UNA EXPERIENCIA EN VICTORIA POR KARINA GARRO Y RICARDO MONTEMURRO

UNA EXPERIENCIA COMPARTIDA CON LA INVESTIGADORA SILVIA PEREZ SIMONDINI

Lugar: 5u Cuartel
Hora: 21:20
Dia: 21/2/09
Testigos: Silvia Perez Simondini-Karina Garro-Ricardo Montemurro

Pasamos a buscar a Silvia, como ya lo veniamos haciendo hace dos noches anteriores, para hacer observaciones. Tocamos el timbre de su casa, subimos a la camioneta y nos dirijimos al 5u Cuartel, un lugar que propuso la investigadora. Mientras ibamos hacia alli, comentabamos en que estado se encontraria la zona ya que habia llovido durante la mañana y la noche anterior y los caminos estaban bastante intransitables. Igual decidimos ir, y a medida que llegabamos nos dimos cuenta que los caminos se encontraban en perfecto estado para circular. Entonces decidimos continuar hasta llegar a nuestro objetivo, al lugar nombrado con anterioridad.
Ya en el lugar, ubicamos la camioneta y descendimos de ella, aun con minima luz de dia. El cielo estaba totalmente cubierto y ya al descender Silvia hizo un paneo a ojo descubierto ubicando casi en frente nuestro, mas exactamente entre las islas, una luz brillante. De pronto comienza a llover y nos refugiamos en la camioneta los tres, Silvia atras, Karina al volante y yo de acompañante. Tomo los binoculares y observo esa majestuosa luz que de repente mantenia un brillo y de repente hacia como fogonazos. Silvia seguia muy atenta y divisa dos luces mas, una a nuestra derecha y otra a nuestra izquierda quedando la primera casi en el centro.
Ya con tres luces en frente observabamos a medida que estas iban destellando, hacian como un codigo entre ellas y nos maravillabamos de los destellos y fogonazos que lanzaban.
Estabamos dispuestos a quedarnos en el lugar hasta que esto concluyese, por lo menos es lo que nosotros anhelabamos. Habian transcurrido veinte minutos desde que arribamos al lugar cuando por sobre nuestra margen izquierda aparecio una neblina, la cual era bastante particular, llamando poderosamente la atencion de Silvia y digo que era particular porque surgio de la nada y su caracteristica principal era que su conformacion era muy densa, parecia “humo”, lo hago a modo de aclaracion como para hacer una comparacion, notandose tambien que la misma se acercaba raudamente hacia donde nos encontrabamos nosotros.
Silvia la observo y le parecio sospechosa, Karina y yo seguiamos estupefactos con las luces y sus juegos que no decrecian, aumentaban su actividad, Silvia miraba al frente pero no descuidaba la neblina, la cual ya se encontraba a escasos metros nuestro cubriendolo todo.
De pronto un perro se acerca a la altura de la camioneta y comienza a ladrar hacia nuestro frente, no a nosotros, nos parecio rara su actitud pues los desconocidos eramos nosotros. Luego ladra hacia nuestra izquierda, mas exactamente hacia la neblina, conjuntamente se escucharon como “aullidos” provenientes de una vacas, segun nos aclaro Silvia, esto levanto aun mas la sospecha de la investigadora agudizando aun mas sus sentidos y experiencia de campo. Karina y yo seguiamos fascinados con lo que estaba ocurriendo a nuestro alrededor, no sentiamos el mas minimo miedo, al contrario parecia la mejor noche de nuestras vidas.
La neblina sobre nosotros impidiendonos la vision y trayendonos lluvia, aumento mas la sospecha. Profesionalmente la investigadora nos propuso que dejaramos el lugar a causa de la lluvia que a medida que la neblina nos cubria mas, mas llovia, desde luego aceptamos dolorosamente la propuesta, estabamos dispuestos a hacer lo que ella nos diga.
Con un poco de tristeza Karina toma la llave y la lleva hacia el contacto como para darle arranque, cuando en frente nuestro y como saludandonos se prende una luz accionandose como un flash de camara fotografica, Guauu!!! Fue la expresion de los tres. Ahora estabamos mas en dudas que antes si irnos o no, pero ella fue contundente “Vamos, a ver si todavia llueve mas y quedamos empantanados”dijo Silvia. Muy despacio Karina enciende el motor con la aclaracion de que no debia prender las luces bajas solo las de posicion. Puso primera marcha y despacio nos movimos, saliendo por donde entramos. Creo que recorrimos sesenta metros o cien metros y ya no habia neblina, ni lluvia, el camino seguia perfecto y Silvia dijo”¦”Nooo! Si los conocere a estos!! Nos echaron del lugar, vamos al puerto que desde alli tambien podemos verlos”.
Y fuimos!!
En el puerto estacionamos y Silvia ya habia notado las luces sin siquiera bajar de la camioneta, me baje rapidamente olvidando mi caballerosidad y me diriji hacia donde mejor se podia ver, con los binoculares en mano comence a mirar sorprendido, Silvia bajo de la camioneta junto con Karina y alli lo que pudimos ver fue”¦casi indescriptible, hago una aclaracion a aquellos escepticos empedernidos, no eran pescadores, ni barcos, eran luces que se movian, por sobre el rio, a la altura de una localidad aledaña llamada Tres Bocas, segun lo estipulado por la investigadora.
Eran luces y luces, las cuales se prendian y se apagaban, su color pasaba del dorado al rojo luego al azul, de pronto habia varias, de pronto solo una. Salia una de otra, fue un espectaculo que ningun amante de este tema se hubiera perdido, Karina y yo agradeciamos por tener tan hermosa oportunidad, la investigadora desbordaba de alegria y aprovechaba para filmar los hechos que acontecian. Nosotros tomabamos fotografias mientras intercambiabamos los binoculares. La actividad de estas luces seguiria, dijo Simondini, nosotros ya saciados por lo que ocurria emprendimos el regreso acompañados del comienzo de la lluvia.

