EXISTE UN PLAN CELESTE? (4 PARTE)

LOS OVNIS, EL PROBLEMA INESPERADO
Daniel Lopez
Cuando alla por el 1800 o 1900 se daba impulso a una sociedad manejada por poderes hegemonicos financieros nadie suponia que una verdadera amenaza a esos perfectos y meticulosos planes pudiera provenir desde el espacio exterior.
Una fuerza timida, esquiva, inescrutable que jamas dejo mostrar sus verdaderos perfiles sino en esporadicos encuentros con el hombre comun…! el hombre comun!

LAS CIUDADES CuPULA

Las leyes del ¨mercado¨, aquellas normas que se imponen a las sociedades, al contrario de las leyes y normas que los pueblos regulan a traves de sus representantes politicos y funcionarios, no se estipulan en los congresos ni se debaten en foros publicos; antes al contrario, las ¨leyes¨ y politicas mercantilistas a gran escala se delinean en inexpugnables conclaves entre sectores poderosos que mas tarde ejerceran presion sobre las sociedad mediante sus innumeros mecanismos de coercion para imponer sus pareceres. De hecho la globalizacion, el fin de las fronteras, es una iniciativa principalmente economica y refiere a la expansion de los mercados no en el libre comercio -falacia terminologica- sino en el sometimiento de la civilizacion a los caprichos del egoismo de quienes delinean el perfil financiero mundial. La independencia de las naciones no se han fundido por la integracion geopolitica sino por la sumision a los mismos grupos que mediante las bolsas, los intereses monetarios y las deudas han acumulado un poder de dirigencia de los mas activos y reconocidos en el mundo actual.
Las politicas internas de los paises que pretenden progresar o mantener razonables niveles de estabilidad economica establecen mecanismos de seduccion y marco juridico propicio para dar estabilidad a las fuertes rentas y el crecimiento desmedido asi como a la concentracion de poderes de las corporaciones financieras viviendo una relacion de calma y convivencia toda vez que los objetivos sociales de las naciones no afecten las susceptibilidades de los mercados.
El grupo de los 8, las naciones mas industrializadas del orbe, los presidentes y ministros de las potencias, trabajan denodadamente por converger en una decidida globalizacion, principalmente economica que sustente en las leyes no consensuadas de los financistas las reglas que facilitaran la convivencia entre las democracias y los absolutismos monetarios dandole una apariencia legal y un espiritu de progreso que no se aviene a las necesidades colectivas o a la explotacion concienzuda y respetuosa de los recursos naturales sino al reconocimiento liso y llano del verdadero poder mundial.
La concentracion de capitales posee numeros contundentes al demostrarse que la distribucion de riquezas de las ultimas decadas ha reducido el numero de depositarios y finalmente son, en comparacion al numero real de habitantes, una fraccion microscopica de gente la que posee el mayor numero de bienes y recursos del mundo.
El paciente esmero en ramificarse por todos sitios en el ultimo siglo les ha dado a estos grupos frutos enormes y hoy estan en condiciones de empezar a doblegar la voluntad de las mayorias habiendose instituido como un puente insalvable entre la opinion de los ciudadanos y los sistemas que lo representan. Fabrican sus dineros, manejan sus bolsas de comercio, desarticularon sus estados suplantandolos por actividades privadas, rigen sus leyes de trabajo, orientan sus decisiones politicas, adoctrinan a sus ministros de economia…o sea que el hombre comun esta inmovil ante el crimen social mas terrible de la historia humana, el dominio del egoismo instintivo sobre toda logica y evolucion natural.
Pero el problema de fondo ha dejado de ser economico.
Los mercados responden ante las amenazas como las fieras heridas, les rige y domina una respuesta instintiva que las logias mas poderosas utilizan como perimetro de defensa o avanzada segun el caso.
Tras unas cuantas familias poderosas se agrupan multitud de ambiciones ciegas perfectamente alineadas y que responden por instinto de conservacion a pesar que sus estrategias tengan la apariencia de una pensada accion. Los hombres que especulan y negocian son susceptibles a los cambios y freneticos ante los riesgos de perder lo acumulado; son soldados frios que prefieren la precarizacion de las condiciones laborales de un pueblo antes de hacer peligrar sus ganancias por el mero reclamo de los hombres libres, y dicho sea de paso enarbolan la libertad de los mercados como si de verdad refirieran a las libertades naturales de los individuos, y enviciados en sus paneles luminosos sobre los avatares de acciones y dineros se comportan como felinos defendiendo la presa que han cazado a mordiscones.
El mundo esta cambiando peligrosamente ante la amenaza de ese ejercito virtual y desalmado que reconoce su egoismo y lo detenta como fuero de superioridad ante quienes prefieren otro tipo de mundo atenuado por las razones y los derechos. Pero lo peor de todo es que siguen siendo instrumentos de una ideologia oscura y de pleno control que camina segura hacia la cumbre.

