EL CASO VIDAL

El relato sobre la teletransportacion de un automovil desde Chascomus (Provincia de Buenos Aires) hasta Mexico, en 1968, se hizo famoso en el mundo y es hoy en un clasico indiscutido de la ufologia argentina. ademas, fue el detonante de la formidable oleada argentina de 1968, cuando todos los periodicos salieron a publicar casos ovni, incluso testimonios de tiempo atras que antes no habian llegado a la prensa.
Chascomus se encuentra a medio camino entre Buenos Aires y Necochea, la ciudad balnearia de la que es oriundo Guillermo Daniel Gimenez, el autor del articulo que sigue. Sin duda esclarecer este caso siempre estuvo entre sus objetivos, pero los supuestos testigos siempre fueron inhallables y por un fenomeno de rumor, solian aparecer personas que decian haberlos conocido o que eran parientes de los Vidal. Cuando los investigadores trataban de ahondar un poco mas, descubrian que eran pistas falsas. La punta del ovillo la descubrio Alejandro Chionetti en los años ’80, y luego fue su tocayo Agostinelli quien logro resolver una trama que involucra la participacion de conocidas figuras del espectaculo, como Pipo Mancera, Anibal Uset, el “Muñeco” Mateyko y el cronista de espectaculos Tito Jacobson
Un Informe de: GUILLERMO DANIEL GIMeNEZ

Dentro de la casuistica ufologica argentina hay numerosos incidentes que han acaparado la atencion no solo a nivel nacional sino tambien internacional por las caracteristicas de los sucesos.
Uno de ellos es sin duda el Caso Vidal ocurrido en la Provincia de Buenos Aires en mayo de 1968 cuando una familia de apellido Vidal mientras iba en automovil por la ruta bonaerense Nro. 2 desde la localidad de Chascomus a Maipu pierde la consciencia al entrar en un espeso banco de niebla y al despertar aparecen luego de 48 horas de desaparecidos en las cercanias de la ciudad de Mexico en America Central.
El incidente tuvo la atencion de todo el mundo y semanas despues un “manto de silencio” cubrio los hechos. Ni periodistas ni investigadores pudieron acceder a los protagonistas directos, donde esta cortina de silencio cayo sobre el caso ya nadie se atrevia a hablar. Conjeturas, suposiciones rodearian el incidente.
El Caso Vidal quedaria como uno de los espectaculares incidentes argentinos de teleportacion o teletransportacion, termino utilizado en ufologia para informar de casos de personas y/u objetos, (en este caso el vehiculo, junto a sus tripulantes), cuando son transladados en corto tiempo por medios desconocidos de un lugar a otro, violando de esta manera las barreras de espacio-tiempo. Aqui desde America del Sur en Argentina, a America Central, en Mexico.

EL INCIDENTE

Numerosos periodicos argentinos se hicieron eco de esta noticia, el diario de Buenos Aires, La Razon publicaba la informacion bajo el titulo “¿Que es esto?”, los demas tambien lo hacian como La Nacion (que no menciona la niebla) y La Mañana (que fue el unico en informar acerca de la presencia de OVNIs en este caso), entre otros periodicos.
El destacado ufologo argentino Dr. Oscar A. Galindez, que investigo estos hechos, detalla el episodio en Flying Saucer Review Vol. 14 Nro. 35 de Sep-Oct de 1968 bajo el titulo: “Teleportation from Chascomus to Mexico” de esta manera:

