EL VIRUS DE AZUL (2 PARTE)

LAS INVESTIGACIONES CONTINUAN
LA EXPERIMENTACION CON VIRUS:
DESARROLLO DE ARMAS DE DESTRUCCION MASIVA EN UN NUEVO MARCO GEOPOLITICO
Cuando comenzamos a investigar las mutilaciones de animales en el S.O. de la provincia de Buenos Aires, nunca pensamos en las derivaciones que esto nos traeria con el tiempo.
Recuerdan que en notas anteriores mencionamos, que el dato que nos llevo al “Virus de Azul”, vino de una denuncia anonima de un televidente que observo los comentarios que expusimos entonces.
Bien, hoy sabemos, o mejor dicho creemos, que esa persona, tenia informacion mas que precisa para un simple espectador de los sucesos.
A estas alturas contamos con datos que superan la posibilidad de conocimiento de cualquier ciudadano comun, y es aqui donde intentamos hacer un ensayo de la vinculacion de estas investigaciones con los sucesos de las mutilaciones no solo en la provincia de Buenos Aires sino en todo el pais.
Partamos de la base que las hipotesis en relacion a las mutilaciones siempre giraron en dos posibilidades, segun nuestro punto de vista:
a) la posibilidad del causal terrestre y
b) el fenomeno extraterrestre, que es el que nos mueve particularmente.
Dentro de la hipotesis a), a su vez hay dos posiciones, la de los carroñeros que entran en accion una vez que el animal muere por diferentes circunstancias de la naturaleza, y la teoria de experimentacion de vacunas, virus u otros, por parte de potencias terrestres.
Dentro de la teoria del carroñero, creemos tener elementos a esta altura que nos permiten afirmar rotundamente la improbabilidad de la misma. Resultados de laboratorio nos indicaron que las muestra presentaban deshidratacion de tejidos, a su vez no se apreciaban focos infecciosos (muestra definitiva de la mordedura o picadura de cualquier animal) y si un corte neto evidenciado en todos las muestras obtenidas. Algunos cortes presentaban formas de diente (tipo serrucho con una separacion, tambien caracteristica, de menos de 1,5 mm.) otras solamente cortes rectos.
A su vez la falta de huellas o rastros, la imposibilidad de obtener muestras vivas de animales de estas caracteristicas con la colocacion de trampas en aquellos sitios donde reiteradamente siguen apareciendo animales mutilados, nos llevan a descartar esta hipotesis.
Las experimentaciones de potencias terrestres de virus o vacunas se presenta tan dificil de probar como la naturaleza extraterrestre del fenomeno de la mutilacion, sin embargo en clara coincidencia con el fenomeno Ovni, aparecen siempre datos circunstanciales, testigos anonimos e informacion vinculante a tematicas de fuerte caracter geopolitico, que circulan por caminos interminables cuando uno quiere seguir una linea conductiva investigativa. Sin embargo no hay que dejarla de lado, puesto que no deja de ser una posibilidad cierta y si nuestra mision es probar la interaccion extraterrestre en las mutilaciones de animales, tenemos que descartar las otras.

Por tal motivo ponemos en conocimiento de nuestro seguidores, lo que consideramos informacion para tener en cuenta, analizarla y sacar las conclusiones que cada uno crea conveniente, con el nivel de equilibrio necesario, para no hacer del encubrimiento un culto.

Uno de nuestros seguidores de la web, muy inteligentemente planteo como interrogante, ¿porque si existe en la localidad de Azul un Centro Panamericano de Zoonosis (CEPANZO), los estudios de las mutilaciones los realizo el INTA de Balcarce y la Universidad de Tandil (UNICEN)?. Pues bien, la investigacion del Virus de Azul nos adentro tambien en la respuesta y descubrimos algunas investigaciones que daban contestacion inmediata a los mismos.

Ya sabemos que lo ocurrido en Azul, fue clandestino y no autorizado, con la participacion de diversos organismos de los cuales ya tiene referencias por los articulos brindados en esta misma web.
Pudimos averiguar que esas experimentaciones estuvieron acompañadas por efectivos militares norteamericanos que desembarcaron en Argentina con presuntos fines sanitarios. Les brindamos a continuacion una investigacion desarrollada por los periodistas Mauro Federico (El medico del Conurbano) y Miguel Bonasso (Pagina 12) quien tomo como base el trabajo de su colega Federico.

