INVESTIGACION REALIZADA POR EL GRUPO IFOR DE LA CIUDAD DE RUFINO

Colonia Tres Arboles – Santa Fe (1º de julio de 2002)I. F. O. R.
Juan Jose Mecchi – Norberto Mollo – Leonardo Mollo
Rufino – Argentina
nmollo@rufinonet.com.ar

En un campo ubicado 10 km. al sudoeste de Rufino, que perteneciera al Sr. Caunedo y que actualmente alquila el Sr. Camilo Lisiardo, fue hallado un ternero mutilado. El Sr. Lisiardo recorre habitualmente el campo con la finalidad de observar el estado en que se encuentra el ganado. El dia viernes 28 de junio constato que la hacienda estaba bien. Cuando regreso el lunes 1º de julio observo en un lugar bastante apartado del campo a un ternero muerto y con extrañas mutilaciones.

Enterados de la novedad el dia martes 2, nos ponemos en contacto con Lisiardo, quien de inmediato nos indica la forma de llegar al lugar. Ya en el sitio descubrimos el cadaver de un pequeño ternero que se hallaba dispuesto sobre su lado izquierdo y su cabeza apuntaba al sudeste. De inmediato percibimos un corte neto y prolijo que abarcaba desde la nariz hasta la garganta. El maxilar inferior en su totalidad y una pequeña porcion del maxilar superior estaban totalmente limpios, como si estuviese muerto el animal hace varios meses. Tambien se observo que su ojo derecho estaba ausente y su cavidad orbital se hallaba completamente vacia. En la zona de la panza, mas precisamente donde deberia hallarse el ombligo, existia un circulo casi perfecto de 4 cm de diametro. La parte posterior estaba bastante depredada, sin embargo Lisiardo, que lo habia visto un dia antes, habia detectado un circulo bien marcado en la zona anal, con la extirpacion de este organo. Por dentro del maxilar inferior, que tenia un aspecto blanquecino, no se detecto la presencia de la lengua.

Regresamos al lugar el miercoles 3, en compañia del veterinario H. Brandino, quien realizo un exhaustivo reconocimiento del animal. Verbalmente nos manifesto que parte del animal, especialmente la posterior, evidentemente habia sido depredada por carroñeros. Tras cuidadosas observaciones, planteando algunas hipotesis, y realizando cortes con un cuchillo se pudo corroborar la similitud de los cortes existentes con los realizados. Si bien no descarto totalmente la accion de predadores, se inclino por la evidencia de que dichos cortes podrian deberse a la accion de un elemento cortante filoso. Tambien le llamo la atencion la limpieza que presentaba el hueso del maxilar inferior, semejante a la de un animal muerto desde hace mucho mas tiempo.

Este hallazgo, si bien se puede inscribir en el largo listado de mutilaciones que se han registrado en distintos puntos del pais ya que conserva los mismos patrones, no se puede vincular con la observacion de luces u otros fenomenos anomalos, ya que los mismos no han sido detectados.

Con respecto a este caso, puntualmente, la explicacion dada por el SENASA de que el Raton Hocicudo Comun o Rojizo (Oxymycterus rufus) era el causante de las mutilaciones registradas, nos permitimos dudar de la misma por varias razones. Entre ellas, de existir en nuestra zona, su densidad poblacional seria lo suficientemente baja como para provocar semejante depredacion. Por otra parte, no hay evidencias que dichos roedores realicen cortes tan rectos y gruesos. Asimismo es bastante dificil que un carroñero coma con tanta exactitud del lado que esta libre como el que esta apoyado contra el suelo. El area donde estaba el ternero mutilado estaba proxima a un bajo salitroso, y toda el area es inundable. Por lo que cabe presumir que no es el ambiente ideal para el desarrollo de este tipo de roedores.

En el caso de este ternero mutilado, es muy probable que los cortes hayan sido realizados con un instrumental dotado de filo. Lo que queda por develar es que o quien lo realizo y con que fines


Vista general del ternero.


Parte de la quijada totalmente pelada.


Quijada pelada y el ojo derecho ausente.


Circulo de 4 cm. que presentaba donde existia el ombligo.

Facebook Comments