuve una conexion, un enlace o un vinculo con esa forma resplandeciente o luminosamente poderosa, que me dejo una secuela auditiva, que en esos momentos no podia explicar, pero era algo asi como lo que nos ocurre cuando vamos a una gran altura,(comunmente se lo denomina apunado), y aparece un zumbido en los oidos, en esos momentos yo aseguraba, aun ante las bromas y las cargadas de mis acompañantes, que era como que se querian comunicar conmigo, (me decian que yo estaba raro, loco o perturbado) de alguna manera o de alguna forma.
Llegamos a Comandante Luis Piedra Buena, cargamos combustible e hicimos unas compras para el viaje, esperamos ver al camionero que circulaba detras de nosotros en la ruta, pero, el nunca llego. Asi que con toda tranquilidad continuamos con el programado viaje con absoluta calma y en paz, hasta Playa Dorada, donde llegamos muy bien aproximadamente a las 19 hs. del dia 2 de febrero del año 2009.-

TERCERA PARTE “LA CASA DE PLAYA DORADA”

La casa que rentamos, tenia todas las comodidades para pasar un par semanas muy tranquilas y comodas, estaba ubicada en el fondo de un terreno de aproximadamente 50 metros, el frente de terreno tenia algunas plantas y un amplia entrada para vehiculo, cosa que nos venia muy bien para guardar la camioneta, cerca nuestro. Adentro poseia un amplio living comedor, una bien equipada cocina y dos dormitorios, uno mas amplio y el otro mas chico, el cual tomamos nosotros, puesto que Monica y Jorge estaban con el nene y necesitaban mas espacio. El baño era satisfactorio e interno, por supuesto todo amueblado y con un equipamiento confortable, en fin teniamos todas las comodidades y muchas ganas de pasarla bien. La primera noche, despues de acomodarnos un poco, alimentarnos e higienizarnos, caimos todos rendidos por el largo viaje que realizamos.
El dia 3 de febrero, se presento hermoso, asi que luego de desayunar, todo fue caminar por la amplia playa que tiene el lugar, hacer unas inmersiones en el mar, (aunque debo decir que es un poco frio y tiene muchas aguavivas), tomar mucho sol y recorrer el pequeño conjunto de casas que tiene la villa turistica. Ninguno de nosotros conocia el lugar, de manera que todo era novedoso y bueno como para disfrutarlo a pleno.
La noche nos llego rapido y la cena fue liviana, para descansar bien relajados y arremeter el dia siguiente con renovadas energias. Lo malo pero muy comico de nuestra habitacion era que tenia camas cuchetas, para un mejor aprovechamiento del espacio, Mirta, entonces tomo la cama inferior, pero a mi ni atado me iban a subir en la cucheta superior, seguramente en unas de mis voltereta en la cama caeria sin remedio al piso y adios vacaciones. La solucion logica y comoda fue tirar el colchon al suelo y alli dormiria como un angelito, Mirta, mi señora estaba en su cama a mi derecha y yo un poco mas abajo, en el piso pero a la par de ella, se que asi me fui quedando entre dormido.
No se que hora era puntualmente, pero calculamos como las 2 de la madrugada, mas o menos, cuando senti caer algo sobre mi ser, aferrandome muy fuerte con una exclamacion de miedo, al mismo tiempo me despierto y por supuesto me doy cuenta que es mi mujer que practicamente salto desde su cama acurrucandose junto a mi cuerpo, pero lo mas sorprendente fue que estabamos totalmente iluminados por una luz potente blanca azulina que resplandecio en toda la habitacion de tal forma que fue como si se hiciera de dia espontaneamente. No se cuanto tiempo duro ese flash, se que tuve tiempo para proteger a Mirta y
pedirle que se quedara quieta, ¡muy quieta! ademas, que se tranquilizara, mientras la abrazaba. Segun mi esposa ella no estaba dormida, cuando se ilumino todo. En cambio yo no puedo decir desde que momento fuimos iluminados, pero si aseguro que desde el instante que me despierto sobresaltado por el salto de mi mujer, hasta que esa luz desparecio pasaron unos cuantos segundos o mejor explicado lo que para mi fueron eternos segundos, pero no puedo asegurar cuantos. Las ventanas estaban totalmente cerradas y cortinadas, de igual forma, la unica puerta de acceso a la habitacion tambien cerrada, los interruptores electricos de la luminaria del cuarto se hallaban lejos del alcance de nuestras manos y el unico artefacto luminico estaba en el techo, es decir que desde mi perspectiva, el suelo, fue lo primero que vi y por supuesto estaba totalmente apagado. Esa luminosidad parecio como que se irradiaba desde las mismas paredes, pero no sucedia desde un punto de toda la habitacion en particular.
