BORRADOR DE UN INFORME DE INVESTIGACION DEL CASO SANTA ANA (1986)

El siguiente es el texto del borrador dactilografiado del informe elaborado por el Centro Cultural Juvenil de Corrientes sobre el Caso Santa Ana (1986) en base a la investigacion que realizara en el lugar el 29 de marzo de 1986 (doce dias despues de que el hecho investigado hubiera ocurrido) y que fuera localizado junto a los dibujos que lo acompañaban, y que aqui reproducimos, entre los papeles recibidos de parte del investigador Jesus Roberto Rovere (a quien este borrador fuera originalmente entregado) por el Centro de Documentacion OVNI Corrientes. Señalemos que la presencia del Centro en Santa Ana es referida por el periodista Alfredo Meli, en su articulo “Me parecieron forasteros y ahi nomas pele mi facon” publicada en Libre Al Fin, [ed. Perfil, Buenos Aires] Año 3, Nº 116, 1-4-[19]86 pp. 52-55. El equipo de investigacion estaba constituido por Pablo Esteban Vainstein, Guillermo Horacio Oviedo, Jorge Oviedo,Sergio Eduardo Varela,Saul Morguesterens y este compilador.

Es significativa la influencia de la publicacion OVNIS Un desafio a la Ciencia evidente en el empleo para organizar el informe de la Guia del Encuestador del Grupo SOBEPS (Societe Blege d`Etude des Phenomenes Spatiaux – Sociedad Belga de Estudios de Fenomenos Espaciales) que fuera traducida por el Dr. Oscar A. Galindez, en particular la Nota II publicada en el Nº 4 Noviembre Diciembre 1974, pp.13-16.

Los dibujos que acompañan el informe fueron realizados para el mismo por Guillermo H. Oviedo. En la transcripcion se han corregido errores ortograficos. Los numeros entre corchetes señalan la foja a que corresponde el texto.

CENTRO CULTURAL JUVENIL DE CORRIENTES
TRABAJO DE INVESTIGACION
CASO: RITO MELGAREJO (SANTA ANA)
AÑO 1986

Lo que se relata a continuacion es un producto de la investigacion realizada debido a los hechos ocurridos el dia 17 de marzo del año en curso en la Localidad de Santa Ana de los Guacaras donde al parecer se ha producido un contacto con el fenomeno O.V.N.I..
El estudio que aun no concluyo (resta el analisis de algunas muestras de tierras, pastos, etc.) fue hecho siguiendo el sistema investigativo del SOBEPS (Sociedad Belga de Estudio de Fenomenos Espaciales), a traves de su conocido manual del encuestador el cual esta considerado como uno de los mejores metodos de estudio del fenomeno a nivel mundial.

El testigo y el medio
El testigo es el señor Rito Melgarejo, argentino, de 42 años de edad, casado, y con cuatro hijos, de profesion agricultor, el domicilio de Melgarejo se halla a 3,5 km. Aproximadamente siguiendo el camino que pasa frente a la Iglesia del lugar; Melgarejo no ha cursado estudios ni presto el Servicio Militar, lo primero demuestra que al ser analfabeto no tiene mayor posibilidades de acceder a literatura sobre el fenomeno O.V.N.I. o imformaciones de diarios y revistas que traten el mismo tema o similares y lo segundo no indica que al no haber prestado servicio en las Fuerzas Armadas no pudo adquirir nociones elementales de balistica.

Localizacion del fenomeno
El incidente que nos ocupa se produjo entre las 01,30 a 02,00 hrs. Del lunes 17 de marzo del corriente año.

Localizacion en el espacio
Ocurrio el hecho en un campo fiscal en las cercanias de la Localidad de Santa Ana, departamento de San Cosme (Pcia de Corrientes), para poder acceder al lugar se debe concurrir a la casa del testigo quedando el sitio del incidente a unos mil metros de su domicilio. La longitud y la latitud del lugar donde se manifesto el fenomeno es de 58º 21`50,2“ long punto oeste y 27º 272`62“ lat punto sur aproximadamente.