SERIE DE FOTOS TOMADAS ESA NOCHE

NUEVAS EXPERIENCIAS EN EL CAMPING EL CEIBO DE VICTORIA

EXPERIENCIA DE RICARDO

Cuando nos hallamos fuera de la logica humana, ya estamos perdidos.

“¦Cuando arribamos al campamento nos dispusimos a seguir la rutina nocturna de todo humano, ir derecho al baño, lavarnos los dientes, el rostro y ya estabamos listo para empezar nuestra noche de descanso, luego de caminar casi cien metros de la ubicacion de la carpa. Temiamos un poco por el tiempo porque habia comenzado a llover pero nada porque preocuparse, nosotros apostabamos a que la lluvia pare en un rato mas.
Dentro de la carpa me acomode en mi bolsa de dormir la que habia sido compañera mia en varios campamentos de mucho frio, me estire un poco me di vuelta saludando a Karina y me dispuse a dormir, creo haberlo logrado rapidamente pues habia tenido una noche de muchas emociones que comenzaron en el 5u Cuartel (Ciudad vieja de Victoria).
De pronto despierto a causa de mucho viento y lluvia, tengo que decir la verdad me puse a maldecir un poco porque al ritmo en que estaba lloviendo no se cuanto tiempo la carpa aguantaria tanta cantidad de agua y de viento que golpeaba sin parar. Me di vuelta y lo primero que hice fue ver si Karina estaba durmiendo, lo que pude ver es que ella asi lo estaba, entonces me acoste y tome mi celular para ver la hora la cual eran las tres y treinta de la madrugada, un poco desvelado ya, me acomode de nuevo y trate de dormir, cosa que me fue dificil hacerlo porque la lluvia no decrecia y en momentos se tornaba muy fuerte. Cerre los ojos y casi forzandome trate de lograrlo, pero asi y todo no consolide un descanso profundo, no entiendo bien los estados del cerebro cuando duerme pero a mi pobre entender, quede en un estado que se le llama “entre sueños”; ni dormido del todo ni despierto, asi lo entendi despues.
Aqui es donde comienza mi “sueño” el cual relato a continuacion”¦
Veo una nave del tipo platillo (sombrerito) estacionada como a treinta metros de la carpa nuestra, este objeto lo describo de la siguiente manera, tenia sobre la parte que denomino plato como un habitaculo rectangular el cual se le notaba como ventanas, de las cuales desprendian mucha luz, el aparato era perfectamente circular, por debajo era casi similar a la parte superior y estaba totalmente posado sobre el pasto, o sea apoyaba toda su base en el campo. Esta tambien tenia luces, una al lado de la otra, dando asi una luminiscencia increible, donde parecia no tener materia solida y daba la sensacion de ser todo luz. A continuacion veo dos seres al lado mio de los llamados popularmente “Los Grises”, eran clasicamente como estamos acostumbrados a verlos en peliculas, su cabeza grande, el cuerpo pequeño, ojos oblicuos y cuerpo delgado, no ahondare en detalles porque estos seres han sido como parametro de lo que es un extraterrestre.
Lo que si me llamo la atencion fue su piel rugosa y de color gris, casi parecida a la piel de un elefante. Uno mas pequeño que el otro, estaban parados al lado mio observandome como sin expresion, fijando sus miradas hacia mi, realmente eso me puso muy nervioso, me incomodo mucho, hizo que comience a dar vueltas tratando de salir de ese “sueño”, senti dentro mio que habian venido para saber quienes eramos y porque estabamos alli. Cuando logre salir del sueño, sentia una extraña sensacion nada placentera, senti como la mirada de estos seres me habian acosado practicamente.
Es dificil que tenga miedo ya que amo realmente la ovnilogia y los dias que comparti con Silvia Simondini o solos no tuve miedo, al contrario es felicidad lo que siento pero aclaro nuevamente el “sueño” no fue nada agradable.

