EL SER DE SARANDI (2 PARTE)

Despues de tomar contacto con el caso y tener la entrevista con el testigo, el señor Ivar, la informacion desprendida de su relato habia que procesarla y con ello elaborar la investigacion, que nos llevaria a buscar pistas y pruebas que nos permitieran empezar a formular una hipotesis de trabajo.

Como ustedes ya saben, una parte del equipo empezo a estudiar y profundizar sobre las tecnicas del Bonzai, para determinar rarezas y particularidades, “si las hubiera”, puesto que el pino “bonzai”, se convertia en testigo mudo del encuentro.
Por otro lado, el resto de los investigadores, se entrevistaron en 2 da. oportunidad con Ivar, pero esta vez en su casa, con la intencion de ver el lugar de los acontecimientos y conocer su entorno familiar y poder ahondar en los detalles que la primera charla no nos develo. Ademas, era importante observar los bonzai en cuestion, el arbol vivo y el seco y todo aquello que despues de 25 años se convierta en evidencia de analisis.
Llegando a la casa del testigo, notamos encontrarnos en un barrio tranquilo, de casas bajas y con gran visualizacion del cielo a 360u sin impedimentos visuales. Una vez dentro de la casa era observable la pasion por las plantas, concluyendo en un increible jardin de invierno, en la antesala del comedor.
Nos recibio Erundina, esposa de Ivar, de una amabilidad destacable, quien nos invito a recorrer la casa, al tiempo que nos contaba que cada ladrillo lo habian colocados ellos a medida que crecia la familia. Subiendo una escalera nos encontramos con un departamentito con una terraza rodeada de plantas bonzai y ante la invitacion de Erundina, tomamos asiento y comenzamos la charla.
Silvia empezo a preguntarle a la señora como se habia enterado ella de la experiencia de su esposo. La primera sorpresa fue cuando ella nos dijo que se habia enterado dias antes que nosotros mismos. Nos conto que ella estaba haciendo la entrega de un trabajo de bordado al padre de una clienta, cuando Ivar le pregunto a secas al hombre, de profesion abogado, si conocia el telefono de un investigador de Ovnis o de algun medio de comunicacion, porque el tenia que contar el encuentro que habia tenido 25 años atras con un ser que le dijo que despues de ese tiempo, tenia que contarle a todo el mundo de su encuentro.

Ella nos confeso que se quedo “dura” ante semejante confesion y que lo primero que penso es que el marido tuvo un “ataque de ateroesclerosis o que se habia vuelto loco”, lo cierto es que solo lo escucho y cruzo miradas con el cliente y dejo pasar el comentario. Tardo dos dias en preguntarle al marido sobre su experiencia, resaltando que de por si el es bastante reservado y que rara vez cuenta algo, cosa que ella siempre respeto. Finalmente termino contandole toda su experiencia, creyendole en virtud que repasando la rareza de los arboles y su conducta a lo largo de tanto años, no podia dudar de su esposo. Luego reflexiono, que nunca habia visto a su esposo contar fantasias o mentiras. Lo considera una persona inteligente (recalcando “a pesar de lo que aparenta”). Conto que despues de contarle todo, el marido hizo un dibujo del ser y empezo a escribir todo lo que iba recordando del hecho. Nos aclaro, ademas que el otro pino se seco a finales del año pasado. Detectamos en el relato de Erundina una contradiccion respecto del relato de Ivar ella recordo que su marido le habia mencionado que el ser tenia tres dedos para luego mencionar que pueden haber sido dos. Ivar rapidamente nos mostro donde estuvieron estos 25 años los dos arboles. La ubicacion era el borde de la terraza, pegados por un lado a la pared y en el costado el vacio.