Naturaleza del lugar
La observacion del fenomeno se produjo a campo abierto en un terreno con profusion de hondonadas pudiendo observarse entre otras cosas que no hay obstaculos naturales o artificiales que hayan podido generar la observacion (la casa de Melgarejo es la vivienda mas proxima y no es visible desde el lugar, pese a que se halla a solo mil metros). La naturaleza de la superficie se caracteriza por la tierra apta para el cultivo de la caña de azucar, la presencia de fuentes de agua (lagunas) y las hondonadas, en las cuales se acumula agua la llover formando, por algun tiempo, pequeñas lagunas.

El sitio se halla a 65 mts. sobre el nivel del mar, en las cercanias se encuentran tendidos de lineas de media tension; siendo posible observar parte de ellos a una distancia de unos 800 mts. Del lugar del incidente (Advertencia: llamamos lugar del incidente a la hondonada en que se halla la huella circular dejada por el fenomeno y en el que ocurrieron los hechos que estudiamos), en los alrededores hay ausencia de industria a excepcion del Ingenio Correntino que actualmente se halla cerrado.

Es de destacar qye existe un corredor aereo proximo al sitio debido a la presencia cercana (en linea recta 14 kn. aprox.) del aeropuerto internacional Dr. Priragine Niveiro (ex Camba Punta).

Condiciones de la observacion
La posicion del testigo: En el momento de ocurrir los hechos el testigo que se desplazaba a pie se encontraba sol y se dirigia a su domicilio (hacia el sur este) cuando su atencion fue atraida por una luz que bajaba sobre el horizonte, la que se hallaba en direccion este, detras de un monte, a una distancia aprox. De 800 a 1000 mts.

Estado del testigo
En las dos horas anteriores el sr. Melgarejo no habia comido absolutamente nada, solo se habia dedicado a observar una partida de truco en un bar cercano al ingenio Correntino, se debe hacer notar que el testigo habia ingerido bebida alcoholica en las horas precedentes, la misma consistio en una botella de vino “Termidor” de un litro, la cual bebio en compañia de su suegro (en la oportunidad de ser interrogado, el testigo manifesto que habia bebido poco), despues de ocurrido este hecho bebio una botella de gaseosa (Coca-Cola); cabe agregar que el testigo no habia dormido en horas anteriores al hecho. El señor Melgarejo no padece defectos auditivos, su vision es relativamente buena, ya que no logra distinguir los objetos que se encuentran a 400 o 500 mts. Aproximadamente, a esa distancia divisa los colores, pero no los objetos. Durante esta investigacion se observo que distingue perfectamente los objetos que se encuentran a 50 o 60 mtrs. c/luz de dia, se pude declarar que el estado del sr. Melgarejo en el momento de la observacion era bueno.

Condiciones meteorologicas
El testigo afirma que el cielo estaba en estado cubierto, mas bien tormentoso pero con vientos de poca velocidad, la noche era fresca, con llovizna muy fina segun nos dijo.
Consultado al Servicio Meteorologico Nacional dependiente de la Fuerza Aerea Argentina que funciona en el aeropuerto Piragini Niveiro (Ex Camba Punta), nos precisaron los siguientes datos respecto del dia 17 de marzo, a las 22 hs. vientos del sector sudeste a 10 km/h, visibilidad 5 km., cielo cubierto, temperatura 20º, humedad 28%, plafon: nimbistratos a 1.200 mts. de altura y estratus 50/20 p 50.
Con respecto al dia 18 de marzo a las 6 hrs, vientos del sector noreste a 40 km/h, buena visibilidad, cielo cubierto, relampagos del sector noreste, temperatura 22º, humedad 44%, presion atmosferica 748 mil., plafon a 150 mts.

Naturaleza del suelo
La observacion tuvo lugar durante la noche, pero al hallarse cubierto el cielo, no fue posible indicar mayores datos.

Otras condiciones materiales de la observacion
La observacion fue hecha a ojo desnudo, no fue dificultada por ningun obstaculo, era noche cerrada y las condiciones climaticas imperante fue la misma durante todo el incidente.

