QUE OCURRE EN LA PAMPA? (2 PARTE)

Gaceta OVNI
Una noche, alrededor de las doce, comenzaron a aullar los perros desesperadamente y a pedir acceso al chozo, temblorosos, mientras el nochero bufaba y corria alrededor de la estaca con tanta violencia que, despues de vueltas y tirones en seco, rompio el lazo y huyo lejos. Curruqueo y su familia, aterrorizados por el suceso, vieron por las rendijas, a corta distancia, una bola de fuego que giraba en torno a algo. Muertos de miedo, oraron ante un Cristo de la abuela y trancaron con todos los medios las miseras aberturas del hogar precario.¨ ¨Pegado con la nariz a la ventanilla de rama, vio luego Curruqueo, para su consuelo, que la bola, despues de escudriñar los aledaños de su morada, comenzo a rodar lentamente hacia el norte y subio la cuesta de la barda, desapareciendo en la cima¨. Asi cuenta ¨La Bola¨ , relato del Libro Hualicho Mapu, de Enrique Stieben, describiendo un supuesto acontecimiento a una familia que vivia pobremente en un llano proximo al arroyo Puelen, en La Pampa, la misma zona donde hoy los relatos de Ovnis ocupan importantes espacios en medios de difusion. ¿Cuento? ¿Leyenda? El relato parece un testimonio de los cientos que hemos escuchado en estos ultimos dos años de relevamiento del Oeste Pampeano, los mismos paisajes, las mismas circunstancias…el mismo fenomeno. La colonizacion del Oeste de La Pampa es mucho menos antigua que la de los pueblos del centro y norte del pais. Hasta alli la conquista del desierto corrio a los malones Ranqueles y los obligo a asentarse casi con caracter de confinamiento en lo que es hoy la Colonia Emilio Mitre. Ranqueles y Mapuches dominaron toda la region hasta la colonizacion, luego su historia es de sometimiento, pobreza y olvido. Sin embargo la disparidad entre las culturas nativas y las dominantes se entrelazaron con el tiempo en historias comunes, y las nuevas generaciones aborigenes fueron integrandose o buscando nuevos horizontes en pueblos y ciudades con posibilidades de progreso. Hoy la lucha por mantener las tradiciones y la lengua ranquel se extinguen con los ultimos alientos de vida de sus mas antiguos miembros. Pero el lazo que une tantas historias diferentes y tantos destinos son, para nosotros, aquellos viejos relatos y leyendas que se mantuvieron vigentes tras los años, desde los antiguos pobladores hasta nuestros dias. Las ¨luces malas¨, como en el caso del relato precedente, son comunes a todos los pobladores de la region. La ¨luz¨ es eminentemente local, ha sobrevivido con una fuerza superior a la trasnculturizacion, a las religiones impuestas y a la agonia de las comunidades nativas ¿ por que?.