La primera impresion fue que el arbol era de caracteristicas rastreras por el viento, sin embargo nos comento Ivar que el viento lo que hace es acostar la planta de lado, pero no es el que provoca el crecimiento de las raices de esa manera. Vale aclarar que todavia ninguno de nosotros habia observado en vivo ninguno de los arboles. El momento de la observacion fue impactante. El arbol vivo que usted puede observar en las fotos, (ver 1u parte de este informe) presentaba unos nudos rarisimos en las ramas y totalmente curvo, como si fuera un cordon de esas planchas antiguas. Sin embargo el arbol seco o muerto, no tenia formas curvas, sino rectas, como cualquier arbol. Al revisarlo exhaustivamente, parecia asomar en una de sus ramas un nuevo brote, que ni el mismo Ivar habia observado.

La planta parecia rara ciertamente. Sin embargo, tenemos presente la opinion de uno de los especialistas en Bonzai, consultado por Daniel Szaucer, en Escobar, que dice que esa especie es comun y se denomina “Alambrada”.
Los otras “especies” de bonzai, de la misma cantidad de años que los de la experiencia, estaban alli juntos y creciendo muchos normalmente y otros se secaron. Debemos recordar que los pinos “extraterrestres” nunca fueron cuidados ni trabajados con la tecnica del bonzai como los otros, por pedido del ser, recibiendo unicamente agua cada tanto.

Ya observados los pinitos, nos sumergimos a reentrevistar a Ivar, repasando una y otra vez los detalles ya suministrados. Asi se desprendio un nuevo dato cuando repasamos la parte de la aparicion del ser, recordando que le habia dado la impresion como que la zona donde se hallaban fue”como envuelto como una especie de campana”, relacionandola con el calor que el sintio al momento que observo al visitante. Repasamos tambien sobre su vida desde lo laboral, lo personal. Descubrimos una persona muy apegada a sus cosas, con una historia de vida sencilla y basada en el trabajo. De gran fidelidad y lealtad. En lo laboral, es un hombre que estuvo en el mismo trabajo durante mas de cincuenta años, como despachante de nafta en la empresa Shell.

Jubilado actualmente, y dedicado a su hobby las plantas, sin mayores necesidades que la de cualquier persona de clase media, nos conto con orgullo sobre la composicion de su familia y de que la unica que sabia algo de avistamiento era su nieta, a la cual le habia pedido que buscara en Internet las direcciones de investigadores del tema Ovni.
Nuestra inquietud ahora pasaba por conocer el lugar donde tuvo el encuentro con el ser. Recordemos que e la primera entrevista nos habia mencionado que quedaban alli al dia de hoy, lo que parecia ser una marca media quemada en el lugar donde estuvo parado el ser. Ante nuestra insistencia, subimos otra escalera muy angosta que nos llevo directamente a la terraza del encuentro.
El lugar era de lo mas alto en las casas del vecindario. La vision era increible. De alli, segun nos cuentan, se puede escuchar y ver cuando juegan los partidos de futbol en la Boca. Tomamos vista del lugar y ciertamente en donde segun Ivar, se paro el ser habia dos marcas bien marcadas, lo cierto que despues de tanto años es imposible utilizar ese material como evidencia o material de analisis. En esta nota encontraran, un croquis de la vista general de la terraza y del corte ampliado del galpon con la escenificacion del encuentro.
Desde alli observamos la parte de atras de un terreno de un vecino, donde se podia apreciar una huerta, bastante desprolija con unos zapallos gigantes para una huerta de fondo de casa. Los mismos habian crecido hasta en el techo del galpon del vecino. Un detalle, si tomamos en cuenta de que el terreno esta junto al de nuestro testigo.
Finalizando la entrevista y despues de graficar en la terraza en varias oportunidades posiciones y movimientos, nos retiramos de la casa de Ivar con una primera observacion muy satisfactoria. Ahora viene un nuevo analisis sobre la informacion recopilada y material nuevo de analisis. Creemos que nos debemos una nueva visita a la casa y empezar a preguntar en el barrio en la busqueda de testigos de hace 25 años.
Todos los integrantes de Vision Ovni, saben que esta investigacion aun tiene mucho mas que develar a pesar de los años transcurridos.

Facebook Comments