EXPERIENCIA DE KARINA

“¦despues de que volvimos de lo de la Sra Silvia, nos fuimos a dormir a nuestra carpa, muy contentos por la experiencia vivida. Habia comenzado a lloviznar un poco mas fuerte, la carpa se movia un poco mas a causa del viento, pero asi y todo, me dormi. No soy miedosa para nada.
No se calcular cuanto tiempo pase dormida, pero en un momento me desperte sobresaltada a causa de una imagen que se me cruzo mientras dormia. Eran dos seres de los llamados “grises”, que me miraban fijamente, sin expresion, solo me miraban. Fueron segundos, pero la imagen fue muy fuerte, entonces me despierto de golpe, muy asustada, mirando el techo de la carpa y pensando que estos seres estaban parados fuera de ella. Mi primer pensamiento fue: “No quieren que nos quedemos”. Me doy cuenta que la lluvia era mas intensa y con mucho viento. Ahi lo que senti fue terror, de modo que me puse a rezar, pensando que al dia siguiente le diria a riki que nos fueramos porque estos seres no deseaban que nos quedemos, y que por eso nos querian asustar con la tormenta. En una especie de dialogo, les decia:” Bueno, bueno, mañana nos vamos, los dejamos tranquilos”. Rezando me quede dormida otra vez.
Me desperte ya a la mañana, y lo que primero me dice Riki fue: ” Yo no se si estoy loco, pero soñe con los extraterrestres, es mas hasta soñe que bajaba una nave a 20 metros de la carpa mas o menos” Yo lo escuche y le dije, aun dormida, “Yo tambien!” Pero como esto me lo iba diciendo cuando saliamos de la carpa, se corto la conversacion porque nos dimos cuenta que el camping se habia inundado! Solo nuestra carpa estaba de pie, porque la habiamos ubicado en un lugar alto. Lo peor era que el agua seguia subiendo asi que nos pusimos a levantar todo lo que podiamos. La mayoria de las carpas fueron literalmente arrasadas por el agua, ya que todos estabamos durmiendo cuando esto paso. La gente prefirio sacar a sus hijos primero y a los autos, dejando de lado sus pertenencias. Mirabamos atonitos mientras poniamos todas nuestras cosas en bolsas, ya que la lluvia no paraba. Los empleados del camping se dedicaban a juntar lo que quedaba flotando, con el agua sobrepasando la cintura. Pobre gente!, pensabamos.
Luego nos dimos cuenta que aun queriendo salir del camping, no podriamos, ya que la entrada de este tambien estaba inundada!
Y bueno, no nos quedo otra que esperar, entonces nos pusimos a charlar con gente que se estaba hospedando en las cabañas, que por estar tambien en la parte mas alta del camping, una especie de loma, tampoco se habian inundado.
Habremos esperado unos 40 minutos, y el agua de la entrada habia disminuido bastante, asi que nos dispusimos a emprender viaje hechos sopa! No sin antes pasar y saludar a la señora Silvia.
Al tocar el timbre de su casa, nos comento que se imaginaba que eramos nosotros que pasabamos a despedirnos a causa de la lluvia. Nos dimos un abrazo, con la promesa de volver en cuanto podamos, y partimos muy tristes por tener que irnos de esa ciudad tan linda.
Ya en casa fue que mas tranquilos por lo vivido en la mañana, recordo Riki su sueño y me lo volvio a comentar, entonces fue ahi recien cuando le pude comentar el mio, que mas que sueño, fue una imagen que duro unos segundos pero muy vivida, tanto fue asi que me hizo despertar con mucho miedo. Ahi cai a cuenta que fuimos a varios lugares donde no nos veiamos ni nosotros, ya que nos tocaron noches sin luna, y no tuve ni siquiera una pizca de miedo, por que me horrorice al ver esa imagen? Repito, no soy de tener miedo para nada. Muchas preguntas nos hicimos al respecto, desgranando cada detalle de lo que vimos para no caer en mentalismos, ni fanatismos. Hasta dudabamos en comentarle a la Sra Simondini, porque no queria que nos tomen por locos o misticos. Pero nos animamos porque en el programa del lunes pasado, ella dijo que estaban para escuchar nuestras experiencias y no tratarnos por dementes.

APORTAREMOS EN UNA PROXIMA ENTREGA LOS DIBUJOS DE LOS TESTIGOS RESPECTO A SUS SUEÑOS.

Facebook Comments