“… A comienzos de mayo de 1968, un conocido abogado de Buenos Aires, el doctor Gerardo Vidal, decidio asistir, en compañia de su esposa, la señora Raffo de Vidal, a una reunion familiar que debia celebrarse en la ciudad de Chascomus, distante menos de 120 km de Buenos Aires, en direccion sur. Salieron de la reunion poco antes de la medianoche y decidieron ir en su automovil hasta Maipu, localidad que se encuentra a unos 150 km al sur de Chascomus, pues tenian alli amigos y parientes.
Tomaron la carretera nacional numero 2. Frente a ellos, en otro coche, iba otro matrimonio que tambien tenia familia en Maipu. Esta otra pareja, cuyos nombres no se conocen, llego a Maipu sin el menor incidente, pero no ocurrio asi con los Vidal, cuyo retraso empezo a preocupar a quienes los esperaban. Entonces el otro matrimonio decidio regresar por la misma ruta para ver de encontrarlos, pero tuvo que volverse a Maipu sin haber conseguido y sin haber hallado la menor traza del coche o de sus ocupantes.
LA EXTRAÑA LLAMADA DESDE MEXICO

Cuarenta y ocho horas despues de la desaparicion de los Vidal, en la residencia de la familia Rapallini, en Maipu, se recibio una llamada telefonica procedente del consulado argentino en Ciudad de Mexico -distante 6.400 km a vuelo de pajaro-. Mediante esta llamada, el doctor Gerardo Vidal informaba a sus amigos que estaban bien, dandoles la hora exacta de su llegada al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en la capital del Plata.
A su debido tiempo, el matrimonio Vidal llego a Ezeiza, donde ya lo esperaban amigos y familiares. La señora Vidal fue llevada directamente del aeropuerto a una clinica privada, pues se hallaba bajo un shock nervioso, y a continuacion el doctor Vidal conto a sus familiares el extrañisimo suceso del que habian sido protagonistas.
Conto entonces el doctor Vidal que cuando se hallaban ya en las afueras de Chascomus, la noche de su desaparicion, una “densa niebla” se materializo de pronto frente a ellos, y a partir de aquel instante ambos son incapaces de explicar lo que ocurrio durante las 48 horas siguientes. Cuando volvieron a ser conscientes de lo que ocurria a su alrededor, vieron que ya era de dia, y que su coche, con ellos en su interior, se hallaba aparcado en un camino desconocido. Ellos no tenian ningun rasguño, pero a los dos le dolia la nuca y tenian la sensacion de haber dormido muchas horas.
Estupefactos, salieron del coche y observaron que la pintura de la carroceria parecia haber sufrido los efectos de un soplete. El motor, sin embargo, funcionaba perfectamente. Pusieron el automovil en marcha y avanzaron por la carretera desconocida, que atravesaba un paisaje que no les resultaba en absoluto familiar. Preguntaron a diversas personas que encontraron por el camino y todos respondian lo mismo: en Mexico.
Los relojes de ambos se habian detenido, pero con ayuda de un calendario pudieron establecer que se hallaban ausentes de la Argentina desde hacia 48 horas.
DESDE EL CONSULADO ARGENTINO EN CIUDAD DE MEXICO

A su debido tiempo llegaron a Ciudad de Mexico, donde preguntaron por el consulado argentino. Alli refirieron su increible aventura, y el consul les permitio llamar por telefono al escribano (notario) Martin Rapallini, de Maipu. A continuacion el consul argentino, don Rafael Lopez Pellegrini, les pidio que guardasen total mutismo sobre el caso, para dar tiempo a que las autoridades efectuaran una investigacion.
El automovil del doctor Vidal, un Peugeot 403, fue enviado a Estados Unidos para su estudio, conviniendose la entrega de un vehiculo nuevo de la misma marca y modelo pagado por las autoridades norteamericanas”.
Hasta aqui los hechos, y nuevamente esta “cortina de silencio” cubria el caso, confirmandolo el mismo Dr. Galindez informando que nadie ya se atrevia a hablar de lo ocurrido.
BUSCANDO LA VERDAD

