REMANENTES DE CAMPOS ELECTROMAGNETICOS

Todos los investigadores que hemos salido a relevar casos OVNI en los que se han encontrado huellas, es decir que hemos estado frente a casos de Encuentros Cercanos del 2° Tipo, nos pudimos haber enfrentado con alguna radiacion, que de alguna manera, pusiera en peligro nuestra salud.
Hace unos dias, en una de las redes sociales, se puso el tema en discusion, siendo algo saludable para los investigadores poner a disposicion de otros colegas las experiencias, investigaciones y opiniones.
En este tipo de casos, tenemos infinidad de materiales investigativos diferentes.
Siempre que se ha visto algun OVNI tocando tierra, muchos investigadores, incluidos nosotros, nos hemos trasladado a la zona para verificar y relevar los datos del lugar y los testimonios de los testigos.
Siempre es emocionante para nosotros estar en los lugares donde se han visto las naves y si hay huellas de las mismas, nuestra energia en la investigacion se exacerba, no tomando en cuenta muchas veces que en esas huellas puede haber algun remanente de energias que pueden ser peligrosas.
En una de nuestras investigaciones, en el año 1985, en la Localidad de Lanus Oeste, estando la abuela de setenta (70) años con su nieto un niño de once (11), ambos ven el paso de una nave circular muy cercana a ellos en la terraza de la casa familiar, era una linda noche de verano. Al ver algo tan especial, ambos se levantaron y fueron hacia el aparato que sobrevolaba la casa. De inmediato de su base, una luz violeta fue lanzada hacia ellos y los envolvio por completo unos segundos; luego, sin mas el OVNI salio con una tremenda aceleracion, perdiendose hacia el cielo. En ese momento para ambos, abuela y nieto, fue la experiencia mas asombrosa de sus vidas. Pero se convirtio en la pesadilla mas grande, pues a partir de ese momento, los dos comenzaron a tener problemas graves con su presion arterial. Si, hasta en un niño de once años no podia controlarse. La abuela, por este motivo, muere en poco tiempo. El joven, llevo un mantenimiento constante con medicacion y dietas.
Si bien es cierto que muchos de nuestros colegas han estado en constante investigacion del fenomeno de las huellas, en cualquier lugar de nuestro territorio, especializandose en este aspecto y nunca han tenido problemas de salud, hemos tenido noticias alarmantes de otros de nuestros colegas que, en el campo, en investigaciones de mutilaciones de animales y corroborando huellas circulares en las cercanias del o los animales muertos, han tenido nauseas, cefaleas, ardor en sus manos al tocar al animal y hasta reacciones alergicas ( ojos, garganta, nariz, etc.).
En 1993, a nuestro instituto en el barrio de Villa Devoto, en Capital Federal, se acercaron cinco muchachas que editaban un boletin de tipo espiritualista, con relacion a los OVNIS y a los que ellas consideraban como Hermanos Mayores Cosmicos, o Maestros. Siempre iban a meditar en los lugares donde quedaban huellas de sus naves. En ese momento lo vi como una obsesion de estas muchachas pues creian que estar alli, en el lugar donde Ellos descendian, era la panacea del conocimiento y que todo el Amor y la Sabiduria de estos Seres les eran transmitidos.
Un sentimiento maravilloso, aunque lo maravilloso estaba en ellas, en su pensamiento, sus sentimientos de amor y altruismo. Bellisimas personas.
Al poco tiempo, dejaron de venir todas; una de ellas habia contraido leucemia y estaba grave. Luego otra, y otra, en pocos meses. Luego no las vimos mas, suponemos que todas murieron, pues las primeras cuatro ya habian fallecido y la ultima de las chicas que quedaba nos lo habia transmitido. Creemos que esta ultima muchacha de no mas de treinta (30) años, tambien fallecio.
Por eso me pregunto: ¿Son seguras las investigaciones en esos Encuentros Cercanos del 2° Tipo? ¿Es seguro para la salud del investigador, acudir sin ninguna proteccion o por lo menos con detectores que adviertan si las huellas estan libres de emisiones electromagneticas, microondas, u otro tipo de radiaciones?
Cuando nos acercamos a la Localidad de Lobos a investigar el notable caso Loturco, que fue eclipsado al poco tiempo por el impresionante Caso Bariloche, pudimos entrar en la propiedad del vecino en la que se encontraba una piscina con faltante de agua y frente a esta, un gran circulo de cesped quemado, viendose tambien un bananero, quemado parcialmente hacia la zona del circulo en el pasto. Hacia los fondos del terreno, se habia encontrado un perro callejero, muerto y completamente seco. Todo esto, al dia siguiente que la familia Loturco, tuviera en la puerta de su casa un aparato que describieron como dos platos soperos uno sobre otro unidos por sus bordes y que emitia unas luces giratorias que al pasar hacia atras dejaban ver su forma y su color que era como el peltre, segun nos dijera la Sra. de Loturco.