En el punto en que quedamos nuevamente en penumbras, saltamos desde nuestros lugares, encendimos las luces y revisamos todo, absolutamente todo, no habia fallas, ni nada que nos diera una posible explicacion de lo sucedido, fue como entrar de pronto en un espacio inmensamente luminoso y luego quedar perplejos y en una total negrura. Aun hoy, Mirta recuerda ese momento y le da miedo o aprension, como ella misma dice: “Ahi si que me asuste mucho, no hubo explicacion alguna a lo que nos ocurrio esa noche.”
En los dias posteriores hubo algunos episodios mas, pero de menor importancia, por lo que no quiero relatarlos para no confundir aun mas los hechos. El caso es, que este fue el tercer episodio, sin explicacion logica o razonable que vivimos en el lapso de unos cuantos dias seguidos. Nuestras vacaciones continuaron y terminaron felizmente, el viaje de regreso fue tecnicamente perfecto y divertido.
Despues que llegamos a nuestros hogares en Rio Gallegos, todos teniamos un monton de preguntas, pero nos asaltaba el miedo al ridiculo y la vergüenza de no saber como contar o explicar los hechos o sucesos que experimentamos cada uno de nosotros, en forma particular e individualmente, entonces sucedio que todos no quisimos ni hablar mas del tema y cada uno lo guardo como pudo en todo este tiempo.
He tratado de evocar, relatar y graficar los hechos ocurridos, lo mas fehacientemente posible, he transcripto sinceramente los testimonios de todos los que de una o de otra manera acompañaron conmigo estas experiencias, pero es imposible tener una expresion colectiva en el aspecto sensorial en la sumatoria de los acontecimientos vividos, por lo tanto, contare la impresion sensitiva personal de aquellos encuentros con lo desconocido.
Desde esa tarde en la Laguna Azul, luego en la ruta 3 viajando aquella madrugada y despues en la casa de Playa Dorada, siempre y continuamente he tenido la sensacion de que todos los hechos estan ligados entre si. No tengo una logica explicacion para esta afirmacion pero desde el primer momento he sentido fisicamente los sintomas que respondieron al conjunto de eventos coexistidos.
Aquel abrumador zumbido auditivo, tubo inicio en esos momentos, al principio para mi era una clara forma, de por lo menos un intento de comunicacion, (incomprendida para mi intelecto), pero sensorialmente o sensitivamente posei, toda la impresion de que asi se manifestaba.
Estoy seguro de que yo tendria que haber vuelto, como lo habia planeado, (recorrer la Laguna Azul), precisamente en esos momentos. Luego algo paso conmigo o dentro de mi, que corto esa conexion que yo sentia y produjo algun tipo de daño que aun en la actualidad estoy soportando. Explico que lo que siento en la actualidad, es un ruido interno similar al que produce una emisora de radio cuando esta fuera de alcance o fuera de sintonia, esta sensacion es constante, tarde, mañana y noche, se agudiza cuando estoy en silencio, es decir me molesta estar en un lugar silencioso, me es imperioso tener ruidos, como musica o la television o la radio encendida, para contrarrestar el sintoma, pero mi sentido auditivo esta en perfectas condiciones de acuerdo a la edad que tengo. Por supuesto que me realizaron todos los estudios pertinentes a la afectacion, desde los mas simples hasta los de alta complejidad.
Hasta hoy no tengo un diagnostico formal o definitivo, tampoco poseo una adecuada medicacion puesto que todas las pruebas de tratamientos a la que me sometieron o que me ejecutaron no dieron resultado para mejorar la condicion que estoy contando.
Es inverosimil explicar todo lo que paso, como tambien es imposible comunicar llanamente una señal o una reseña de una sintomatica que es especificamente misteriosa, lindando con lo absurdo e irracional.
Todo esto fue, ante un encuentro o experiencia con lo desconocido, es cierto, pero por alguna razon tuvimos que vivir estas experiencias y que comparto con usted como lector, no como una ficcion, sino con una continuidad del hecho real y comprobable.
Hoy… aun espero un proximo encuentro, (que no se porque lo percibo), para cerrar esta historia irresuelta, con interrogantes y respuestas que desconozco.
FIN
AUTOR: OMAR M L GARCiA

Agradecemos a Omar, el hecho de compartir con todos nosotros estas experiencias.

Comentarios
Ir a la barra de herramientas