Comportamiento del fenomeno
La observacion se produjo en el momento que el Sr. Melgarejo se dirigia a su domicilio procedente de un bar cercano como ya se ha mencionado.
Para un mejor estudio del tema el relato del incidente ha sido dividido en cinco etapas a saber: A-B-C-D-y E.
A) En determinado momento su atencion es llamada por una luz que se desplaza a baja altura sobre el horizonte, mas alla de un pequeño monte situado a 800 mts., el tetigo no se detiene pues supone que se trataria de un avion o de algo similar, no le da al hecho mayor importancia.
B) Sin embargo la luz se aproxima aumentando su intensidad, el testigo es alumbrado por un haz de luz que le permite ver su propia sombra proyectada en el suelo, se siente preocupado, pero sigue caminando con pasos rapidos.
C) Luego, como seguia siendo iluminado, se detiene a observar, pero la potente luminosidad lo enceguece, el testigo al sentir esta molestia se refriega los ojos e intenta ver nuevamente mientras sigue caminando.

D) El testigo escucha sus espaldas un ruido que presumiblemente es provocado por el aterrizaje del fenomeno (el interrogado compara el ruido con el que provoca un pato al levantar vuelo desde el agua), de inmediato observa que la luz desaparece lo que trae por consecuencia el oscurecimiento del lugar; mira con mucha atencion y se da cuenta que algo se ha posado en medio de la hondonada por el transitada (ver dibujo Nº 1), en breves instantes ve que del costado del fenomeno sale una figura antropomorfica (ver dibujo Nº 2) de aproximadamente 1m. de altura, al cual no distingue rasgos faciales. EL Sr. Megarejo siente temor y observa que desde la puerta de la presumible nave, otro hombrecillo lo mira, Mlegarejo sigue atemorizado el desenlace de la accion, el primer hombrecito mencionado trata de tomar contacto con el testigo a traves de dos gestos, que nuestro relator interpreta como pedido de acercamiento (el primero) y como mostrando el lugar (segundo), Melgarejo supuso
que este ultimo gesto se referia a la ciudad de corrientes (cave aclarar que el pequeño ser hacia señas con las dos manos formando un circulo), por lo que responde al humanoide que ella se encontraba mas alla indicando la direccion con su brazo, segun el testimonio del testigo, el cual se encontraba atemorizado, el extraño ser proferia murmullos inentendibles pero de escasa intensidad, Melgarejo sigue su camino tocandose la cintura en busca de un elemento para su defensa en caso de peligro, sin encontrar elemento alguno.
El otro ser no se mueve del al lado del objeto que se habia posado.
El testigo sigue su camino dando la espalda a la presumible nave, al poco tiempo escucha un ruido similar al escuchado en principio, por lo tanto el despegue no fue observado.
E) Melgarejo detiene su marcha unos metros mas adelante para observar nuevamente y distingue al objeto que se desplaza a una altura considerable y se aleja paulatinamente, pero sin luz (no la tenia desde el momento que se poso sobre la superficie de la tierra) en una direccion norte; es de notar que el señor Melgarejo, pese a la frecuencia con que transita el lugar a esas horas por poco se equivoca de camino para regresar a su casa, luego de ocurrido el hecho. La unica explicacion es que al encontrarse en un estado temeroso, haya perdido el sentido de ubicacion.

Al llegar a su hogar comenta lo sucedido a su familia, la cual no le cree en lo mas minimo, mas tarde le relata lo ocurrido a un amigo, este se dirige al lugar que declara Melgarejo y al encontrar un circulo de pasto chamuscado de diametro considerable cree en lo que su vecino le habia relatado.
El vecino de Melgarejo se llama Felipe Sosa y su hermana, la señora Antonia Sosa fue la encargada de dar a conocer el hecho a la prensa de esta capital.
Los pastos fueron chamuscados bajo el agua que se habia acumulado en la hondonada debido a las persistentes lluvias caidas en esos dias.
Este es el relato de lo ocurrido el dia lunes 17 de marzo en las proximidades de la Localidad de Santa Ana, esta tomado de las declaraciones de Rito Melgarejo y de nuestro estudio in-situ.

Importante
1) El testigo observo algo que llamo su atencion en el objeto que aterrizo, para el era una especie de helice debido a que experimentaba un movimiento rotatorio aunque no pudo precisar mayores detalles (ver dibujo Nº 3).

2) Hasta el momento del aterrizaje del objeto el testigo escucha un ruido semejante al de un avion, pero mas suave.

