INTERVENIDA POR EXTRAÑOS SERES? RAUL OSCAR CHAVES 13/06/06

E.R., de 50 años de edad, vive con su esposo en La Pampa y el 18 de Abril del 2006 comienza a sentirse afectada por intensos dolores en su espalda.
Luego de 4 dias de permanecer en ese estado concurre a un Sanatorio local donde es atendida por una profesional la que, luego de una minuciosa revisacion detecta gran inflamacion en la zona hepatica, vesicula, pancreas, riñon y pulmon izquierdo, con afectacion de estomago emitiendo un diagnostico primario: cancer de pancreas.
En forma inmediata solicita estudios los que, evaluados por otro profesional confirman el diagnostico, procediendo la profesional a medicarla.
Pese a esto, el estado de E.R. se iba complicando obligandola a permanecer en cama; en su dormitorio, mientras oye el televisor ubicado en el comedor, entra en crisis sintiendose flotar hacia una gran luminosidad, muy blanca y, cuando se halla proxima a ingresar a la misma, siente que es “”¦arrebatada por varias sombras”¦”, las que le manifiestan en un dialogo mental que “”¦no es el momento”¦”.
Y es alli cuando logra visualizar con nitidez a las figuras, comprobando a la vez, que se encontraba en otro sitio, no en su dormitorio.
Totalmente lucida y despierta, observa con detenimiento que se halla acostada sobre una especie de plataforma, de forma oval, notando sobre la misma una luminosidad intensa, que al parecer pendia de una especie de estructura o soporte, de un metro y medio de diametro, de color plateado, al parecer metalico.
Alrededor de esta plataforma noto la presencia de 5 seres los que debatian sobre su critico estado de salud.
La ubicacion de estos seres era, uno a su izquierda y los 4 restantes a su derecha, los que le señalan que “”¦no hay otra alternativa que intervenir”¦”.
Luego de esto, el ser de su izquierda introduce uno de sus largos y finos brazos en el cuerpo de E.R., sobre su lado izquierdo, debajo de la falsa costilla, mientras era contenida por sus brazos, pierna y cabeza.
Siente que algo le era “”¦arrancado y arrastrado”¦” del interior de su organismo, produciendole intensos dolores; lo extraido era entregado a los restantes seres.
Al intenso dolor le sucedio una sensacion de vacio y un paulatino alivio que fue invadiendo por completo la zona afectada.
Si bien recuerda claramente las fisonomias de los seres, rescata de su mente expresiones provenientes de los mismos que referian: “”¦desde este instante dejaras de lado toda medicacion”¦” y “”¦a partir de este momento seras otra persona”¦”.
Luego de un tiempo que no puede precisar, recupera su estado de conciencia, comprobando que se hallaba en su cama, pudiendo percibir nuevamente el sonido del televisor.
Al recordar la experiencia vivida, procede a palpar la zona afectada sintiendo un vacio, como que le faltaba algo y, al presionar percibe en su organismo los caracteristicos dolores de un pos operatorio.
Transcurridos 2 dias de la experiencia E.R. abandona su cama donde habia permanecido por casi una semana, notando que sus dolores habian desaparecido casi en su totalidad.
Al dia siguiente concurre nuevamente al Sanatorio para consultar a la profesional, la que le solicita en forma inmediata y en el mismo lugar, examenes clinicos.
Con los resultados en sus manos y tras la consiguiente revisacion, constata que los niveles de afectacion habian disminuido notoriamente, al mismo tiempo que comprueba una lenta pero paulatina recuperacion, puntualizando no contar con respuestas que expliquen el cambio o evolucion observada.

Respecto de los seres, E.R. puntualiza que eran altos, delgados, de brazos muy finos y largos, las cabezas, si bien eran de tamaño mediano, destacaban un marcado volumen en la region occipital, sus bocas eran chicas al igual que la nariz, ojos medianos, rasgados hacia los costados, muy negros, caras angulosas, lisas, pequeño menton, no pudiendo observar pomulos.
Si observarse vestimenta alguna, los cuerpos se mostraban de color azul plomizo y sus movimientos eran muy rapidos.
E.R. destaca no visualizar manos, ni tener la certeza de la utilizacion de elementos durante la intervencion, recordando si haber notado una especie de plataforma pequeña, aislada, ubicada a la izquierda de su ubicacion, al parecer metalica, de color plateado y muy brillante.
Es de señalar por ultimo que R.E. se hallaba bajo estricto tratamiento por padecer de una Cardiopatia severa con lesiones en arterias, a la vez que sufria de una persistente Hipertension arterial.
En la actualidad prosigue su cotidiana vida, su organismo si bien con algunos altibajos se halla estabilizado, sin mediar ingesta alguna de medicamentos.-

Producido por: Raul Oscar Chaves del “Ciufoslapampa”

Facebook Comments