APARECEN CASOS EXTRAÑOS DE MUTILACION

Mientras nos encontrabamos investigando en San Francisco, nos enteramos de la aparicion de animales que mueren con extraños orificios en la base de su craneo.
Nos costo mucho trabajo encontrar al dueño de los animales, pero la perseverancia siempre tiene recompensa. Ubicamos a Julio Garro, hermano del dueño de los animales. Nos lleva con el anticipandonos que seria muy dificil que nos contara la historia, porque no queria que se enteraran los medios, ni que se le llene de curiosos el campo. Eran las 22:00 hs. Cuando fuimos a su domicilio en el pueblo y tuvo la deferencia de atendernos.

Le prometimos no revelar la ubicacion del campo. Tampoco nos permitio grabarlo fotografiarlo o filmarlo. Accedimos a su peticion, por lo tanto nos relato los sucesos.
El fenomeno comenzo en el mes de Agosto de 2002 y se repite cada dos semanas, durando hasta el mes de marzo del 2003. Hace unas semanas (oct.2003) encontramos 8 animales, todos terneros de no mas de 3 meses. Aparecen muertos con dos huecos detras del cuello, faltante de lengua, y el hueso hioide quebrado. Se les ponian los cueros negros, como cuando mueren por asfixia. A uno de los terneros cuando lo cuereamos, despidio como un olor a polvora.
Otro de los terneros aparecio vivo con los dos huecos en la base del cuello, medio atontado, luego murio. A estos casos, si se les arrima la carroña.
Sin embargo, esto no es solo lo que sucede, los peones, han observado bolas de fuego, al menos asi las describen, con color amarillo en el centro y al rojo vivo alrededor. Hubo un caso, que habia un toro, cerca de la esta bola de fuego, y los hombres salieron desesperados a buscar palas para parar el fuego, pensando que de eso se trataba. Nunca hubo fuego y el toro desaparecio. Nunca mas lo encontramos, a pesar que fuimos a campos vecinos. En una de las vacas mutiladas, aparecio un circulo de zampa (yuyos locales) aplastados. Tambien en una fuente de agua (aguada) que habia bajado notoriamente su nivel.
Le preguntamos por la presencia de lineas de alta tension, contestando que se ubicaban a 15 km.
Estaba muy impresionado el testigo por la precision de los cortes y de los “huecos”. De los primeros, dijo que estaban hechos con precision y con un bisturi. Tambien presentaba aspecto de quemado en la zona del corte.
Mientras hablabamos, recordo otro de los casos, durante las epocas de las mutilaciones. Aparecieron tres vacas con los cortes, pero una de ellas estaba con cria, que ademas desaparecio.
Sobre la pregunta si seguian observando las luces, nos dijo enfaticamente que si y al unisono nos conto que seguian apareciendo los animales con los huecos, con la diferencia que en campos vecinos estaba sucediendo lo mismo. Pero que de eso no queria hablar.

Facebook Comments