APARICION DE EXTRAÑAS HUELLAS. INFORME DE GUILLERMO DANIEL GIMENEZ.

Necochea – Buenos Aires (Febrero de 1988)Guillermo Daniel Gimenez
Necochea – Argentina
gdgneco@yahoo.com

Nos ubicamos en la ciudad de Necochea, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Estacion: Verano de 1988.

Sus playas amplisimas, denominadas del “suave declive” (colmadas ya de turistas), que ademas de sus atractivos naturales, ofrece todas las ventajas de una importante ciudad turistica para los miles de turistas que acuden – año tras año – a esta.

Solo algunas noticias de avistajes de OVNI procedian desde la provincia de Cordoba.

Todo seguia su cauce normal hasta el mes de febrero en que es descubierto un extraño circulo rodeado de hongos en una residencia particular situada frente al Parque Miguel Lillo.

Los hechos

El Señor Basilio Lichowski, de 63 años de edad, descubre en el jardin de su casa de verano un extraño circulo de un metro y medio de diametro, cubierto de hongos en sus bordes recien florecidos, donde en su interior el cesped se encontraba mucho mas oscuro y crecido que de costumbre.

Es el jueves 4 de febrero de 1988.

Comenta que como todas las mañanas al levantarse sale al jardin, “y lo primero que me sorprendio fue ver hongos a esta altura del año. Nunca habia ocurrido algo igual y arranque uno para mostrarselo a mi esposa, quien me hizo ver lo extraño de todo esto”.

Hay que destacar el perfecto trazado del circulo, que en palabras del propio Lichowski es “como si estuviera hecho con un compas”.

El matrimonio de sexagenarios que desde hace mas de 17 años veranean en Necochea, no niegan ni afirman que sean las huellas de un OVNI.

Consultados sobre si habian escuchado algun ruido, aseguraron que, “no escuchamos ningun ruido extraño en la noche, ni sucedio nada que nos llamara la atencion”.

Pero aqui no terminarian los hechos, ya que una semana despues de descubierto el mismo, otros extraños circulos pero de mayor tamaño son encontrados en otro punto de la ciudad.

Tambien en la Sociedad Rural

Los jovenes German Exequiel y Pedro Enrique Dencheff, junto a Claudio Massa, se encontraban jugando en el estadio que la Sociedad Rural de Necochea posee en la Avenida 59 y calle 106, cuando el primero de ellos descubre un hongo que le llamo poderosamente la atencion por sus dimensiones y atraido por la curiosidad y al no poder creer lo que estaba viendo, da aviso a su hermano Pedro y su amigo Claudio.

Pedro Dencheff señalo que “casi de inmediato me di cuenta que formaban un circulo”.

El mismo tiene un diametro aproximado a los 5 metros, pero esto no es todo, ya que a su alrededor existen otros circulos de menor tamaño que este (aprox. 4 metros).

Los seis circulos descubiertos el jueves 11 de febrero de 1988 en el estadio de la Sociedad Rural tienen caracteristicas similares, en todos los casos el pasto es mucho mas oscuro que el del resto del predio, lugares estos donde estan los hongos.

En ambos episodios – Villa Balnearia y Sociedad Rural – se presentan caracteristicas muy similares.

Solo algunos testigos informan por esas fechas de la visualizacion de “luces extrañas en los cielos” y en el incidente de la Villa Balnearia encontramos a una testigo (vecina de la familia Lichowski) que visualiza esa noche no solamente al OVNI sino tambien ve la presencia de 2 seres (incidente investigado por quien esto escribe y denominado: “El Caso Amelia, Contacto en Necochea”).

Pocos dias despues, numerosas personas verian como un OVNI se introducia en el mar, en la vecina ciudad de Miramar.

Podemos citar como analisis comparado el incidente tambien ocurrido en Necochea, mas precisamente en el Aero Club General Necochea cuando el piloto Carlos Alberto Martinez descubre el 9 de noviembre de 1968 en un costado de la pista, un anillo circular de 6 metros de diametro, estando la tierra como calcinada y con la existencia de 8 hongos, que pasaron en 7 horas de 14 cm a 27 cm de diametro, alcanzando uno de ellos 81 cm de diametro por 22 cm de altura.

En los estudios llevados a cabo en estos incidentes aparentemente no existieron aterrizajes sino que los aparatos han quedado suspendidos a una altura determinada, produciendo alguna clase de energia o a traves de un haz luminico que facilito la fructificacion de los mismos.

Quedan alli los extraños circulos como nuevas evidencias de las huellas dejadas por los OVNI en los sucesos del mes de febrero de 1988 en la ciudad de Necochea (Buenos Aires, Argentina), ciudad que ya nos tiene acostumbrado a la constante “visita” OVNI.

Facebook Comments