Fenomenos secundarios durante la observacion
Cuando el humanoide se aproximo al Sr. Melgarejo, este sintio un fuerte calambre en sus pantorrillas, las cuales se seguian manifestando hasta el interrogatorio que tuvo lugar el dia 29 de marzo. Con posterioridad al hecho el testigo sintio un intenso dolor de cabeza, que perduro una semana, despues el señor Melgarejo nos dijo que esos sintomas no eran frecuentes en el, antes de lo ocurrido.
Por nuestra parte, consideramos que atribuir estos sintomas como producto del fenomeno, bastante aventurado, pus no existen evidencias concretas.
Dentro del radio donde se poso el objeto, se encontro un anguila que no presentaba estado de descomposicion, la misma media 30 cm. De largo y su aspecto era el mismo que el de un animal disecado, lamentablemente este animal no fue recogido por los periodistas que dieron a conocer el caso y que sostiene lo antedicho.
El dia del interrogatorio al testigo, encontramos unas vertebras que presumiblemente son del anguila mencionada.
Es posible que haya otros testigos que observaron el fenomeno, por el momento se esta tratando de localizarlos.

Aterrizaje
No se puede agregar por el momento nada mas, pero seguimos realizando el correspondiente estudio de la huella dejada por el objeto y las evidencias fisicas que se encuentran en ella.
Lo que se observa en la huella mencionada esta un poco deteriorado por las intensas lluvias caidas. Se divisan: cuatro huellas grandes, de 4 cm. de profundidad dentro de una circunferencia de 10 x 10 mts. de diametro, cubierto por pasto chamuscado bajo agua (ver dibujo Nº 4).
Las pruebas realizadas no detectaron alteraciones magneticas.

Ocupantes
Solamente se puede agregar que el testigo comparo a los humanoides con criaturas de 6 años de edad, de un metro 20 cm de altura, cabeza desproporcionada con relacion al cuerpo, los rasgos de la cara no fueron divisados.
En ningun momento demostraron actitud hostil contra el testigo.

Observaciones
Pese a que el testigo ha escuchado informaciones sobre el Cometa Halley por un medio de comunicacion social (radio), creemos que eso no pudo haber influenciado de una manera decisiva, el testimonio del testigo, al cual consideramos fiable, es avalado por las evidencias fisicas encontradas en el lugar (Circulo de pasto seco, huellas uniformes), ademas, en el lugar se hallan dos constantes ovnis como ser la presencia de fuentes de agua y los tendidos de la red de energia de media tension.
Evidentemente el caso Rito Melgarejo, se suma a otros casos de distintos lugares del mundo, que por el momento nadie lo puede explicar.-

En caso de ser necesario algunas aclaraciones comunicarse con el Centro Cultural Juvenil de Corrientes, cuya sede se encuentra ubicada en bolivar 1755, de la Ciudad de Corrientes en la Capital de la Provincia, teniendo por codigo postal el nº 3400 y por Telefono el 64106.

Equipo investigativo
Andres Oscar Salvador
Pablo Esteban Vainstein
Guillermo Horacio Oviedo
Jorge Oviedo
Sergio Eduardo Varela
Saul Morguesterens”

ISOMORFISMO DE LOS HUMANOIDES DEL CASO SANTA ANA (1986) CON SERES MITOLoGICOS DE LA CULTURA CRIOLLA DEL LITORAL ARGENTINO

Hechos del Caso Santa Ana. El lunes 17 de marzo de 1986, en las inmediaciones de la localidad de Santa Ana en la Provincia de Corrientes (Argentina) se habria producido un encuentro cercano del tercer tipo = EC3 (Hynek, 1979: 37-38) del que fuera protagonista el Sr. Rito Melgarejo (entonces de 42 años). El caso fue investigado por el periodista Francisco Villagran[1] quien recoge el siguiente testimonio de Melgarejo:

“Efectivamente, el pasado lunes 17, luego de la mucha lluvia que habia caido, yo volvia de jugar a las cartas con unos amigos a eso de las 2 de la madrugada, cuando veo una luz muy potente que me ilumina totalmente, tanto, que puedo ver perfectamente mi sombra reflejada en el piso.
Era un objeto muy luminoso, que se me vino practicamente encima y se paro sobre el suelo, a unos 10 metros de distancia mas o menos. Hacia frio, pero en ese momento se me paso todo, y luego vi dos seres pequeños, que tendrian la altura de un niño de 6 o 7 años, que salieron rapidamente del aparato. Uno de ellos me hizo unas señas y me hablo en un idioma que para mi era incomprensible. No era castellano, hablaba muy rapido. Me hizo con las manos unas señas como de algo en forma de circulo, pero yo le dije que no entendia nada ni queria saber nada, me di media vuelta, y trate de volver a mi casa rapido. Al parecer estos seres volvieron a su aparato y se fueron porque cuando yo me di vuelta otra vez, ya no estaban ni tampoco su nave, la que se perdio rapidamente en el cielo, hasta hacerse muy chiquita. Yo no lo mire mucho porque tenia un poco de temor, de que me lleven y despues no me traigan mas. Tenian una especie de uniforme negro ajustado al cuerpo, y eran como nosotros, los seres humanos, nada mas que chiquititos. Yo le calculo que tendrian un metro a un metro 10 mas o menos. Bajaron de golpe en el agua, por que habia llovido mucho. Despues de eso, anduve unas horas perdido en el campo, porque me desoriente y no pude ubicar como volver. Me quedo un fuerte dolor de cabeza que hasta ahora no me pasa, y si sigo asi, voy a tener que ir a un medico para que me cure” (Villagran, 1986d: 32-33).

Isomorfismo entre los humanoides del caso Santa Ana y seres mitologicos de la cultura criolla del litoral argentino. A fin de establecer el isomorfismo entre los humanoides del caso Santa Ana y los seres mitologicos de la cultura que informa el imaginario social del lugar en que se produce el incidente[2] y su presupuesto universo simbolico, examinamos previamente, atentos a la localizacion geografica del caso, tanto la mitologia de la cultura Mbya-Guarani como la propia de la cultura criolla del litoral argentino.

Para ello nos servimos del catalogo presentado por Adolfo Colombres (2008), quien registra para estas dos culturas un total de ochenta y nueve seres mitologicos, centrando nuestro analisis por sus caracteristicas fenomenologicas [Morfologicas (Estatura), de comportamiento (horario), ambientales (rurales) y culturales (vestimenta)[3]], en cuatro de ellos pertenecientes a la cultura criolla: Negros del Agua, Pombero, Y-Pora y Yasi Yatere.

El isomorfismo entre los humanoides del caso Santa Ana (en adelante CSA)[4] y las figuras miticas indicadas (en adelante FM), sera establecida, atendiendo a una de las tricotomias del signo propuestas por Charles S. Pierce y conforme lo hace Martha Blache (1982: 44):

1. Nivel Iconico = como se percibe sensorialmente a la figura mitica: CSA: Se describe que los humanoides “eran como nosotros, los seres humanos, nada mas que chiquititos”, “seres pequeños, que tendrian la altura de un niño de 6 o 7 años”, “Yo le calculo que tendrian un metro a un metro 10 mas o menos”, “tenian pelo negro y cortado como colimbas” (Meli, 1986: 54), “Tenian una especie de uniforme negro ajustado al cuerpo”[5]. FM: Los Negros del Agua son llamados por su tamaño “Negritos del Agua” y “son enteramente negros y calvos” (Colombres, 2009: 72); suele describirse al Pombero como “petiso” o como “un enano fornido” y “negro”( Colombres, 2009: 119); el Y-Pora toma “casi siempre la forma de un negro” (Colombres, 2009: 187) ; el Yasi-Yatere se presenta como un “enano” (Colombres, 2009: 102).

2. Nivel indicial = como expresa su actuar: CSA: “Bajaron de golpe en el agua”, “Uno de ellos me hizo unas señas y me hablo en un idioma que para mi era incomprensible. No era castellano, hablaba muy rapido. Me hizo con las manos unas señas como de algo en forma de circulo, pero yo le dije que no entendia nada ni queria saber nada, me di media vuelta, y trate de volver a mi casa rapido”[6]. FM: A los Negros del Agua se “los ve con frecuencia emerger de una laguna” (Colombres, 2009: 72); el Y-Pora “se aparece en rios, arroyos y lagunas” (Colombres, 2009: 187); el Yasi-Yatere puede actuar “en un arroyo” (Colombres, 2009: 102) y se señala que habla (Colombres, 2009: 104).