En esas fechas la prensa argentina continuaba informando del episodio y el diario La Razon detallaba que la familia Vidal se habia comunicado desde el Consulado argentino en Mexico con una familia de apellido Rapallini residente en Maipu.
Todos lo relacionaron con el escribano Martin Rapallini, amigo o familiar de los Vidal (se sabria luego que no seria este su legitimo apellido, sino que era un seudonimo para proteger de esta manera a los verdaderos protagonistas), aunque enseguida el escribano declararia desconocer totalmente el asunto.
Esta “negativa” del escribano habia actuado como una “confirmacion” de los hechos, pues habia prohibicion de hablar sobre el caso.
Solo pocas semanas despues un supuesto testigo, familiar de los Vidal, un joven de apellido Mateyko se presentaria en el ciclo de gran exito en esa epoca “Sabados Circulares de Mancera” conducido por el periodista Pipo Mancera, hablando de estos hechos.
Tambien se sabia que la Sra. del Dr. Vidal, supuestamente de apellido Raffo, segun algunas fuentes como la del Dr. Galindez, habia sido internada afectada de los nervios por los hechos sucedidos, e inclusive Patrice Gaston en su obra “Desapariciones Misteriosas” de Plaza & Janes, Barcelona 1975, pagina 72 detalla: “Pero entonces, ¿Que han hecho con nosotros durante estos dias?, ¿En manos de que criaturas hemos estado?”, habrian sido las palabras de la Sra. Vidal.
Mientras tanto, otros autores detallaban del fallecimiento de la misma en 1969 de cancer, mas precisamente de leucemia, producto de los sucesos vividos.
El caso seguia sumando misterios.
TODO UNA MENTIRA

Tendrian que pasar 28 años para que la verdad salga a luz y mas de 36 para informar sobre el mismo.
Habian sido tantos los impedimentos del caso de acceder a los verdaderos protagonistas, y por las caracteristicas de los hechos, que el incidente se convirtio en un clasico de la ufologia mundial. Autores de todo el mundo lo tomarian como un espectacular caso OVNI.
Luego de esto numerosos casos de teletransportacion acontecian en el mundo entero.
Fue tanto lo escrito en diarios y posteriormente en libros como asi tambien lo presentado en conferencias y TV, acerca del incidente, que hasta los escepticos tambien se hicieron eco.
Fue Peter Rogerson en “Notes to a Revisionist History of Abduction (Part 4): Recovering the forgotten records”, Magonia Nro. 50, Septiembre de 1994 quien informo que en la ciudad de Buenos Aires le confirmaron que el caso habia sido toda una mentira para ocultar y asi justificar los dias de desaparicion de la Sra. Vidal mientras estuvo internada en un psiquiatrico.
Pero la verdad tarde o temprano saldria a luz.
El periodista e investigador argentino Alejandro C. Agostinelli investigo estos hechos y confirmo que todo fue armado para promocionar una pelicula argentina de ciencia ficcion de aquellas epocas.
El periodista en su trabajo “Coches Voladores a Estrenar: Fraudes, Rumores y Ciencia Ficcion” desarrollado junto a Luis R. Gonzalez (España), Anuario, Cuadernos de Ufologia, Nro. 29, 3ra Epoca 2003. Fundacion Anomalia, España, cita que se entrevisto con el cineasta Anibal Uset en 1996 quien reconocio haber inventado la noticia del Caso Vidal con la ayuda del periodista de espectaculos Tito Jacobson y otros amigos para promocionar la pelicula estrenada 2 meses despues de los hechos, llamada: “Che OVNI”.
En esta pelicula participaron los actores Marcela Lopez Rey, Jorge Sobral, Perla Caron, Juan Carlos Altavista, Javier Portales, Erika Wallner, entre otros, bajo la direccion de Anibal Uset y libro de Gius.
Che OVNI, fue destrozada por la critica de la aquella epoca. La pelicula paso inadvertida y solo obtuvo reconocimiento años despues cuando algunas personas la convirtieron como objeto de culto de inicio de la ciencia ficcion argentina.
La pelicula detalla que un cantor de tangos en plena noche mientras hacia dedo es recogido en un Peugeot 403 tal como el Caso Vidal por una hermosa rubia. Luego de una escena de amor el toma el volante y mientras conduce el vehiculo una luz potente proveniente de un OVNI detiene el auto y adormece al conductor. La rubia, asustada sale del auto y es desnudada por el OVNI. La secuencia continua mostrando al conductor conduciendo el vehiculo ya de dia pero con una morena al lado, supuestamente extraterrestre en una carretera en las cercanias de Madrid, España.
La teletransportacion se habia llevado a cabo tal el Caso Vidal.
Y continuan otras escenas y teletransportaciones a Londres, finalizando la pelicula en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, Argentina cuando su representante es atraido a un avion, supuestamente un OVNI camuflado, lleno de lindas azafatas.
Uset tambien le revelo al periodista Alejandro C. Agostinelli que el supuesto testigo del Caso Vidal que se habia presentado en el ciclo “Sabados Circulares de Mancera” habia sido, nada mas ni nada menos, su ayudante personal y actor de reparto en la pelicula, Juan Alberto “Muñeco” Mateyko, hoy un famoso animador televisivo.
Uset se declaro alarmado como habia cobrado notoriedad la historia del Caso Vidal y que el efecto de “bola de nieve” fue una de las razones que lo llevaron a callar.
“Vino tanta gente a contarme que habia conocido al matrimonio Vidal que empece a dudar, es mas, la confusion fue tan grande que llegue a pensar que nuestra historia coincidia con algo que habia pasado realmente”, declaro.
Uset no le interesa remover el asunto, mas aun fue muy dificil lograr su testimonio, nos dice Agostinelli.
Toda la historia fue creada junto al periodista Tito Jacobson para promover la pelicula, ideada entre ambos durante un viaje entre Montevideo y Buenos Aires.
Sobre las fuentes de los hechos no lo recuerda aunque piensa que pudo haber sido tomado de un caso acontecido en Argentina o Inglaterra, lugar donde vivio varios años.
Han pasado casi 40 años de aquellos hechos y hoy sabemos la verdad: Todo fue una mentira.


