APARICION MASIVA DE HUELLAS

Navarro – Buenos Aires (3 de diciembre de 1991)Por Carlos Iurchuk

El 3 de diciembre de 1991, en un campo de la localidad de Navarro, provincia de Buenos Aires, perteneciente al Sr. Horacio Conde, por aquel entonces presidente del bloque radical del Consejo Deliberante de esa ciudad, se descubrieron varias marcas en el pasto . Tres dias despues de este hecho, el peon Miguel Peralta observo en horas de la noche una luz verde muy intensa, de forma alargada, que estaba a una altura relativamente baja. De ella noto que salieron siete luces blancas mas pequeñas, que empezaron a hacer una especie de reconocimiento del campo. Inclusive, estas luces se estacionaron en el aire y lanzaron una especie de rayos hacia el terreno, lo que llamo mucho la atencion. Peralta se asombro porque las luces fueron y vinieron por todo el campo y hasta pasaron el arroyo que los divide. Este avistamiento duro alrededor de 30 minutos. Peralta no pudo observar si las luces pequeñas regresaban o no a la luz verde porque, repentinamente todas se apagaron.

El 8 y el 11 de diciembre tambien se vieron luces sobre el campo. Entre los testigos se encontraban Alberto Brunetti y Ruben Buscaglia, junto con integrantes del Grupo Investigador de Fenomenos Aereos Desconocidos (GIFAD).

El 16 de diciembre un grupo de la Fundacion integrado por Luis Burgos, Pablo Romay, Diego Diaz, Enrique Vaio y quien les escribe, fue a constatar lo que ocurria en el lugar. Luego de un accidentado viaje y despues de hablar con Peralta, quien nos ratifico su avistamiento, verificamos la existencia de las huellas, que sumaban alrededor de 60. Las mismas tenian forma de aro, ovalo, ocho y herradura. Todas muy pequeñas, de un diametro de 1 a 6 metros.


Una de las huellas mas pequeñas

Las huellas estaban compuesta, en su mayoria, de pasto seco, lo que producia un gran contraste con el resto del terreno. Las restantes, por el contrario, se componian de pasto mucho mas verde. Lo que tambien producia un contraste pero no tan pronunciado como en los casos anteriores.


Dos herraduras, unidas por un borde formando un ocho. Las herraduras estan en sentido opuestos.

Con respecto a las huellas en forma de herradura, es el caso Nº 18 donde aparecen. Inclusive una de ellas se encontraba debajo de un alambrado. Lo que daria a entender de que el OVNI aterrizo sin tocar el terreno. Luego, seria un cuasi aterrizaje, esto es, se detendrian a 1 o 2 metros del suelo.


El Sr. Conde junto a una herradura.

Durante la noche permanecimos en el campo con la esperanza de poder ver algo, pero con resultado negativo. Tambien nos acompaño la gente del GIFAD y el investigador Juan Carlos Spadafora.


Otra huella en forma de circulo.

Navarro se convirtio en el segundo caso mas importante despues de Atalaya, en la provincia de Buenos Aires, debido a la cantidad de huellas. De este ultimo nos ocuparemos mas adelante.

Finalmente, debemos destacar la buena predisposicion del Sr. Conde, dueño del campo, ya que su actitud fue fundamental para realizar la investigacion.

Los integrantes de la Fundacion que viajamos a Navarro: (De izq. a der.) Pablo Romay, Diego Diaz, Carlos Iurchuk, Luis Burgos y Enrique Vaio.

Facebook Comments