TODO PARA POCOS
Es inevitable caratular a todo este proceso como una intentona absolutista, quizas la mas grave que la humanidad haya vivido pues al manejarse subrepticiamente y con habiles mascaradas logra disfrazar la magnitud de su crimen sobre las generaciones presentes y futuras.
Pero la verdad es que toda hegemonia requiere de marcos especiales para sobrevivir y es bien sabido que el poder de la opinion publica es acaso la unica valla que impide el triunfo del iluminismo despota sobre la humanidad entera.
Ellos han creado el fantasma de la superpoblacion cuando es bien sabido que hay recursos y tecnologia suficiente para sostener al triple de la humanidad sin precariedades ni crisis, pero claro, ello impondria un modelo de desarrollo humano y social muy alejado de los perimetros que ya han establecido quienes controlan las economias.
Los temores subyacentes sobre la natalidad, la explotacion de recursos naturales y la capacidad economica de las naciones para sostener un crecimiento de proporciones es insuficiente para el nuevo orden porque ello significaria que sus infinitas posesiones y sus estrategias macroeconomicas debieran sufrir una transformacion dramatica restandoles poder e influencia.
Una situacion asi exigiria una representacion politica que devolviera a los estados y sociedades las decisiones sobre su progreso, la orientacion libre de su crecimiento y la plena voluntad sobre sus recursos, todo lo que hoy dia esta en manos privadas atendiendo su propio juego.
Para un crecimiento sostenido de las poblaciones y de las naciones con sus propias capacidades se debieran reformular las enormes deudas contraidas, establecer tribunales internacionales no influidos por los bancos sino por fuerzas humanitarias, independientes de los grupos poderosos, y deberian promulgarse leyes que condenaran la especulacion, el sometimiento humano a los intereses hegemonicos y comerciales que sin dudas condicionan las libertades individuales y su destino por el mero control de sus monedas en flagrante violacion a los derechos humanos.
Lo que seguramente todas las constituciones de todos los paises del mundo destacan como argumento de libertad es obviado por las presiones financieras que superponen a las leyes colectivas las del mercado.
Todo progreso plausible de producirse fuera del control de los banqueros y grupos poderosos es un riesgo inaceptable para sus planes. Y todo plan hegemonico, aun desde la mas remota historia basa su exito en el control de las masas.
Suprimir ideologias, quitar alternativas de cambio, coaccionar con los peligros de las debacles economicas, alentar el atontamiento de generaciones enteras, establecer que recursos pueden ser utilizados, manejar a su antojo las decisiones parlamentarias, establecer acciones que derivan en endeudamientos para posteriores exigencias son metodos tan antiguos y remanidos que causa espanto ver como todos hemos caido en el influjo de las ambiciones basando el progreso general en las relaciones economicas unicamente.
Mienten cuando dicen que no hay otros caminos. La humanidad ha cedido alegremente su destino a los banqueros y lo que es peor, a un grupo de iluminados que ambicionan control para cumplir un designio que en otros considerariamos desvarios misticos enfermizos.
No se trata de dinero, se trata de poder, y el poder utiliza al dinero como un instrumento mas.