…”Esta no es la primera vez que efectivos militares norteamericanos desembarcan en Argentina con presuntos fines sanitarios. A mediados de los ochenta, por ejemplo, se instalo en Azul un laboratorio del ya desaparecido Centro Panamericano de Zoonosis (CEPANZO). Segun El medico del conurbano, “ex trabajadores del establecimiento recuerdan que ‘habia milicos norteamericanos por todas partes’. Es que en ese centro se realizaron pruebas con virus recombinantes de rabia y viruela, supervisados celosamente por guardia militar estadounidense. El proyecto era secreto hasta que se produjeron fugas accidentales que ocasionaron graves consecuencias en la poblacion”.
El destino final del CEPANZO fue en octubre de 1986, el Ministerio de Salud y Accion Social creo una comision clinicoepidemiologica para estudiar el caso y el Centro Panamericano fue cerrado. Segun denuncio Alberto Echezarreta, miembro de aquella comision, “todos los expedientes desaparecieron misteriosamente de la boveda en que se encontraban”. El caso fue archivado.”……

Durante su visita a la localidad de azul (Año 1970), Miguel Bonasso tomo cuenta de un dato que no tomo repercusion publica mas que en esta investigacion del diario Pagina 12, que para nosotros mas alla de ser un dato curioso se transforma en una verdadera primicia que queremos compartir con todos ustedes.

….”Es curioso, parece literario y seguramente no tiene nada que ver, pero en el año 1970 el autor de esta nota viajo a Azul con un fotografo en pos de una pista que se difuminaria en la leyenda: la presencia secreta en el monasterio trapense de la zona de uno de los pilotos del Enola Gay, el avion que arrojo la bomba atomica sobre Hiroshima. En el convento fuimos recibidos por el superior, un simpatico monje norteamericano que interrumpio su voto de silencio para refutar la especie de manera muy curiosa: “No hay nadie asi entre nosotros, pero si lo hubiere, si se hubiera refugiado aqui para huir de los males y pecados del mundo, jamas lo delataria”….

Si habia una nota de color en esta investigacion sin duda es este comentario de Bonasso.
Hoy sabemos entonces, porque no se desarrollaron las investigaciones de las mutilaciones en el CEPANZO, el organismo esta cerrado y solo es un triste recuerdo en la zona y en sus pobladores, sin embargo, hasta el 15 de junio del año 1993, siguio funcionando el Bioterio, a cargo del Dr. Osvaldo Zampini. Creemos que el Dr. Zampini y algunos de los investigadores siguen trabajando para el Bioterio de la Secretaria de Salud de la Municipalidad de Azul en la actualidad, pero esto aun no lo hemos podido corroborar.

A continuacion les brindamos extracto de la nota de la investigacion de Pagina 12 y El Medico del conurbano, donde queda bien claro el nivel de incidencia del Plan estrategico conocido como Plan Vigia de control y vigilancia de las enfermedades infecciosas (Componente II) llevado a cabo por el NMRCD (Destacamento Naval de Investigaciones Medicas de los EEUU) con financiamiento del Banco Mundial.
A su vez tendran informacion como para ustedes mismos desarrollar investigaciones a taves de la web o personalmente. Hay nombres de investigadores, de organismos que son necesarios contactar para que nos den una vision mas integral de que se trata realmente el tema.
Lectura recomendada en la web: “Vision Conjunta 2020” (Joint Vision 2020 y Joint Vision 2010) donde podra sorprenderse con conceptos tales como operaciones no combativas de ayuda humanitaria.