ANCHUMALLEN

Aqui, a esta playita del Chiñuraco, baja Anchumallen al agua, de vez en vez, en dias calurosos, cuando todo es quietud en torno…¨ ¨De noche su cuerpo es de luz palida como la del sol…Por eso la llaman Anchumallen, o Anchu, cariñosamente, las muchachas enamoradas. De dia, parece de cristal. No vuela como los pajaros, aleteando. Se desliza flotando por sobre plantas y caminantes, sentandose de trecho en trecho en la huella, para mirar sonriente a los que pasan, con sus ojillos de rubi, dos puntas de fuego que iluminan su preciosa carita redonda.¨ La leyenda dice que Anchu tuvo la desgracia de enamorase de un cristiano, traicionando las tradiciones mas antiguas de la tribu, por lo que un potente maleficio de los hechiceros le dio un castigo tremendo. Al querer escapar con su amado ¨Algo sobrenatural habiase interpuesto entre ellos y su destino. Una como centella abatio el entorno con poderosa lumbre y un gran estrepito, de cuyo centro emergio en una aureola, el gran chivo de la cueva que ya vieran. En veloz carrera llego a ellos envolviendolos indefensos en su quemante esplendor, de cuya esfera fue despedida Anchu por los aires, a lo largo del valle, sobre el cual seguiria flotando apenada hasta el fin del tiempo, convertida en mujer luz, hermosa e intocable.¨ El intento por rescatar las ricas tradiciones y valores culturales de los indios de la zona y sus mas viejos pobladores ha llevado a que escritores, recopiladores, antropologos y estudiosos, por cuenta propia o con iniciativas academicas, trajeran a la superficie los elementos mas importantes de esas creencias. Podemos ver que en las tradiciones se hace evidente la influencia de los colonos a traves de la incorporacion en las leyendas de tipicos fantasmas europeos, pero a medida que las decadas pasan las tradiciones y relatos demuestran el poder unico que las referencias a estas entidades luminosas tienen sobre la poblacion. No es raro encontrar las mismas descripciones en el pasado que en el presente. La descripcion que hallamos en ¨La Bola¨ puede tomarse como la sintesis del movimiento registrado por unos extraños fenomenos recientes en el oeste pampeano. El ¨andar extraño¨, la conducta de la luz, su forma y proporcion guardan una relacion pasmosa y precisa con los casos registrados en los ultimos años en la misma zona. El Anchumallen, segun los relatos mas recientes, ha sido visto por varios pobladores como una luz parpadeante, palida, que se desliza serenamente por el desierto y suele llegar a estar muy cerca del caminante. ¨tiene la cara de un conejo, parecido, con dos dientes raros que le salen de una boca luminosa. Es chiquito y sus ojos brillan como dos brazas candentes mientras hace un chillido agudo¨. Algunos testigos sostienen que dos ojos brillantes, o dos brazas encendidas, suelen moverse por el campo, y no son ojos de animales. Fabula o no los relatos se multiplican aun en personas no locales que transitan casualmente por la region y dicen ser testigos de estas apariciones: ¨y me agarro cuando iba caminando, y me agarre una mala sangre a la cabeza. Era luz y se prendia y se apagaba. Parecia una nenita chiquitita, tiene dos dientes de luz. Y se apagaba y se alumbraba…¨ Un fenomeno historico. Cuando se habla de un fenomeno historico como el de las luces se asiste a la acumulacion de historias y experiencias que guardan un patron facilmente observable al investigador. Si comparamos la leyenda en su contexto de cuento o relato costumbrista veremos una similitud importante respecto de los testimonios actuales. Es obvio que tratamos con fenomenos fisicos inusuales y atemporales para los que muchos estudiosos han establecido diferentes causas en base a la terminante evidencia en relevamientos y analisis casuistico. Debemos añadir que fenomenica similar a la de La Pampa es posible encontrar en todo el planeta, pero acompañada de abundantes filmaciones, fotografias y mediciones con instrumentos. Mucho de ese estudio se orienta a establecer una razon del tipo geologico igualmente desconocida para la ciencia, sin embargo la arista insalvable, la pauta que se refleja en la tradicion y las experiencias recientes es no ya la luz como fenomeno fisico sino su muy sugestivo comportamiento. En los relatos se da un caracter de entidad a toda manifestacion luminica, eso conlleva a la creencia de una voluntad propia, una fuerza o inteligencia que tiñe a la luz de un comportamiento medido, inteligente… Esta apreciacion todavia es muy resistida pues se prefiere aislar al fenomeno del componente ¨conducta¨ya que si no se conoce su causa u origen, dificilmente se puede aceptar que sea identidad o mecanismo de voluntad alguna. Se acepta que las tradiciones emergentes de la convivencia con estos fenomenos tienen una raiz concreta debido a la abundante evidencia de su existencia, pero, asi como se ha asumido esto, tambien debamos empezar a considerar el otro aspecto, el mas molesto, el de la presencia de una voluntad. Las luces escudriñan, siguen, persiguen, parecen contemplar, incluso de prever la accion humana. No seria muy importante si esta fuera la apreciacion de unos cuantos. La inmensa mayoria tiene la poderosa conviccion de estar frente a ¨algo vivo¨. ¨Aca en el pueblo no ve nada, porque aca vemos muchas luces, pero la otra no la vemos. Si he visto yo! Muchas veces voy al campo, por eso veo luces, lejos por el camino, y es roja.¨ ¨Se corria para atras. Si parece que supiera la luz que la persona va. A lo mejor te ataja adelante, te sale de atras.¨

