ENCUENTRO DE UNA ENFERMERA CON UN OVNI. NOTA PERIODISTICA ENVIADA POR MARCELO CALVO.

El Sauce – Mendoza (22 de julio de 1968)Diario “Los Andes”
Mendoza – 16 de agosto de 1968
Material enviado por:
Marcelo Cristian Calvo
Guaymallen – Argentina
marcelocristian1@yahoo.com.ar

Han surgido nuevos detalles del extraño caso relatado por la enfermera Adela Casalvieri de Panassiti, de 46 años, quien se desempeña como enfermera del Hospital Neurosiquiatrico Provincial, quien dijo haber quedado paralizada por un “plato volador” que se poso en uno de los patios del establecimiento en la madrugada del lunes.

De acuerdo con fuentes responsables, el SIA (Servicio de Inteligencia de Aeronautica), la Policia Cientifica y un fisico de la Comision Nacional de Energia Atomica, han intervenido en el raro episodio para poder analizar una singular mancha encontrada sobre el pavimento “donde estuvo el OVNI”, de color plomizo que dejo un fuerte olor a azufre.

El extraño aparato

La señora de Panassiti, que fue entrevistada por un redactor de LOS ANDES en su domicilio, relato lo siguiente:

“Era la 1:30 de un lunes y yo me encontraba atendiendo a las enfermas, cuando un fuerte zumbido que me hizo doler los oidos. Luego observe un gran resplandor que venia del patio. Yo abri una puerta, creyendo que el gas de la estufa me habia producido malestar, pero con sorpresa adverti que el resplandor se hacia mas intenso y que habia cesado el ruido. Sali apresuradamente al patio, victima de una tremenda impresion y apenas traspuse la puerta, quede inmovil: Alli estaba la luz, sobre el centro del pavimento, al lado de un pimiento. El color que destellaba el aparato era rojo con intermitencias azules. Senti de pronto un ardor en el rostro y me lleve las manos a la cara para no quemarme los ojos (sufrio lesiones en el rostro). Al cabo de unos instantes volvio el ruido y vi que el aparato se elevaba, hasta perderse mientras seguia destellando una potente luz”.

La señora de Panassiti cuenta que de inmediato pudo vencer el estado de rigidez que se habia apoderado de ella y que pidio auxilio a las demas enfermeras, que se hallaban en un pabellon mas lejano: “No alcance a llegar a la puerta, porque se me vencieron las piernas y cai al suelo”. Aclaro la señora que el OVNI era de regular tamaño y que adentro “podian ir facilmente varias personas”.

La rara mancha

En el lugar donde dice la enfermera haber visto al OVNI, quedo una mancha de pequeñas proporciones (certificado por varios medicos y empleados, ademas de cientificos), color gris plomizo, que dejo un penetrante olor a azufre. El fenomeno desaparecio a los dias, pero aun hoy (segun se observo) cuando se riega el patio, solo en el sitio donde estuvo la mancha, se seca de inmediato.

La investigacion

Una fuente de absoluta responsabilidad confio a este redactor que un fisico de la Comision Nacional de Energia Atomica y un ingeniero electronico, estuvieron en el hospital con un contador Geiger para comprobar si habia o no radioactividad: Si habia. El insolito suceso solo se podra esclarecer con la investigacion que realiza la Aeronautica y la policia. El informe de los analisis estaria ya en poder del gobierno.

Asimismo se informo que la enfermera fue sometida a varios examenes y en todos se obtuvo absoluta normalidad.

Tambien se confirmo que a esa misma hora las hijas de un funcionario de gobierno, vieron en otro lugar de la ciudad una luz parecida a la descripta por la señora de Panassiti.

Facebook Comments