3. Nivel simbolico = como la valoriza el informante: CSA: “Yo no lo mire mucho porque tenia un poco de temor, de que me lleven y despues no me traigan mas”. FM: En general las figuras miticas examinadas despiertan temor y se los asocia a la idea de rapto, asi los Negros del Agua “ahogan a los niños” o “a los navegantes, tumbando sus canoas” (Colombres, 2009: 72); el Pombero “si encuentra niños (…) carga con ellos, para abandonarlos luego lejos de su casa” o “les chupa la sangre hasta matarlos, y los cuelga luego de un arbol” (Colombres, 2009: 119); el Y-Pora “se lleva a los niños… y asecha tambien a las doncellas, a las que suele raptar para satisfacer sus deseos sexuales (Colombres, 2009: 187); el Yasi-Yatere rapta niños o “los ahoga en un arroyo”, “secuestra muchachas.. para satisfacer sus apetitos sexuales (Colombres, 2009: 102) .

La noche y el estado del tiempo. Es de interes atender al contexto temporal, ya que el CSA ocurre de noche “a eso de las 2 de la madrugada”, y la oscuridad es un actante que coadyuva a la percepcion de las FM examinadas (Blache, 1982: 52): los Negros del Agua, tumban las canoas de los navegantes “en las noches de luna” (Colombres, 2009: 72); a los niños, el Pombero “puede secuestrarlos en la noche” (Colombres, 2009: 119) y si “se habla de el por las noches, es preciso hacerlo en voz baja para no ofenderlo” (Colombres, 2009: 120), “es necesario (…) ofrendarle de noche” (Ambrosetti, 1947: 52); el Yasi-Yatere sale “a menudo tambien de noche, sobre todo en las de luna llena” (Colombres, 2009: 102). Segun el testigo “mucha lluvia (…) habia caido (…) Bajaron de golpe en el agua, por que habia llovido mucho”, ahora bien, un actante coadyuvante de la percepcion del Pombero es “una situacion climatica inestable o el cambio repentino del tiempo” (Blache, 1982: 52).

Efectos posteriores al encuentro. El testigo relata que tras el encuentro “anduve unas horas perdido en el campo, porque me desoriente y no pude ubicar como volver. Me quedo un fuerte dolor de cabeza que hasta ahora no me pasa”, precisamente en relacion a esto se cuenta que los niños capturados por el Pombero a veces son abandonados “lejos de su casa… atontados” (Colombres, 2009: 119). Señalemos que la idea de extravio se asocia segun Juan B. Ambrosetti al Petey nombre dado a una FM que se identifica con la Caa-Pora (Ambrosetti, 1947: 47-48).

A modo de conclusion. Si bien el CSA presenta notas distintivas (el testigo dice observar un “objeto muy luminoso” = “aparato” = “nave”), en orden al isomorfismo entre los humanoides y las FM, se advierten en el relato al menos cuatro topicos recurrentes en la mitologia de la cultura criolla del litoral argentino: 1) seres antropomorfos (“eran como nosotros, los seres humanos”); 2) de baja estatura (“tendrian un metro a un metro 10 mas o menos”; 3) color negro (“uniforme negro”), y 4) que despiertan temor (“tenia un poco de temor”).

Bibliografia

Ambrosetti, Juan B. 1947:
Supersticiones y Leyendas.
Buenos Aires, ed. Pingüino-Lautaro, 1947.

Ballester Olmos, Vicente J. y Fernandez Peris, Juan A. 1987:
Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIS.
Esplugues de Llobregat (Barcelona), ed. Plaza & Janes, 1987.

Blache, Martha 1982:
Estructuras del miedo.
Buenos Aires, ed. Plus Ultra, 1982.

Colombres, Adolfo 2008:
Seres mitologicos argentinos.
Buenos Aires, ed. Colihue, 2008.

Colombres, Adolfo 2009:
Seres sobrenaturales de la cultura popular argentina.
Buenos Aires, ed. del Sol, 2009.

Durrant, Henry 1978:
Humanoides extraterrestres.
Buenos Aires, ed. Javier Vergara, trad. cast. de Ariel Bignami, 1978

Hynek, J. Allen 1979:
El informe Hynek.
Buenos Aires, ed. Javier Vergara, trad. cast. de Ariel Bignami, 1979.

Meichtry, Norma 1987:
Corrientes: el paisaje y el hombre.
en Todo es Historia, Capitulo 6, Buenos Aires, febrero de 1987.

Meli, Alfredo 1986:
“Me parecieron forasteros y ahi nomas pele mi facon”.
en Libre Al Fin, [ed. Perfil, Buenos Aires] Año 3, Nº 116, 1-4-[19]86 pp. 52-55.