INCURSION “HUMANITARIA” DE LOS MARINES EN MISIONES

Guerra al mosquito Por Miguel Bonasso

Justo en la zona de la Triple Frontera opera una unidad especial de los marines norteamericanos. Su objetivo militar es el mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue. Las implicancias belicas de la mision “humanitaria”.”Marines” norteamericanos ya combaten en Misiones. Por ahora solamente al mosquito Aedes Aegypti que transmite el virus del dengue. La inquietante informacion, prolijamente ignorada por los grandes medios nacionales, fue destapada por el periodista Mauro Federico en El medico del conurbano, una publicacion especializada que suele brindar notables primicias. Con la colaboracion de Federico, Pagina/12 llevo a cabo su propia investigacion y pudo establecer que la mision norteamericana que colabora con las autoridades provinciales de Misiones y con las nacionales del area Salud en una tarea aparentemente humanitaria responde a objetivos militares claramente admitidos en documentos oficiales de los Estados Unidos. Los cientificos castrenses que vienen a combatir al mosquito dependen organicamente de un centro naval norteamericano enclavado en el Peru. Un dato mas que se suma a los ya conocidos de maniobras y bases estadounidenses en nuestro pais en ratificacion de una alianza “extra OTAN”, que singulariza a la Argentina como blanco potencial de los enemigos de Washington.El grupo de elite de la milicia norteamericana trabaja en el control del dengue en la provincia de Misiones, merced a un acuerdo con las autoridades provinciales y bajo la cobertura del Plan Vigia de control y vigilancia de las enfermedades infecciosas, que financia el Banco Mundial y ejecuta el Ministerio de Salud y Accion Social de la Nacion. En ese marco, los infantes de marina norteamericanos se proponen seguir luego hacia Formosa y finalmente, hacia la Capital Federal.El llamado “Componente II” del Plan Vigia esta orientado a prevenir enfermedades “prioritarias”, entre las que destaca el dengue, especialmente el de tipo hemorragico, que puede tener consecuencias letales. El Ministerio de Salud emitio recientemente un documento donde asegura que unos cuatro millones de argentinos se encuentran en situacion de “alto” y “muy alto riesgo de contraer la enfermedad”.Recientemente, un despacho de “Misiones on line”, firmado por Pedro Oviedo, daba cuenta de la firma de un convenio entre el gobierno provincial y “un grupo de elite del ejercito norteamericano conocido como Marines (que) tiene la delegacion mas importante de Sudamerica instalada en la ciudad de Lima”.Segun la pagina de la embajada norteamericana en Peru, se trata del Destacamento Naval de Investigacion Medica de los Estados Unidos (NMRCD, es su sigla en ingles), “que fue establecido en Lima, Peru, en 1983 mediante convenio suscrito entre la Marina del Peru y la Marina de Estados Unidos”, aparentemente para investigar “enfermedades infecciosas de interes comun”. El NMRCD “es un destacamento del Centro Naval de Investigacion Medica (NMRC), con sede en Forest Glen, Maryland, Estados Unidos y constituye una agencia de apoyo a la Embajada de los Estados Unidos en el Peru”.El NMRCD asentado en el puerto peruano de El Callao cuenta con un sofisticado laboratorio para la deteccion de las enfermedades epidemiologicas como dengue, tuberculosis, mal de Chagas o fiebre amarilla.Segun el texto, transparente, de la propia embajada norteamericana en Peru “el NMRCD tiene como objetivo la conduccion de investigaciones sobre enfermedades infecciosas que afectan la salud humana en Centro y Sudamerica (principalmente en la region andina y la cuenca amazonica), particularmente aquellas de importancia para la actividad militar”. Por si existieran dudas reitera mas abajo que la meta numero 1 es “determinar y establecer prioridades en cuanto al peligro de que enfermedades infecciosas afecten a fuerzas militares”. O, mas claro aun: “La mision de NMRCD es identificar amenazas infecciosas de la enfermedad de importancia militar en Peru y paises circundantes en la region sudamericana y determinar los medios mas eficaces de diagnosticar y prevenir estas enfermedades para reducir al minimo su impacto en las capacidades operacionales del combatiente en la guerra”. Pura ayuda humanitaria, como puede apreciarse.Un objetivo estrategico que debe ignorar, probablemente, Telmo Albrecht, ministro de Salud de Misiones, que considera el convenio “favorable para la provincia”. Porque los marines “nos van a aportar todos los reactivos, tecnologia y todo lo que el laboratorio de Iguazu necesite para ser un centro de referencia epidemiologico para el