MUCHOS LAS HAN VISTO

La presencia de las luces y su relacion con las personas ha sido detectada por muchos grupos religiosos que en tiempos pasados realizaron tareas de evangelizacion. Los protestantes tomaron contacto con los pobladores y los hicieron devotos del evangelio tratando de atacar el problema del pensamiento magico, el curanderismo y las costumbres tradicionales. Sin embargo no fue solamente un trabajo sobre meras creencias, la luz era vista por todos, incluso por los evangelizadores, para lo cual instaron a tomar esos fenomenos como productos del demonio, alimentando la creencia que la sola vision de la luz era maligna y podria traer graves consecuencias que iban desde el simple extravio hasta la locura o la enfermedad. Algo de esas ideas ya eran patrimonio de los grupos nativos puesto que sus ¨machis¨o o curanderas solian tener rezos y curas para atacar las terribles consecuencias de un encuentro con el ¨cherrube¨ o ¨Cherrufe¨. Con el tiempo los pobladores locales han desmitificado esas creencias enormemente pues reconocen que las luces son inofensivas, incluso, como nos dijera el Cacique Carlos Campu ¨las bolas de fuego se acercan a uno si se tiene el coraje suficiente¨. De todo ello se desprende que el mote de ¨entidad viva¨ no es caprichoso, la conducta de los fenomenos luminosos es reconocida bajo todo concepto. A veces eligen periodos de tiempo y puntos geograficos para manifestarse. Tambien tienen horas predilectas y trechos de camino que parecen escudriñar a la espera de un incauto, la ruta 10 es un vivo ejemplo tras las inumerables persecuciones registradas alli en estos ultimos años. Pero.. ¿Porque?

EN BUSCA DE RESPUESTAS

Es dificil imaginar un fenomeno tan antiguo como inteligente. Bajo nuestros patrones de comprension lo esquivo del fenomeno alentaria a suponer que si bien existen son meros productos de energias y fuerzas naturales desconocidas, pero el limite que separa a los fenomenos naturales de los ¨inteligentes¨ no esta tan desdibujado ni se ensombrece por la creencia magica de los pobladores de la region. Cuando las luces persiguen un vehiculo lo hacen de una manera evidente, lo mismo los seguimientos a los de a pie. Que fuerza desconocida es capaz de provocar que una esfera, durante 3 horas sea capaz de pararse frente a una puerta y aterrorizar a sus ocupantes? ¿ Que extraño magnetismo y sincronicidad puede aparentar una reaccion del fenomeno ante el temor del testigo, ante su avance o retroceso? ¿ Como es posible que parezcan jugar, esquivar disparos de escopeta, responder a señales de luces de autos, camiones o reflectores, enviando flashes tantas veces como señales se les hace? Estas preguntas no nacen de la tradicion sino de casos relevados que llevan apenas unos meses de ocurrido, y no hablamos de personas que viven en la zona sino de cazadores que vienen desde lejos a realizar su deporte, de camioneros que cruzan La Pampa llevando cargas comerciales, de policias, etc.

LUCES-OVNIS

Nada mas determinante en este cuadro que la relacion existente entre los fenomenos luminosos y los Ovnis. De hecho comparten no solo el mismo terreno sino las mismas conductas. Si tuvieramos frente nuestro una lista de conductas extrañas de fenomenos diversos -desconocidos por la ciencia, o rechazados por ella- veriamos que las conductas de los objetos voladores no identificados y las ¨luces malas¨ guardan un parecido extraordinario. Y no solo eso, suelen compartir los mismos eventos combinandose en observaciones de gran envergadura. Enorme cantidad de veces esferas multicolores, brillantes, palidas u opacas han sido vistas interactuar con objetos definidos, con discos y cilindros, con ¨trenes luminosos¨ y otra cantidad de formas. Que llamemos Ovnis a las esferas de luz no solo es acertado sino que importante para la comprension del estudio y de datos de un fenomeno difundido en toda la faz de la Tierra. No importa que estas esferas no vuelen por el cielo y prefieran ser rastreras, su inconfundible estructura y comportamiento demuestra, por lo menos para nosotros, que hay un lazo comun, un parentesco cercano con esos otros objetos que tambien han sido vistos en La Pampa. Si son simplemente luces de la tierra, y aun hacen lo que hacen, vamos a tener que cambiar fundamentalmente nuestras apreciaciones de la naturaleza fisica de las cosas. Por el momento seguiremos trabajando en ese factor que un grupo desprecia y todos relatan: la posible muestra de ¨voluntad propia¨ en las luces del desierto. Tal vez estemos enormemente equivocados, pero mas importante seria que estuvieramos en lo correcto

Facebook Comments