LA FENOMENICA COMO CONDUCTA (1 PARTE)

Gaceta OVNI
Por muchos años el movimiento OVNI ha sido visto a traves de sus huellas, efectos y movimientos. Lo esencialmente fenomenico rara vez ha dado pautas mas o menos tangibles a la vision mecanicista para establecer un patron de accion capaz de ser analizado independientemente de todos los aspectos involucrados que en forma de conjunto le son propios, y que agrupa en el espectro general de una ¨denuncia¨ las condiciones del medio, el fenomeno puro, y la descripcion del observador. La precedente trilogia, una verdadera unidad de concepto, ha propuesto serias dificultades para ser diseccionada y analizada por separado, ya que la particularidad que mas representa al Ovni para su estudio es la de alimentarse de las tres y formar no solamente un fenomeno puntual sino un verdadero evento. La estructura intima de su naturaleza, por lo tanto, no permite analisis de caracter fragmentario en detrimento del conjunto pues, a pesar de las consideraciones fisicas (entendidas como sintomas de una tecnologia generadora del evento), aporta datos que parecen tan ambiguos y de molde adaptable a tantos juicios y criterios que muchos ufologos han visto en esta compleja estructura una dosis de ilogica, de imposibilidad, y hasta de ridiculez. Lo que los Ovnis hacen en sus aproximaciones al hombre no se parece a nada que previamente haya sido estudiado y catalogado. La aislacion de los elementos que lo componen solo han dado figuraciones parciales y vagas que se diluyen en el tiempo sin generar confirmaciones o aceptaciones en el campo cientifico… El intento por descentralizar el protagonismo del testigo tambien ha fracasado porque, ademas de las dificultades señaladas, se evidencia otro fenomeno ligado al principal y es la activa presencia de una interaccion entre testigo y Ovni que impide la relegacion de su participacion como elemento de peso en el analisis integral del objeto en estudio. Las caracteristicas de EVENTO son la sumatoria de unas condiciones fisicas, psiquicas y culturales que en dosis alternadas y variables forman el conjunto denominado ¨caso¨, que se considera materia prima de la ovnilogia. Para los dogmaticos y los ortodoxos esta problematica ha tenido una resolucion facilista en la postura del escepticismo, la de catalogar sin mas y con suma rapidez a los hechos descritos como equivocos argumentados en similitudes que, en algunos casos, presenta el Ovni con otros fenomenos naturales de caracter frecuente (aerolitos, rarezas atmosfericas, etc.) todo, entonces, tiene explicacion logica, rapida y efectiva, cuyo mayor beneficio es el ahorrar energias intelectuales, costos investigativos y la resolucion de entuertos demasiado molestos para ser trazados en un escritorio comodo y calefaccionado. Esta formulacion, carente de rigurosidad, muestra la orfandad de metodos para entender desde lo clasico algo que aun parece desafiar al razonamiento mas novedoso y revolucionario en el terreno cientifico. Sea lo que fuere esta alli, moviendose entre los limites del universo y la mente humana, incorporandose a nuestra cultura por peso propio, impulsado, ademas, por la aceptacion que encuentra en la razon de las grandes multitudes.

LA MADEJA SE DESATA

La imposibilidad de transformar a la ovnilogia en disciplina a jugado en contra de los grandes esfuerzos que muchos hombres y mujeres han puesto por obtener una evidencia o patron ajustable al metodo cientifico, lo que se ve dificultado por la estructura del objeto (cuya naturaleza rehuye en accion disuasiva) porque los elementos que aporta a la ortodoxia no tienen ni disciplina ni instrumento que los interprete: Asi se reconoce. El Ovni se desplaza por la misma franja en donde subsisten los grandes misterios de la humanidad, y sin embargo su estructura es tan diferente de esos fantasmas que adquiere independencia absoluta de todo lo otro que resulta irresoluble e infrecuente, lo que hace, sin embargo, que cualquier explicacion le quepa por ser tanto o mas incognoscible que el resto, pudiendo someterse a la valida interpretacion de la ciencia como a la elucubracion de la misma magia. Solo recientemente ese estado de oscuridad a visto la luz de una vision global, aerea, de conjunto, donde todas las piezas sueltas en numero agobiante, empiezan a ser vistas como un verdadero rompecabezas en pleno proceso de armado. La inasibilidad de un dato aislado adquiere una estructura mas o menos coherente en sus constantes reiteraciones geograficas y temporales. La evidencia Ovni, segun esta corriente, no debe ser buscada ni con telescopios ni microscopios, sino con los ojos del mismo hombre porque tiene la dimension de su medio, se incorpora a su realidad como un elemento a catalogar e impide su diseccion mediante una sola disciplina que no sea capaz de observar el conjunto por sobre el segmento. El fenomeno no parece atado a los fundamentos mecanicistas, es independiente de los factores ambientales y no esta regido por influencias fisicas o humanas, por lo que se le atribuye una causa en si mismo, una voluntad propia, porque en su espontaneidad de aparicion se evidencia una accion controlada, capaz de medir distancias, de prever la accion humana, de resolver problemas rapidamente, de responder a estimulos. A esta nueva ola de apreciaciones no importa tanto la constitucion material del Ovni, ni el tipo de propulsion que utiliza ni a que energias recurre. Por el contrario estas preocupaciones surgen de las presiones que se ejercen por obtener respuestas fraccionadas sobre la envoltura de este extraño fruto. Por el contrario, esa corriente centraliza su vision en todo dato objetivo que perfile una voluntad propia, ya que de lograrse una confirmacion de esta hipotesis se podria especular firmemente sobre la existencia de una inteligencia, y de alli en la posibilidad cierta de una comunicacion que al final pudiera responder el resto de las preguntas que hoy parecen capitales.