diagnostico”. La “ayuda” comprende asimismo que Debora Lopez, una bioquimica de Iguazu, viaje a Lima para trabajar “durante dos meses en la base militar”.A cambio, las autoridades misioneras se comprometen a proveer al NMRCD informacion “sobre todos los casos posibles de dengue, tanto los positivos como los sospechosos y a que tipo de cepa corresponden (I-II-II o IV)”, asi como “toda la informacion epidemiologica que tengan sobre casos de la enfermedad que se detecten en el territorio provincial en general y en la ciudad de Puerto Iguazu en particular”. (Puerto Iguazu, casualmente, es una de las ciudades de esa Triple Frontera que desvela a los servicios secretos norteamericanos por tratarse de un presunto “santuario de terroristas”. Una de las funciones del centro naval de Lima es, tambien casualmente, “la deteccion de agentes biologicos y quimicos durante tiempo de paz y tiempo de guerra”.) Puerto Iguazu tiene confirmados cuatro casos de dengue y 15 muestras sospechosas que se estan analizando. Del otro lado de la frontera, en Foz de Iguazu, hay mas de 60 casos positivos y 300 sospechosos. Segun el ministro Albrecht, “estamos muy complicados” porque “hay entre 25 y 30 por ciento de infectacion casa por casa” y “si llueve se va a complicar mas la situacion”.De acuerdo a lo informado por el ministro de Salud de Misiones, “el trabajo consistira en determinar si el paciente esta afectado de una viremia, si tiene un virus. La confirmacion final del tipo de dengue, o la hacen ellos en Lima o la enviamos nosotros a Pergamino”. El ministro Albrecht aludia al Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas (Inevh), mas conocido como el Instituto Maiztegui de Pergamino, otra gloria de la ciencia argentina como el Malbran, que gano buena fama internacional por su lucha contra el “mal de los rastrojos” y esta a punto de cerrar por la debacle final del Estado.Esta no es la primera vez que efectivos militares norteamericanos desembarcan en Argentina con presuntos fines sanitarios. A mediados de los ochenta, por ejemplo, se instalo en Azul un laboratorio del ya desaparecido Centro Panamericano de Zoonosis (CEPANZO). Segun El medico del conurbano, “ex trabajadores del establecimiento recuerdan que ‘habia milicos norteamericanos por todas partes’. Es que en ese centro se realizaron pruebas con virus recombinantes de rabia y viruela, supervisados celosamente por guardia militar estadounidense. El proyecto era secreto hasta que se produjeron fugas accidentales que ocasionaron graves consecuencias en la poblacion”.Es curioso, parece literario y seguramente no tiene nada que ver, pero en el año 1970 el autor de esta nota viajo a Azul con un fotografo en pos de una pista que se difuminaria en la leyenda: la presencia secreta en el monasterio trapense de la zona de uno de los pilotos del Enola Gay, el avion que arrojo la bomba atomica sobre Hiroshima. En el convento fuimos recibidos por el superior, un simpatico monje norteamericano que interrumpio su voto de silencio para refutar la especie de manera muy curiosa: “No hay nadie asi entre nosotros, pero si lo hubiere, si se hubiera refugiado aqui para huir de los males y pecados del mundo, jamas lo delataria”.El destino final del CEPANZO se esfumaria tambien como la pista del piloto que destruyo Hiroshima en el convento trapense. En octubre de 1986,el Ministerio de Salud y Accion Social creo una comision clinicoepidemiologica para estudiar el caso y el Centro Panamericano fue cerrado. Segun denuncio Alberto Echezarreta, miembro de aquella comision, “todos los expedientes desaparecieron misteriosamente de la boveda en que se encontraban”. El caso fue archivado.Epilogo: en un site de la web titulado “rebelion internacional”, circula un documento publicado por la Direccion de Politicas y Planes Estrategicos del Ejercito de los Estados Unidos titulado “Vision Conjunta 2020” (Joint Vision 2020). El texto, traducido para “Rebelion” por Jorge Capelan, continua otro documento anticipatorio de los mandos norteamericanos titulado “Vision Conjunta 2010”. Ambos resultan fundamentales para entender el mundo que viene desde la perspectiva militar de Washington.Que no solo comprende “el conflicto con empleo de fuerzas estrategicas y armas de destruccion masiva” sino tambien “aquellas situaciones ambiguas que se ubican entre la paz y la guerra, tales como las operaciones para mantener y hacer cumplir la paz, asi como operaciones no-combativas de ayuda humanitaria y el apoyo a las autoridades locales”.El caso de Misiones, precisamente.

Pagina/12 – Buenos Aires-Argentina, 31 Marzo 2002

Comentarios
Ir a la barra de herramientas