Villagran, Francisco 1986a:
Encuentro del Tercer Tipo en Santa Ana.
en El Litoral, Corrientes, lunes 24 de marzo de 1986, p.13.

Villagran, Francisco 1986b:
Analisis y conclusiones de un “encuentro del tercer tipo”.
en El Litoral, Corrientes, martes 25 de marzo de 1986, p.4.

Villagran, Francisco 1986c:
“Don Rito estuvo con los ET”.
en Libre Al Fin, [ed. Perfil, Buenos Aires] Año 3, Nº 116, 1-4-[19]86, p. 54.

Villagran, Francisco 1986d:
Descenso y contacto en Santa Ana (Corrientes).
en Cuarta Dimension, nº 142, Julio 1986, pp. 32-33.

ANDReS SALVADOR Es Abogado y Profesor de Ciencias Juridicas. Se interesa en el Pensamiento simbolico y en el contexto de su perdida social y sus consecuencias; asimismo se ha dedicado al estudio de la persistencia del pensamiento mitologico y su relacion con el fenomeno OVNI. Es administrador del blog OVNIS en Corrientes www.ovnisencorrientes.blogspot.com.ar/ que presenta notas e informacion sobre el fenomeno y su manifestacion en el ambito de esa Provincia. Es responsable del Cafe Ufologico de Corrientes, miembro de la Acadèmie d’Ufologie de Francia y de la Comision de Estudio del Fenomeno Ovni de la Republica Argentina – CEFORA, asi como Director Nacional del Capitulo de la Mutual UFO Network – MUFON en Argentina. Esta dedicado a la elaboracion de un catalogo de los casos registrados documentalmente en la Provincia de Corrientes entre 1947 y 2001.

[1] Villagran publica una serie de articulos sobre el asunto en el diario El Litoral de Corrientes (Villagran, 1986a y 1986b), y en la revista especializada Cuarta Dimension (Villgran, 1986d), asi como una nota en la revista Libre Al Fin que acompaña a un articulo de Alfredo Meli (Villagran, 1986c).

[2] El caso ocurre en las cercanias de la localidad de Santa Ana de los Guacaras o Huacaras o Santa Ana, que se encuentra ubicada en el departamento San Cosme, a unos 20 kilometros de la capital de Corrientes, de forma que el escenario del EC3 se localiza desde el punto de vista paisajistico en la unidad fisiogeografica denominada Triangulo de la Capital (Meichtry, 1987: 5 y 8), dentro de la llamada frontera inicial de la expansion Correntina (siglo XVI) (Meichtry, 1987: 4 y 6), habiendo sido originariamente una reduccion de indios no nativos del lugar. Al momento del incidente el Departamento San Cosme se encuentra en un contexto de crecimiento de poblacion en continuo retroceso (Meichtry, 1987: 16-17), con una densidad de 12,0 a 15,9 hab./km2 (1980) (Meichtry, 1987: 19).

[3] En esto hemos atendido en general a las variables indicadas por Ballester Olmos y Fernandez Peris (1987: 20-22) para el examen de un caso.

[4] Seguimos el relato del testigo conforme lo recoge Villagran en 1986d salvo indicacion en contrario.

[5] A titulo de ilustracion, señalemos que en un caso frances clasico de observacion de Humanoides, sobre el que nos informa Henry Durrant, ocurrido en Cussac (Cantal), el 22 de agosto de 1967 (10.30 horas, hora local), en el que “se describe la presencia de pequeños seres y de una maquina” (Durrant, 1978: 34), se presenta a los primeros en los siguientes terminos: “Aunque la estatura de los desconocidos se situaba entre 1 metro y 1,20, nuestros dos testigos comprendieron que no estaban frente a niños como ellos, sino frente a lo que luego denominaron “Hombrecitos negros” (…) Sus cuerpos parecian recubiertos con un ropaje negro, ajustado, algo similar al de un buceador” (Durrant, 1978: 36).

[6] Sobre el habla de los Humanoides vease La Comunicacion en Durrant, 1978: 186-191, particularmente los casos en que el idioma uranio [termino empleado por Durrant sin referencia ninguna a cualquier origen preciso (p. 12)] fue totalmente incomprensible para el testigo en p. 188.

Facebook Comments