INTERPRETACION DEL MOVIMIENTO COMO CONDUCTA

El termino CONDUCTA se incorpora a la ovnilogia desde otros campos del conocimiento. Por ejemplo es empleado por la quimica para referir a la actividad de una sustancia, cuerpo, atomo, etc. Huxley lo introduce en la biologia para referirse tambien a las manifestaciones de la sustancia viva. En todos estos campos el termino define al conjunto de fenomenos observables o factibles de ser detectados, lo cual implica una consigna metodologica de atenerse a los hechos tal cual se dan, con exclusion de toda inferencia animista o vitalista. Se busca, por lo tanto, que su descripcion y estudio sea una investigacion libre de adicciones antropomorficas. Esta posicion tiende en todas las ciencias a un mayor rigor cientifico, describiendo y explicando todos los fenomenos en funcion de los fenomenos mismos sin tener necesidad de recurrir a fuerzas ajenas o distintas a los sucesos naturales o propios del objeto en estudio. La definicion de toda conducta sobre cualquier objeto precisa de un seguimiento permanente que se ha hecho imposible en el terreno Ovni, pues no resulta estatico en ninguna de sus facetas y nadie ha podido lograr mas que visualizaciones breves de insuficiente contenido informativo como para pretender mayores definiciones. Pero esto ocurre toda vez que el analisis a realizar pretende aplicar metodos tradicionales a los que el Ovni rehuye. La rigida posicion de estancamiento por parte de quienes han establecido dictamenes aun vigentes y en forma negativa, se han basado en la ilogica del fenomeno respecto de los demas elementos existentes. Si a ello agregamos la falta de un nucleo de informacion preciso y con perfecta unidad de miras, podemos justificar, en parte, que una falta de criterio comun en la ovnilogia ha creado un cumulo de contradicciones que tambien confunde a los analistas. Aun asi, sin desestimar la buena intencion de una parte de los cientificos, hay que reconocer que el sedentarismo de los analistas respecto del seguimiento de datos mas la animosa accion de los negadores profesionales fueron causas determinantes para los pobres veredictos que cayeron, mas que sobre los Ovnis, en las cabezas de sus investigadores. El termino CONDUCTA, aplicado al evento Ovni, toma su definicion no de las disciplinas tradicionales sino que la emparienta a la definicion que se da en el terreno de la Psicologia o Sociologia. Esta denominacion, aplicada a las manifestaciones del individuo, señalan, justamente, a los fenomenos psiquicos o mentales que originan una accion observable y medible. Etimologicamente la palabra CONDUCTA tiene raiz latina y significa: ¨conducida o guiada¨, son acciones que nacen de un impulso o mandato, origen del movimiento. Es una comparacion que tropieza con las definiciones u objetos de estudio de la propia psicologia. La escuela del Conductismo o Behavorismo sostiene que la psicologia cientifica debe estudiar solo las manifestaciones externas ( motoras, glandulares, verbales), las acciones sintomaticas que pueden ser sometidas a observacion y registro, tanto como a verificacion. Pero es desde el termino CONDUCTA, aplicado en esta disciplina, donde sentaremos el eje de nuestro analisis ya que Ovni no es lo mismo que ¨elemento o sustancia¨. Referimos a la posibilidad muy concreta de un origen inteligente, por lo que la fenomenica puede ser vista como un despliegue de conductas complejas que nos hablara algo de la voluntad que la genera.