El 24 de julio de 2009, una de nuestras familias investigadas por casos de Visitantes de Dormitorio, recibio una de estas visitas. En el parque de la casa, aparecio una huella de cesped quemado en forma de media luna, que podia verse con un pequeño brillo en la noche. El jardinero no supo de que se trataba, pues no encontro hongos ni otros elementos (insectos, herbicidas etc.) que pudieran haber causado la huella tan evidente. La protagonista del caso, Mary, nos alcanzo un trozo de cesped quemado que presentaba una sustancia aceitosa. Nos acercamos a investigar el 30 de septiembre a la casa. Observamos el lugar de las huellas y nuestro detector de campos magneticos, aun registraba un residuo, bastante considerable. En la misma casa el 1° de noviembre de 2005, no solo habia quedado una huella en forma de tripode sino que la piscina habia quedado con la mitad del agua, toda la instalacion electrica de la vivienda se quemo y en los cables del frente de la casa habian quedado dos raros pinzamientos, a un par de metros uno de otro, con los cables pelados en el medio.
En todos los casos de Visitantes de Dormitorio que hemos investigado, estos rastros de campos electromagneticos quedan en el lugar por un tiempo considerable. ¿Que magnitud tienen entonces en el momento en que son producidos?
En los campos, son bastante familiares los circulos producidos por hongos del tipo Calvatia Lilacina o Agaricus Campestris, cuyos micelios crecen en forma radial y secan el pasto, dejando circulos perfectos, que a medida que vuelven las hierbas a crecer, aparecen los circulos mas grandes, dejando la tierra desnuda.
No decimos que todas las huellas que se encuentran sin rastros de campos magneticos se deban a estos hongos, pueden existir incluso huellas dejadas por el descenso de OVNIs, donde el pasto crece mas fuerte y con colores mas definidos que fuera de ella. Pero es llamativo que en huellas dejadas por estos aparatos avistados por testigos, los animales no quieran entrar en ellas o no coman los pastos dentro de las mismas.
Un Ingeniero de la CNEA con quien tuvimos la oportunidad de hablar de estos temas, nos comento en su momento, que ellos siempre llevaban unas tiras detectoras, que cuando cambiaban de color, sabian que habia que salir del lugar por contaminacion por radiaciones.
Y recordando al grupo de investigacion de CITEFA, en Victoria Entre Rios, donde despliega sus actividades nuestra amiga y colega Silvia Simondini junto con su hija Andrea y su grupo de investigacion, el acercamiento de un objeto a tierra, provoco que un tramo de alambre divisorio en un campo se deshiciera. Silvia recogio los restos con un iman, que estaban en el suelo desperdigados. En aquel momento los investigadores de CITEFA calcularon que el alambre pudo haber estado sometido a enormes temperaturas para que esto ocurriera, que pudieron ser provocadas por microondas.
En 1989, por esos extraños designios de los hados, por decision judicial, mi esposo el Licenciado Eduardo Grosso habia sido asignado como la unica persona que podia entrar a las propiedades de los dueños de la empresa en la que trabajaba. Curiosamente, en una de las propiedades oficiaba de casero un ex futbolista del equipo de Cerro Porteño de Paraguay, de quien el dueño de las empresas que administraba Eduardo ya le habia hablado con respecto a un extraordinario Encuentro Cercano con un ovni. El testigo se llama Carlos Veloto y su Encuentro con el OVNI, ocurrio en un paraje llamado Piribebuy en la Republica del Paraguay el 21 de agosto de 1976, donde con su suegro iban de caza. Esa noche, vieron con estupor al subir una cuesta, una luz azul que inundaba toda la selva. Era una zona donde un arroyo seco cruzaba una hondonada y sobre este cauce seco pasaban las vias de un ferrocarril. Carlos y su suegro, Lorenzo avalos, se escondieron observando aquel espectaculo. La luz surgia de un aparato a unos setenta metros (70) delante de ellos como una gran pantalla de cine. Tenia forma de cigarro, que pudieron ver cuando el aparato en cuestion, se levanto del suelo, subio 100 metros y haciendo un giro de 90° se puso en posicion vertical y ascendio. El testigo recuerda que hasta ellos y la vegetacion se veian de color azul, mientras aquel OVNI estaba en el lugar; que lo observaron durante cinco (5) minutos viendo luego su despegue sin ruidos, no pudiendo observar si estaba o no sobre el suelo, debido a una niebla que se desprendia del aparato. Cinco dias despues de este encuentro, Carlos volvio al lugar con un periodista del Diario ABC COLOR de Asuncion. Alli pudieron comprobar que el OVNI habia dejado una huella de 150 metros de largo, con pastos quemados y piedras calcinadas. A partir de ese momento, Carlos comenzo a debilitarse, bajo dieciocho (18) Kilos de peso, debiendo dejar el futbol. Durante cuatro años su caso fue seguido y registrado en el Hospital de Tigre, Pcia. De Buenos Aires, Argentina. Luego de ese lapso de tiempo, aunque los medicos no encontraron nada especial, su recuperacion fue total.
Por lo tanto, entrar en una huella provocada por microondas u otro tipo de radiaciones, nos puede cocinar, igual que deshace un alambre de metal, cocina pastos o sembrados y deja deshidratados a los pequeños animales e insectos del lugar, calcinando las piedras.

Liliana Flotta

En estas imagenes vemos el trozo de cesped quemado con trazas de una sustancia oleosa y la huella en el parque de la familia visitada, de donde fue extraido.

Comentarios
Ir a la barra de herramientas