MUTILACIONES EN ROSARIO DEL TALA, ENTRE RIOS 22/07/08

El sorprendente relato de Ramon

Hablo desde un campo entrerriano al encontrar dos vacas mutiladas con cortes de absoluta precision. Corte de orejas, un solo ojo y genitales de los animales. Un fogonazo la noche anterior llamo la atencion que derritio parte de las pantallas solares.

El relato completo.

INEXPLICABLE SITUACION PARANORMAL.

Ramon hablo desde el campo, desde Rosario del Tala, mientras juntaba la hacienda. Hace pocos dias la audiencia de CAMINANDO, en la mañana de FM Puente, escuchaba con atencion el sorprendente relato.

“El domingo sali a recorrer (el campo) y junte la hacienda, como todos los dias. Junte para el lado donde esta el molino. Todos los dias cuento la hacienda, que ya es costumbre mia contarla porque uno no sabe lo que puede pasar de noche, y cuando cuento veo que me estan faltando dos vaquillonas.
Espere un rato. Pense que podrian haber quedado en el monte.

Asi que espere porque si estaban ahi iban a salir. El monte es espeso, pero yo tengo perros y con los perros las sacamos. Pasaron las horas y no aparecian. Entonces se me dio por recorrer el monte de punta a punta.

En un momento dado me encuentro con una vaca tirada. Y a los treinta metros, otra vaca mas. Me bajo del caballo, las miro. Cosa rara porque no tenian señas de nada. Era como si hubieran caido automaticamente al suelo. No habia rastros de nada. Que estuvieran heridas, baleadas, nada de nada. Absolutamente nada.

Las empece a revisar y veo que a una le faltaba un pedazo de cuero de la tabla del cogote donde se las vacuna, la lengua y un ojo. Un solo ojo. Miro un poquito mas y en la parte del vacio habia sacado otro pedazo de cuero ovalado.

Pero me llamo la atencion una cosa, que eso no puede ser nunca cortado con un cuchillo. Ningun tejido fue dañado. Como si fuera un bisturi, o laser, o que se yo. No hay sangre, no hay nada.

Los genitales le sacaron a una vaca sola. La otra es posible que no le sacaron porque estaba preñada. A la otra vaca (la misma) le sacan las dos orejas, bien sobre la cabeza.

Despues, lo primero que hice fue llamar a abigeato, vinieron los dos encargados y me dijeron: “No Ramon, esto no es comun!, vamos a dar parte al Jefe Departamental”. Y bueno, llamo al Jefe departamental y a los diez minutos lo teniamos aca con toda la plana mayor de la policia y los veterinarios. Los teniamos aca.

Entonces me dijo el comisario que esto lo iban a estudiar bien. El veterinario me dijo que no sabia de que se trataba, que podia ser cualquier cosa.

A dos dias los animales no lo tocaron. No se acercaron ni los perros ni los caranchos. Por supuesto que se fue descomponiendo, no.

Otra cosa, las dos vacas estan mirando las cabezas al norte, en la misma posicion. Otra cosa, esa noche, a las 10 y media de la noche, se vio caer un fogonazo al este y despues aparecio esto.

Inclusive, he notado en las pantallas solares que se ha derretido el caño, el plomo. Cosa que yo hace cinco años que tengo aca las pantallas y no ha ocurrido nada de eso, jamas paso eso.

Una cosa es contarla y otra cosa es verla. Los cortes (en el animal) son de una precision terrible. No se nota sangre, no se nota nada. Una precision absoluta. No han tocado ningun tejido.

Silvia Perez Simondini

Facebook Comments