Afiche del film argentino de ciencia ficcion “Che OVNI”, pelicula por la cual se invento el Caso Vidal. Su Director Anibal Uset confirmo que todo fue armado para promocionar dicha pelicula. Agradezco al periodista Alejandro C. Agostinelli (www.dios.com.ar) por esta imagen.
Nota de MdelM.: Vease que ya en la imagen del afiche, la ilustracion del auto se corresponde bien con un modelo Peugeot. Es muy probable que esa marca auspiciara el film, ya que en el mismo aparecen Peugeots de manera reiterada, y es el vehiculo que utilizan los protagonistas principales.

Es importante destacar estos hechos, la verdad tiene que saberse a pesar de que haya sido un clasico de la ufologia mundial, hoy el famoso Caso Vidal pasara a la historia como un triste recuerdo donde la mentira reino desde los inicios, urdido por periodistas que pretendieron dar fama a una pelicula de ciencia ficcion argentina.

No obstante esto, queria nuevamente yo confirmar todo. El caso se lo merecia. Habia sido tan espectacular y tanto se habia escrito de el que queria saber aun mas del mismo. Y es asi que durante el mes de Enero de 2004 me puse nuevamente en contacto directo con mi amigo y periodista “Ale” Agostinelli (editor del portal hispano dedicado a creencias extraordinarias, www.dios.com.ar), quien fue la persona que indago estos hechos, y “hablo” con el responsable directo del caso.
Ante mi requisitoria, acerca de este incidente, me respondio lo siguiente:

