PILAR, BUENOS AIRES: EL UNICO OVNI (10 SET 1968)


Arriba. Inmediaciones del encuentro con los unicos ETs de J. B. Perazzo.
Hacia finales de la gran voragine de apariciones de ovnis con ocupantes ocurrida en la Argentina durante 1968, el semanario 7 Dias Ilustrados, de Buenos Aires, en su edicion numero 72, del 23/29 de septiembre de 1968, reproduce en la pagina 12 en la seccion “Correo de los lectores”, una carta firmada por Juan Bautista Perazzo, vecino de Pergamino, provincia de Buenos Aires, relativa a un singular encuentro con personajes siderales. El texto es el siguiente

“Llamar Ovni a los platos voladores ya no tiene sentido: yo he identificado con pelos y señales a uno de ellos. Sus tripulantes me confesaron, ademas, que son los uni­cos seres extraterrestres que han merodeado la Tierra en estos ultimos años. Vale de­cir que todas las apariciones denunciadas por oficiales del ejercito norteamericano y argentino, civiles y pilotos de lineas aerocomerciales, fueron protagonizadas por un unico Ovni: el que yo vi. Muchos escepticos, claro, se preguntaran: ¿como se las arreglaron, entonces, para aparecer simultaneamente en varios sitios, o en formacion colectiva? Los mismos tripulantes me explicaron en perfecto castellano: ‘Nuestra nave po­see un complejo instrumental que permite reproducir, en cualquier lugar, luminosidades que se asemejan a ella. Pero jamas hemos tenido mas de una nave. Como estamos explorando vuestro planeta, debemos despistar. Venimos en busca de materiales radiactivos’. La visita que menciono se produjo el martes 10 de septiembre, a la altura del kilometro 62 de la ruta N° 8 (n: localidad de Fatima, Partido de Pilar), en la provincia de Buenos Aires, en horas de la noche”.

A pesar de que 7 Dias Ilustrados era por entonces el semanario informativo de mayor circulacion en la Argentina (la tirada de esa edicion fue de 155.000 ejemplares), la escueta noticia no tuvo prosecucion ni resonancia alguna en otros medios.

Por entonces, nada mas pudo saberse del circunstancial testigo. En Pergamino no fue localizado y la revista se habia deshecho de la original epistola. Pero años mas tarde, cuando orillaban ciertas dudas sobre su identidad, tuvimos algunas noticias: Perazzo existia y contaba en aquel tiempo con 29 años, paso a residir en San Nicolas, se desempeñaba como chofer y era muy fantasioso. Alli quedo flotando el nombre de quien tuviera el proverbial privilegio de recibir la “confesion” de los unicos extraterrestres que han merodeado la Tierra en estos ultimos años (sic), evocandonos por curiosa -y acaso- reveladora coincidencia a uno de los profetas biblicos que anuncio la venida del Mesias, Juan el Bautista[1].

Dice San Mateo (III, 13): “y testifico Juan, diciendo: ‘Vi al espiritu que descendia como paloma del cielo, y se posaba sobre el. Y yo no le conocia…”, etc. y San Juan (1,6-7): “Fue un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que diese testimonio de La Luz, para que todos creye­sen en el”.
[1] El bautismo es, por asi decirlo, la consagracion oficial de Jesucristo como Rey Mesias (enviado, mensajero).

Facebook Comments