EL PLAN DE UN NUEVO ORDEN
En los años ´70 Robert Angell, un devoto de Nixon, imagino una America sin chimeneas, una parcela capital de servicios, una superciudad concentrada, autosuficiente, con energias y recursos propios que albergara a una elite social altamente especializada e instruida como alternativa a la debacle de la superpoblacion, la polucion y la violencia urbana.
Las ciudades autosuficientes, desde entonces comenzaron a ser perfiladas como alternativa a los temores de los mas influyentes, fortalezas capaces de sobrevivir sin injerencias externas.
Americanos, japoneses, europeos han estado acariciando el sueño de los feudos tecnologicos desde muchos años atras, lugares desde donde pudiera controlarse el exterior, las finanzas, las armas y la explotacion de recursos.
Superciudades que albergarian a las clases dominantes construidas como islas en el mar o como fortalezas en los desiertos, confortables puestos dirigenciales que conllevarian el perfeccionamiento de una cultura e instruccion particulares de una super raza humana que tarde o temprano terminaria controlando a sus hermanos del exterior.
¿Un sueño?
¿Donde han quedado las fronteras? La extinta guerra fria entre los sovieticos y los occidentales supuso la excusa para una carrera armamentista formidable. La globalizacion ha suplantado ese temor al desastre mundial con rencillas etnicas, fanatismos religiosos que permanecian latentes, terrorismo y toda clase de violencia antes opacada por el peligro de un holocausto nuclear. La seguridad que no moriremos en una guerra atomica no ha desalmado a la guerra permanente entre hombres por cualquier motivo movilizando un gasto en armamentismo que poco tiene que envidiar a los deseos de los cultores de la guerra fria, y parece aun mas descabellado que planes como el de la Guerra de Galaxias aun siga su incomprensible derrotero cuando supuestamente su motivo de existencia ya no existe.
Claro, es un buen negocio y los buenos negocios no se abandonan pero ¿ante quienes se defenderan los aliados mundiales si la hegemonia y unico liderazgo absoluto ya esta definido?
Se ha dicho sobradamente que las nuevas hipotesis de conflicto son los terroristas, las luchas etnicas y las sublevaciones populares. Las milicias estarian dispuestas y convenientemente entrenadas para enfrentar estos flagelos, a asistir a los paises con peligros de narcotrafico armado o disconformidad popular creciente ante los avatares de los retrocesos economicos. Dicho de otra manera estan listos para enfrentar a las sociedades contestatarias, disconformes y sublevadas, no solo al terrorismo o al narcotrafico sino a los cansados, a los hartos y a los rebeldes del modelo.
De hecho hay paises que viven bajo la sombra de la sublevacion popular por la caida de su bienestar economico por las mismas razones antes enunciadas, peligros inherentes a las presiones de los grupos economicos que desfolian los recursos y economias nacionales sin contemplaciones ni miramientos.
Uno podria pensar que la mentada globalizacion se apresta a reprimir el resurgimiento de movimientos violentos en la sociedad como recurso para mantener el modelo impuesto y finalmente ejercer el control.
No es descabellado este pensamiento, de hecho las condiciones de la economia mundial y la permanente concentracion de capitales tiene como unico destino el dejar un numero enorme de desamparados y exiliados de las bondades del libre mercado pues no se puede resistir un aumento de la concentracion sin que bienestar y recursos cambien de manos, en este caso de los pueblos a los grupos selectos y ello se transcribe con aumento de la pobreza, del analfabetismo, de la precarizacion de las condiciones de vida que solo podria detener el volver a replantear de quienes son las riquezas y con que derechos se las usufructua.
Inevitablemente, como deciamos, la sostenida concentracion de capitales supone un limite o techo de expansion de las economias en el margen que preven los mercados. los banqueros o grupos o clubes financieros no pueden desprenderse de bienes ni recursos sino aumentarlos en relacion a la globalizacion de sus influencias como unica garantia de continuidad y liderazgo, y como no son democracias las opiniones colectivas no cuentan sino como alerta de medidas que deberan tomar para enfrentarlas.
Si la carrera armamentista esta sostenida por las inversiones y los traficos clandestinos de esos grupos tampoco tienen como objetivo prioritario el evitar conflictos sino por el contrario alentarlos mientras sean un buen negocio. Y si alientan una super estructura de defensa estrategica, siendo como son, no seria descabellado en absoluto pensar que se aprestan a controlar a la humanidad y no a los sovieticos con sus incontestables armas tecnologicas.
Y en esas superciudades donde viviran en el futuro ¿quien les impedira controlar un paraguas defensivo si en el hipotetico caso que las naciones se revelaran pretendieran declararles una guerra, o lo que es mas cercano a la realidad, enfrentarse a las turbas soliviantadas por la marginacion y el hambre…?
Hay muchas formas de construir un feudo pero solo una de hacerlo exitoso, el que halla señores, cortesanos y siervos.
Las democracias y los estados representativos son natural oposicion a los modelos hegemonicos aunque poco han hecho las sociedades para mantenerlos a raya. La idea de ciudades cupulas, autosuficientes, poderosas es acaso el fin logico de la hegemonia iluminista que tiende a corromper al hombre devolviendolo al instinto animal y quitarle la capacidad de respuesta y de control de su futuro. Tambien es logico que para que haya señores y siervos deban existir los marginados, los ignorantes y los que viven conformes con las migajas de los reyes. La pregunta es ¿permitira el hombre su propia sumision?
Si un hombre toma un credito y luego no puede pagarlo va a juicio y puede perderlo todo, si no hay una sociedad que lo protege el especulador lo convertiria en paria o en un preso porque el mercado prefiere castigar al que no cumple como ejemplo para los demas. Los financieros no se detienen el las historias personales ni el los dramas ni conflictos por el cual cada hombre requiere de ayuda, solo les importa facturar las ganancias de su prestamo. Lo mismo hacen con las naciones y el mismo sistema, globalizado, ya esta produciendo estragos en medio mundo. Si no los mueve la sensibilidad ni la decencia, si solo pretenden ganar y desconocen a la solidaridad como virtud de la civilizacion ¿ porque darles el control?
Es muy probable que de todo esto se trate la actual etapa de nuestra civilizacion y finalmente hayamos comprendido que la verdadera y mas antigua lucha, la de los poseedores y los desposeidos haya llegado a su cenit