– G.D.G.: ¿Como llegaste al Caso Vidal?
A.C.A.: Era un caso intrigante y popular cuando empezabamos a interesarnos por el tema OVNI, a mediados de los 70. Quien mas, quien menos, conocia a alguien que aseguraba haber tratado a los protagonistas del hecho, “los Vidal”. Pero cuando intentabas acercarte al nucleo, te enterabas que esa persona no habia estado con los Vidal, sino que habian escuchado el relato de una tercera persona… Y asi. Era el bucle infinito del rumor. Por entonces no solo ignorabamos todo sobre las caracteristicas y el proceso de transmision de un rumor sino que lo alimentabamos activa, inocentemente. Luego segui con interes las peripecias de mi amigo, el investigador Alejandro Chionetti, cuando alla por 1980 viajo a Maipu, provincia de Buenos Aires, para entrevistarse con la familia Rapallini, a quienes para la prensa eran los “unicos protagonistas indirectos” localizables del caso. Nunca se supo quien relaciono a esta familia con el misterioso matrimonio “teleportado a Mexico”. Cuando el escribano Martin Rapallini afirmaba desconocer todo el asunto, los diarios “La Razon” y “La Capital” (los medios que “cocinaron” la presunta primicia) reprodujeron su desmentida con un estudiado aire de esceptismo, como tratando de deslizar entre lineas que ­al negar todo- en realidad el estaba “encubriendo al matrimonio Vidal-Raffo” ya que, segun argumentaban, “habia una estricta prohibicion de seguir difundiendo el caso”. Si mal no recuerdo fue “La Capital” de Mar del Plata el diario que bautizo “Vidal” a los hasta entonces anonimos teleportados. El apellido pudo originarse de Coronel Vidal, localidad cercana al escenario de los presuntos sucesos. Se dijo que era un seudonimo para protegerlos de la voracidad de la prensa, ya que el “doctor Vidal” era un “prestigioso profesional”. Ese anonimato inviolable que garantizaba la inverificabilidad del caso luego seria esencial para que deviniera en leyenda urbana.

– G.D.G.: ¿Las evidencias confirmarian que es un fraude realmente?
A.C.A.: Se puede asegurar ­con el holgado margen de certeza que dan el esfuerzo de muchos estudiosos del tema y el paso del tiempo- es que jamas hubo evidencia cierta sobre la existencia de un matrimonio que hubiese protagonizado una aventura con esas caracteristicas en ese lugar y por esos dias. Tambien esta confirmado que dos meses despues se iba a estrenar “Che OVNI”, una pelicula con ingredientes calcados al caso cuyo rodaje habia comenzado hace mucho antes de que se lanzara al ruedo la “noticia”. Creo que fue a principios de los 90, si no me equivoco, Anibal Uset, director de “Che OVNI”, le confio a Chionetti que el caso habia sido un ardid para promocionar la pelicula. Alex estaba en EE.UU y yo seguia la pista. En 1996 localice a Uset y comenzamos a reunirnos. Entre el segundo y el tercer encuentro, cuando habiamos entrado en confianza, comenzo a desgranar su version sobre como se habian dado los hechos. El testimonio de Uset fue crucial. Pero aun sin el, los paralelismos entre el contenido del film (la teleportacion hasta un pais distante de un automovil que va por una ruta solitaria, que tanto en el caso Vidal como en la pelicula el auto fuera un Peugeot 403 blanco…) y la estructura del relato provisto por los medios, se advierte claramente que la relacion entre la “noticia” y la pelicula, que se estreno poco despues, es obvia. ¿Mas coincidencias? El unico “testigo” indirecto de los sucesos que aparecio en la tele (concretamente, en “Sabados Circulares…”), era un joven a quien Pipo Mancera presento como “familiar directo de los Vidal”. Ese testigo era Juan Alberto “Muñeco” Mateyko. El ahora popular animador televisivo trabajaba con Uset y de hecho era un actor secundario del film.