LA COMPILACION DE DATOS Y LA VISIoN AeREA

Durante los ultimos 50 años los registros de observaciones se han hecho profusos desde todos los rincones del mundo, superando cualquier exigencia estadistica sobre analisis de datos especificos, comunes a todas las certificaciones. Si bien ha de reconocerse alguna falta de rigurosidad en una parcialidad de los datos que se manejan, el volumen y la apreciable reiteracion de acciones y perfiles supone la descripcion de un verdadero conjunto, armonico en si mismo. Los casos denunciados pueden contarse por millones, y por miles y miles los que han sido investigados en medio siglo. Sin embargo esto no parece haber servido de evidencia terminante dado primero el metodo aplicado, que es cambiante en la generalidad de los investigadores, agravado por el objetivo que cada uno de ellos persigue y de los elementos de que disponga para lograrlo. Siendo una disciplina paracientifica, con tantas escuelas como individuos y grupos existen, la metodologia tambien es profusa en variantes, pues no todos buscan lo mismo o tienen la misma formacion. Ciertamente la inexistencia de una coordinacion global y la accion de los investigadores que en su mayoria provienen del voluntarismo, han dado a los academicos opositores lugar a la consideracion de un excesivo amateurismo, cuyas conclusiones y metodologias no alcanzan para ser aceptadas como estudio cientifico. Tal vez mucho de este juicio sea cierto, aun asi la compilacion de datos se ha hecho en la inmensa mayoria de los casos, con seriedad, sin plafon previo sobre la identidad del objeto y sin apoyo de medios ni financiacion alguna como para encararlo en las mejores condiciones para el analisis. Pero ese vapuleado voluntarismo, de condiciones sencillas y elementos precarios para la generalidad de los casos, ha hecho un trabajo tan meritorio que eclipsa, sin dudas, lo que en otras disciplinas se ha hecho para resolver otros enigmas que ocupan la misma franja que los Ovnis. Es que dada la espalda de la ciencia oficial en una vergonzosa actitud de prejuicio, el hombre comun ha debido tomar como suyo el desafio planteado por este fenomeno. En esta acumulacion de datos hay coincidencias de suma importancia que son suficiente material como para profundizar con un analisis riguroso. Y dada la inasibilidad del objeto a estudiar, los investigadores han coincidido espontaneamente en lo fundamental a la hora de los registros en un relevamiento de campo, a saber: a- la obtencion de datos sobre las caracteristicas salientes y notables del Ovni. b- las referencias temporales y espaciales que describen las condiciones del medio y las coordenadas de tiempo. c-el testigo, su perfil, su reaccion y relacion con el fenomeno. Con estas tres grandes areas cubiertas casi en la totalidad de los registros circundantes, los datos que aportan permiten perfilar aspectos salientes del Ovni. Ahora importa fundamentar la metodologia a aplicarse para dar precisiones mediante esos datos. Para ello debemos concluir que estudiamos la CONDUCTA OVNI en calidad de proceso y no como COSA, es decir, dinamicamente. Debemos despojarnos de cualquier inclinacion por una hipotesis sobre origen y finalidad de ese proceso en base a estudiar el fenomeno tal cual se presenta y existe en su medio. Aun la consideracion previa sobre la ¨inteligencia¨ debe quedar postergada para no influir en las respuestas que se obtengan mediante el proceso de analisis sobre datos objetivos. El medio donde actua tambien es decisivo ya que el trabajo de campo genera datos mas importantes que las especulaciones ¨a distancia¨ pues registran la actividad en su terreno de accion. La reconstruccion de datos que no se analizan en su origen son imprecisas toda vez que su interpretacion, en vez de ser reforzada por la observacion durante el relevamiento, es suplantada por la especulacion y una inevitable carga personal que se hace mayor a medida que nos alejamos del ambito donde los sucesos ocurren. Recordemos que un error similar se cometia a menudo en la biologia de laboratorio en decadas pasadas en la cual se estudiaba el movimiento de un musculo, de una glandula o de un organo, pero en condiciones artificiales, muy reducidas en su complejidad original y contexto real.

IDENTIDAD Y MORFOLOGiA DE LA ACCION

En modo alguno estamos en posicion de dar definiciones terminantes. Sin embargo, en el campo de la ovnilogia, habiendo mas dudas que certezas, estamos en posicion si, de saltar por encima del interrogante sobre la existencia o no de los Ovnis para superar con una respuesta afirmativa el pantano en el que este debate, a esta altura ridiculo, nos ha puesto sin miras de salvacion. Esta no es una conclusion terminante sino consciente de la suficiencia de datos como para pasar objetivamente a otros problemas propuestos por este enigma. Hay un fenomeno sin explicacion, distinto en grado sumo a cualquier manifestacion fisica conocida en el campo de los elementos catalogados. Mas alla de las reales confusiones y los estados animicos en que la sorpresa, el temor y el entusiasmo concluyen por convertir a un hecho normal en Ovni, en el resto de los datos bien fundamentados no hay lugar a dudas sobre la presencia de un evento multiforme, de caracteristicas propias, y que bajo la denominacion de OBJETO VOLADOR NO IDENTIFICADO se mueve en nuestro cielo y superficie terrestre. Al fenomeno en estudio se atribuye modalidades y caracteristicas propias a las que se denomina IDENTIDAD, en funcion de su extrañeza y todo un bagaje de circunstancias que le dan fisonomia de No Identificado

Facebook Comments