LA AMENAZA CELESTE
¨Nadie hubiera creido en los ultimos años del siglo XIX que las cosas humanas fueran escudriñadas aguda y atentamente por inteligencias superiores a la del hombre, y mortales sin embargo como la de este; que mientras los hombres se afanaban en sus asuntos fuesen examinados y estudiados tan de cerca como pueden serlo en el microscopio las transitorias criaturas que pululan y se multiplican en una gota de agua. Con infinita suficiencia iban y venian los hombres por el mundo, ocupandose en sus asuntillos, serenos en la seguridad de su imperio sobre la materia. ! Es posible que bajo el microscopio obren de igual manera los infusorios!¨
¨Es curioso recordar ahora algunos habitos mentales de aquellos lejanos tiempos.¨
Este marco de referencia que volvemos a citar es ejemplo vivo de lo que tambien ahora puede estar ocurriendo.
Cuando alla por el 1800 o 1900 de daba impulso a una sociedad manejada por poderes hegemonicos financieros nadie suponia que una verdadera amenaza a esos perfectos y meticulosos planes pudiera provenir desde el espacio exterior.
Una fuerza timida, esquiva, inescrutable que jamas dejo mostrar sus verdaderos perfiles sino en esporadicos encuentros con el hombre comun…! el hombre comun!
A partir de 1947 el mundo toma conciencia de esa existencia casi ridicula e irracional pero tan traumatica para las hegemonias que podia representar el peligro mas grande jamas soñado por totalitario alguno.
¿Como enfrentar a un enemigo desconocido, claramente superior y tan esquivo a los ojos de estrategas, militares y politicos? ¿Que pretendian, que buscaban entre nosotros, como enfrentarlos o acordar algo con ellos?
Imposible, no hubo ni hay forma de atraer su atencion. Son tan independientes de la voluntad humana y tan antojadizos y libres que su sola presencia tan peligrosamente cercana a las sociedades es el escollo insalvable de un control absolutista.
¿Tomaran parte de algun bando? ¿Como se puede detener una fuerza asi en caso de amenaza tangible? ¿Como puede reaccionar la opinion publica ante su presencia y de que forma esto puede incidir en las pretensiones de los iluminados?

Facebook Comments