– G.D.G.: ¿Cual es tu opinion sobre el mismo?
A.C.A.: Pienso que hay suficiente evidencia para afirmar que uno de los casos que contribuyeron a originar la oleada OVNI que tuvo lugar en la Argentina en 1968 fue un fraude periodistico para promocionar a una pelicula. Y que gracias a la precisa construccion del relato y a la predisposicion cultural que habia para aceptarlo en esa epoca, ese mismo relato crecio en credibilidad cuando logro instalarse en el imaginario social, convirtiendose en lo que ahora se conoce como leyenda urbana. Lo persuasivo del relato hizo que se le fuera a sus creadores de las manos e incluso adquiriera vida propia. Tambien dice algo sobre como se construyeron los inicios de la ufologia. Los estudiosos de estos temas que brillaban en la epoca dieron al caso por bueno ¡sin que nadie hubiera entrevistado jamas a “los Vidal”! Se publicaron articulos en revistas como “Flying Saucer Review” o “Lumieres Dans La Nuit”, se escribieron libros, se cito el relato una y mil veces en conferencias, programas de radio y television… Y, claro, tambien aparecieron “contrarumores escepticos” como el de Peter Rogerson en “Magonia”, quien ­citando a un informante anonimo- escribio que el caso habia sido “un fraude para justificar la ausencia de la señora Vidal mientras estuvo internada en un psiquiatrico”…
Pero lo que mas me sorprendio no es quiza que en aquella epoca se creyera con tanta liviandad en una afirmacion asi de extraordinaria sino un comentario que una vez me hizo de paso Uset. Cuando se dio cuenta de la magnitud de la historia, el director me dijo que llego a pensar que a lo mejor … ¡el caso habia sido veridico! “Vino tanta gente a contarme que habia conocido al matrimonio Vidal que empece a dudar”, me dijo. “Es mas, la confusion fue tan grande que llegue a pensar que nuestra historia coincidio con algo que habia pasado realmente”. En su momento, que dudara de su propia creacion me sobresalto. Pero creo que ayuda a comprender como se construyen las historias ufologicas, y muchas otras mitologias modernas. Si hasta el propio creador de un fraude es capaz de dudar, eso quiere decir que el misterio es capaz de sobrevivir a cualquier refutacion. Por eso creo que los mitos son invencibles.

Y asi “Ale” me confirmaba nuevamente estos hechos…
Hoy el Caso Vidal ocurrido en mayo de 1968 donde una familia es teletransportada desde una ruta argentina de la provincia de Buenos Aires desde la ciudad de Chascomus a Mexico, esta esclarecido.
Sabemos que la historia real es otra.
Un nuevo episodio ufologico aclarado que tanto llamo, en su momento, la atencion en el mundo entero y hoy bajo estas circunstancias reales de los hechos, sorprendera a la comunidad ufologica mundial.
Todo esto demuestra lo importante de llevar a cabo reinvestigaciones de incidentes OVNI, aun en aquellos casos que son considerados como clasicos de la Ufologia.
Debemos los investigadores, los ufologos estar abierto a todas las posibilidades, ser flexibles, conduciendo nuevas investigaciones, desprendernos de conceptos incuestionables y reformulando ademas, si asi lo requiere, nuestros propios conceptos. Ver la otra realidad por mas oscura que sea e ir depurando los casos.
Todo esto a favor de la Ufologia.
De esta manera debemos separar la verdad de la mentira, para emprender asi una seria divulgacion e investigacion del Fenomeno OVNI, desenmascarando casos como este.

(*) Guillermo Daniel Gimenez
Necochea, Argentina
E-mail: gdgneco@yahoo.com

Sobre este caso se recomienda tambien el articulo Coches voladores a estrenar: fraudes, rumores y ciencia-ficcion de Agostinelli, Alejandro Cesar & Gonzalez Manso, Luis R. aparecido originalmente en “Cuadernos de Ufologia” y publicado en la web Micromegas. Incluye la reproduccion in extenso de todos los recortes de prensa de la epoca y se descarga facilmente en formato PDF (52 pp., 0.9 Mb).

Facebook Comments